Compartir

Ganglios inflamados en la axila: causas y tratamiento

 
Por Dra. Gennesis González, Médico. 20 agosto 2019
Ganglios inflamados en la axila: causas y tratamiento

Los ganglios linfáticos actúan fundamentalmente como filtros o defensas encargados de atrapar todas las posibles causas de enfermedades en nuestro organismo, por lo que se encuentran ubicados en forma de red y repartidos en todo nuestro cuerpo conformando el sistema linfático.

La inflamación de los ganglios linfáticos responde en la mayoría de los casos a un cuadro de infección viral o bacteriana y, en menor proporción, a la presencia de cáncer en alguna parte del cuerpo, situación que llevaría a los glóbulos blancos a tratar de defender al cuerpo humano. Médicamente esto se conoce como linfadenitis o adenopatía y el tratamiento dependerá de la causa a tratar. Los que se ubican en las axilas son fáciles de palpar o tocar, ya que generalmente mantienen un tamaño estable, salvo cuando se enfrentan a cuadros infecciosos, en los cuales aumentan de tamaño. Si quieres saber más acerca de este tema, te invitamos a que continúes leyendo este artículo de ONsalus acerca de ganglios inflamados en la axila: causas y tratamiento.

También te puede interesar: Axilas inflamadas: causas y tratamiento

Ganglios inflamados en las axilas: causas

Los ganglios linfáticos son un grupo celular con forma de frijol conformado por linfocitos y macrófagos (células que filtran al agente invasor y los destruyen). Tal y como hemos explicado en la introducción, estos se encuentran distribuidos en todo el cuerpo, siendo los más notables tras su inflamación los ubicados en el cuello, ingle, debajo del mentón y las axilas, por lo que también es probable padecer ganglios inflamados en la ingle o ganglios inflamados en el cuello.

En su mayoría, la inflamación de los ganglios linfáticos son autolimitadas al tratarse de una afección benigna; en pocos casos se trata de causas graves. El numero de ganglios en las axilas varía individualmente, pero oscilan entre 20 y 40 ganglios.

Ganglios inflamados en la axila: causas principales

El proceso inflamatorio de los ganglios axilares gira entorno a procesos infecciosos de cualquier tipo, esto incluye:

  • Enfermedades virales: tales como la parotiditis, la varicela o lechina, el sarampión, la rubeola o la mononucleosis, también conocida como la enfermedad del beso producida por el virus del Epstein Barr.
  • Enfermedades bacterianas: como la enfermedad de Lyme, producida por las garrapatas.
  • Efectos adversos medicamentosos: especialmente tras la administración de anticonvulsivantes.
  • Efectos secundarios de vacunas: principalmente contra la rubeola, la parotiditis y el sarampión.
  • Enfermedades de trasmisión sexual: como la sífilis o el VPH (Virus del papiloma humano).
  • Otitis: se trata de un proceso infeccioso-inflamatorio del oído externo, medio o interno cuya manifestación clínica inicia con dolor y sensibilidad en el oído, fiebre, e inflamación de los ganglios linfáticos cervicales, submentonianos y axilares.
  • Faringitis: es una infección viral o bacteriana en la garganta que genera inflamación y dolor en la misma hasta incluso para deglutir o tragar. Además, puede manifestar sequedad, dolor de cabeza, inflamación de ganglios linfáticos cervicales y axilares.
  • Sinusitis: se trata de un proceso infeccioso-inflamatorio de los senos paranasales causado por bacterias, virus, hongos o procesos alérgicos.

Gánglios linfáticos inflamados en la axila: otras causas

Otras causas menos frecuentes pero igual de plausibles de tener un bulto en la axila son:

  • Causas menores: la inflamación de las axilas también puede deberse a un resfriado común, al dengue, el zika, una neumonía o una bronquitis.
  • Causas cutáneas: dentro de las causas asociadas a la inflamación ganglionar axilar, podemos incluir las que son ocasionadas por procesos inflamatorios propios de la piel, ya sea tras una herida después del rasurado, por inflamación de folículos pilosos, celulitis, lipoma, quistes sebáceos, accesos de piel, abscesos dentales o reacciones adversas a material extraño por implantes mamarios.
  • Problemas graves: en casos graves, la presencia de ganglios inflamados en las axilas puede relacionarse con la existencia de un linfoma de Hodking o no Hodking, así como un cáncer de mama, leucemia o el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).
Ganglios inflamados en la axila: causas y tratamiento - Ganglios inflamados en las axilas: causas

