Compartir

Cuidados después de una operación de cálculos renales

Por Melanie Re. 28 mayo 2018
Cuidados después de una operación de cálculos renales

Existen numerosos trastornos que afectan considerablemente a nuestra salud y algunos de ellos son mucho más frecuentes que otros. Una de las alteraciones más comunes es la que se conoce como cálculos renales, es decir, la presencia de una o varias masas sólidas formadas por pequeños cristales en el uréter o el riñón. Se trata de una patología que puede ser hereditaria en algunos casos y es bastante habitual en bebés que nacen de forma prematura, sin embargo, existen diversos tipos de cálculos renales y la causa dependerá del tipo del mismo.

Este trastorno puede tratarse de varios modos dependiendo la complejidad y el caso de cada paciente. A pesar de esto, la forma más efectiva y utilizada para eliminarlos por completo es a través de un proceso quirúrgico que, si bien no conlleva grandes riesgos, como en toda cirugía se necesita tener ciertas precauciones.

Si eres un paciente con esta alteración y el tratamiento escogido es sacar estas piedras en un quirófano, te aconsejamos que leas el siguiente artículo de ONsalus para que te enteres de todos los cuidados después de una operación de cálculos renales.

Precauciones antes de la operación de piedras en los riñones

Los cuidados de una operación de cálculos renales no comienzan solo después de la misma, por lo que existen ciertas precauciones a tener en cuenta antes de someterse a este tratamiento quirúrgico. Uno de los mayores cambios que se debe realizar antes de la operación es alejarse del tabaco todas aquellas personas que fumen. Así mismo, quienes cuentan con sobrepeso y deben someterse a la cirugía para eliminar los cálculos renales, es importante intentar bajar algunos kilos antes de que se realice este tipo de tratamiento.

Es indispensable que el paciente tenga pleno conocimiento de su estado de salud general para asegurarle al profesional que no sufre problemas en la presión sanguínea, el corazón y los pulmones. En caso de que exista alguna alteración, es posible que se necesite realizar un tratamiento para estos trastornos para lograr tenerlos bajo control y luego someterse a la operación de las piedras en el riñón.

Si bien la operación para quitar los cálculos renales no es compleja, es importante acudir con un profesional de confianza y a un centro donde cuenten con todos los elementos necesarios para realizar el proceso. Es indispensable que el cirujano sepa sobre el estado de salud en general y si el paciente es alérgico a algún medicamento en especial.

Cuidados después de una operación de cálculos renales - Precauciones antes de la operación de piedras en los riñones

Cuidados y recuperación después de la operación de piedras en el riñón

Es posible que durante las primeras 24 horas después del salir del quirófano, el paciente se sienta débil, como si todavía estuviese enfermo, pero eso cambiará pronto. En algunos casos, será necesario que los profesionales administren ciertos medicamentos para controlar cualquier síntoma que le pueda generar malestar al paciente.

En algunas ocasiones, es posible que la persona recién operada necesite tener un tubo en la incisión para que se drene cualquier acumulación de sangre o de otras secreciones que sean provocadas por la misma herida; sin embargo, esto suele ser retirado entre los dos y tres días o cuando los fluidos se detengan.

Al mismo tiempo, es posible que la persona se sienta torpe, lenta y se encuentre olvidadiza durante las primeras 24 horas después del tratamiento, ya que la anestesia general podría provocar estos efectos. Si bien se pueden sentir ciertas molestias con el movimiento, no es común que se manifieste un dolor intenso, sin embargo, las enfermeras estarán pendientes de cualquier sintomatología que presente el paciente después de la cirugía.

Después de la operación de cálculos renales, la persona deberá portar una cánula ubicada en el uréter para su correcta recuperación. Se trata de un tubo que sirve para expulsar la orina mientras se sana todo el sistema urinario. Esto puede ser bastante molesto para ciertas personas, pero dicho tubo es removido en solo uno o dos días. Después de esto, el paciente podrá orinar normalmente, sin embargo, en caso de que esto no sea así, es indispensable acudir nuevamente al especialista.

Existen diversos tipos de cirugías para tratar los cálculos renales que dependerá de la complejidad de cada caso. Es por esto que las operaciones más invasivas requieren de más tiempo de recuperación que aquellas personas que solo han atravesado una cirugía leve. Los pacientes que se sometieron a una cirugía ureteroscopia pueden sentirse completamente recuperados en muy pocos días. Esto es diferente con quienes se someten a una nefrolitotomía percutánea, ya que el tiempo para su recuperación es alrededor de dos semanas.

Durante el tiempo indicado por el cirujano, es indispensable que el paciente siga sus instrucciones de forma rigurosa, no solo para acelerar el tiempo de recuperación, sino para lograr que la misma sea completa y no aparezca ninguna sintomatología.

Algunos riesgos de la operación de cálculos renales

Aunque actualmente la cirugía de cálculos renales es considerada como de bajo riesgo, estos siempre se deben tomar en consideración y el especialista tiene que hablarle de ellos al paciente. La presencia de una u otra complicación puede depender de varios factores, entre ellos, la predisposición de la persona y su estado de salud en general, el grado y dimensión de los cálculos renales y realizar la intervención por personal médico capacitado. Dentro de los posibles riesgos por operar las piedras en el riñón, se encuentran:

  • Efectos secundarios por la anestesia, como confusión, mareo y vómito.
  • Hemorragia durante o después de la operación.
  • Perforación del uréter durante la cirugía.
  • Hematuria, es decir, hay presencia de sangre en la orina.
  • Infección.
  • Desprendimiento parcial o completo del uréter del riñón.
  • Dolor en la zona de la incisión, aunque suele desaparecer con el tiempo.
  • Estrechez del conducto uretral, esto a causa de inflamación o por el tejido cicatrizante.
Cuidados después de una operación de cálculos renales - Algunos riesgos de la operación de cálculos renales

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados después de una operación de cálculos renales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Riñones y sistema urinario.

Escribir comentario sobre Cuidados después de una operación de cálculos renales

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Margarita
Consulta si yo me operó con laser por un calculo al riñon cuanto tiempo de reposo necesito despues o no es necesario

Cuidados después de una operación de cálculos renales
1 de 3
Cuidados después de una operación de cálculos renales

Volver arriba