Compartir

Ganglios en el cuello inflamados: causas y tratamiento

Por Alba San Hipólito Bermejo. Actualizado: 27 febrero 2018
Ganglios en el cuello inflamados: causas y tratamiento

Los ganglios linfáticos son órganos del sistema inmune que protegen al organismo de infecciones y partículas extrañas. Actúan como filtros antes de que afecten a otras partes del organismo. Tienen forma de bola y se encuentran por todo el cuerpo. Cuando hay algún tipo de infección los ganglios reaccionan y su respuesta se manifiesta mediante la inflamación. Normalmente la inflamación de los ganglios se produce en el cuello, debajo del mentón, en las axilas o en la ingle. En este artículo de ONsalus hablaremos concretamente de los ganglios en el cuello inflamados, sus causas y tratamiento. Además, te contamos cuándo debes acudir al médico y qué sucede si los ganglios no se tratan.

Cuándo consultar al médico

En muchas ocasiones los ganglios inflamados en el cuello vuelven a su estado natural por si solos cuando la infección es menor y desaparece. No obstante, debes prestar especial atención y acudir al médico cuanto antes en los siguientes casos:

  • Si los ganglios inflamados han aparecido repentinamente y sin causa aparente.
  • Cuando se agrandan o permanecen por un tiempo de dos a cuatro semanas.
  • Si son duros o de tacto como de goma. También debes acudir al médico si no se mueven cuando los presionas.
  • Si están acompañados de fiebre persistente, sudoración o pérdidas de peso.
Ganglios en el cuello inflamados: causas y tratamiento - Cuándo consultar al médico

Ganglios en el cuello inflamados: causas

La causa más común de los ganglios inflamados en el cuello es una infección de tipo viral, es decir, lo que conocemos como resfriado común. Cuando este aparece los ganglios reaccionan ante el virus o cuerpo extraño y se hinchan provocando que se noten mucho más en el cuello. Además, pueden causar dolor de garganta.

Sin embargo, no es el único tipo de infección que puede causar los ganglios inflamados.

Entre las infecciones más frecuentes que cursan con ganglios inflamados del cuello están:

  • Faringitis estreptocócica, también conocida como amigdalitis estreptocócica. Es una infección de estreptococos que cursa con fiebre, dolor de garganta y ganglios inflamados.
  • Sarampión.
  • Infecciones del oído.
  • Infecciones en los dientes.
  • Mononucleosis: una infección que puede dar lugar a ganglios inflamados además de fiebre y dolor de garganta.
  • Infecciones en la piel.
  • VIH, o virus de la inmunodeficiencia humana, virus que causa la enfermedad del SIDA.

Hay otras infecciones que también pueden causar ganglios inflamados, aunque son menos frecuentes. Por ejemplo:

  • Tuberculosis.
  • Algunas infecciones de transmisión sexual (ETS) como la sífilis.
  • Toxoplasmosis: es una infección de parásitos que puede aparecer al comer carne poco cocinada. Se tiene especial cuidado durante el embarazo.
  • Fiebre por arañazo de gato: se trata de un tipo de infección bacteriana que suele aparecer como consecuencia del arañazo o mordedura de este animal.

Además de las infecciones también hay trastornos del sistema inmunitario que pueden provocar la inflamación de los ganglios en el cuello como el lupus o la artritis reumatoide.

También pueden notarse los ganglios más inflamados por el cáncer. En este caso más que una inflamación, que también podría ser, se trataría más bien de la enfermedad que o bien está en esa zona o se ha expandido. En el caso del cáncer podría ser:

  • Un linfoma, es decir, un cáncer que ocurre en el sistema linfático.
  • Leucemia. Es el cáncer del tejido que forma la sangre en el cuerpo y esto incluye la médula ósea y el sistema linfático.
  • Podría tratarse de una metástasis, es decir, otro tipo de cáncer que se ha expandido a otras partes del cuerpo.

Complicaciones de los ganglios linfáticos inflamados

Como hemos visto, cando se trata de un resfriado común los ganglios inflamados suelen desinflamarse por sí solos. Sin embargo, si esto no ocurre y la infección no se trata se podrían dar algunas complicaciones como:

Que se forme un absceso, lo que se trata de una acumulación de pus localizada. El pus tiene fluidos, glóbulos blancos, tejido muerto y bacterias, además de otros cuerpos extraños para el organismo, por lo que debe ser tratado con antibióticos y drenarse.

Infección del torrente sanguíneo

Cuando la infección es bacteriana puede progresar y derivar en una sepsis, una infección muy grave que puede afectar al torrente sanguíneo. En este caso hay que tratarlo con urgencia ya que una sepsis puede conducir a un fallo orgánico e incluso provocar la muerte. Suele tratarse mediante antibióticos por vía intravenosa y requiere hospitalización. Para saber si se trata de una sepsis hay que prestar atención a sus síntomas, como pueden ser:

  • Escalofríos.
  • Fiebre o temperatura muy baja.
  • Confusión.
  • Delirio.
  • Latidos del corazón rápidos.
  • Mareos.
Ganglios en el cuello inflamados: causas y tratamiento - Complicaciones de los ganglios linfáticos inflamados

Ganglios en el cuello inflamados: tratamiento

Los ganglios linfáticos del cuello inflamados no tienen un tratamiento específico debido a que lo que se debe tratar es la infección que los está provocando. Si se trata de una infección bacteriana se tratará con antibióticos, mientras que una viral desaparece por sí sola sin necesidad de administrar ningún fármaco. Por eso, cuando se trata de un resfriado no se suele tratar con medicamentos, aunque se pueden administrar analgésicos para tratar los síntomas.

Sin embargo, cuando los ganglios son dolorosos hay algunos consejos que puedes seguir para aliviarlo en la medida de lo posible:

  • Aplica calor en la zona: utiliza un paño empapado en agua tibia y bien escurrido.
  • Analgésicos para el dolor: cuando se trate de un resfriado es probable que ya los estés tomando. Si no, puedes utilizar analgésicos para aliviar tanto el dolor como la fiebre.
  • Descansa: a veces lo mejor para recuperarse por completo es descansar adecuadamente. Cuando se trata de una infección viral el descanso puede ayudar a una recuperación más rápida y por lo tanto los ganglios volverán a su estado natural más deprisa.

No obstante, como hemos dicho antes cuando los ganglios perduren más de lo normal o sigan creciendo es mejor acudir a un médico cuanto antes.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ganglios en el cuello inflamados: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema inmunitario.

Escribir comentario sobre Ganglios en el cuello inflamados: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Teresita de Jesús
Tengo un protito en la ingle poco dolor
Y no c mueve
Puede ser un ganglio y porque???
Gracias de antemano

Ganglios en el cuello inflamados: causas y tratamiento
1 de 3
Ganglios en el cuello inflamados: causas y tratamiento

Volver arriba