Ganglios axilares inflamados: síntomas graves

Además de la inflamación propia de los ganglios ubicados en la región axilar, cada una de las causas suele venir acompañada con una serie de síntomas asociados. Sin embargo, a lo que más debemos prestar atención es a las señales de alarma que nos indican que debemos acudir al médico de inmediato:

  • Fiebre que no cesa con antipiréticos.
  • Sudoración intensa.
  • Pérdida de peso sin otra causa aparente.
  • Ganglios que no disminuyen de tamaño al transcurrir los días.
  • Aumento de la temperatura en la región del ganglio.
  • Dolor intenso.
  • Contorno del ganglio irregular.
  • Ganglio palpable duro.
  • Piel rojiza o eritematosa.

Aquí te dejamos más información sobre las Axilas inflamadas: causas y tratamiento.

Ganglios inflamados en las axilas: dudas frecuentes

A continuación, dejamos una serie de dudas frecuentes sobre este tema.

¿Qué pasa cuando un ganglio se inflama y duele?

La inflamación de los ganglios de las axilas no tiene por qué suponer un problema grave. No obstante, en ocasiones sí que puede conllevar a un problema mayor, como por ejemplo la formación de abscesos, es decir, la acumulación de pus en el interior del área ganglionar con contenido bacteriano.

¿Cuánto tarda en desaparecer la inflamación de los ganglios?

La respuesta a esta duda dependerá de la causa inicial y el tratamiento que haya cumplido, probablemente permanezcan visibles y palpables durante unas 2 semanas o 1 mes.

¿El tamaño del ganglio axilar es importante?

En el caso de la región axilar, el tamaño del ganglio será relevante si supera 1 cm de diámetro, a diferencia de la ingle, en donde el tamaño puede ser de incluso 2 centímetros y no representa alguna afección de salud.

¿Un bulto en la axila doloroso es grave?

No siempre hay relación entre el dolor del ganglio inflamado y la afección a tratar, por lo que por sí solo no puede considerarse un criterio de gravedad.

¿Es grave que el ganglio de la axila sea duro?

Sí, generalmente un ganglio blando se relaciona con una infección leve. Sin embargo, si el ganglio está duro, podríamos estar ante un cáncer.

¿A mayor edad, mayor malignidad?

No es un método discrepante, pero sí existe una ligera relación entre a mayor edad, mayor prevalencia de enfermedades graves.

¿Todos los síntomas son importantes?

Sí, así es, la manifestación de todos los síntomas son importantes al momento del diagnóstico de cualquier afección maligna.

Tratamiento para los ganglios inflamados en las axilas

No hay un tratamiento definido para la inflamación de los ganglios axilares, lo que se debe tratar en realidad es la causa que ocasione la adenopatía. No obstante, en caso de tratarse de una infección viral, la inflamación desaparecerá sola. En casos más graves, el médico nos mandará realizar las pruebas necesarias con tal de diagnosticar el problema y, así, proceder con el tratamiento adecuado. En líneas generales, el tratamiento para los bultos en las axilas será:

  • Reposo físico: es importante tratar de no realizar grandes esfuerzos físicos, así como no llevar ropa muy ajustada para evitar dolor en las axilas inflamadas.
  • Abundante hidratación: una correcta hidratación ayudará a mejorar el sistema linfático.
  • Antibióticos: solo en caso de tratarse de una infección bacteriana, en cuyo caso el médico recetará los antibióticos necesarios.
  • Analgésicos: en caso de que exista dolor.
  • Antiinflamatorios: solo si el médico los recomienda para aliviar la sensibilidad local.
  • Remedios naturales: algunos remedios caseros, como el té de eucalipto, son útiles para desinflamar los ganglios linfáticos.

Siempre será necesario buscar el origen o la causa de la inflamación del ganglio, indistintamente de la ubicación. El médico será el indicado en decidir el tratamiento dependiendo del diagnóstico que haya dado tras la evaluación pertinente.

Ganglios inflamados en la axila: causas y tratamiento - Tratamiento para los ganglios inflamados en las axilas

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ganglios inflamados en la axila: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema inmunitario.

Bibliografía
  • Estudio del paciente con adentopatías periféricas, de Jaime García Aguado (2010). Asociación Española de Pediatria en Atención Primaria. Disponible en: https://www.aepap.org/sites/default/files/adenopatias.pdf

Escribir comentario sobre Ganglios inflamados en la axila: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Ganglios inflamados en la axila: causas y tratamiento
1 de 3
Ganglios inflamados en la axila: causas y tratamiento

Volver arriba