Compartir

Benzonatato: para qué sirve, dosis y efectos secundarios

 
Benzonatato: para qué sirve, dosis y efectos secundarios

El bezonatato es un fármaco anestésico que actúa tanto si se aplica localmente como si es ingerido. La principal funcón del bezonatato es generar efecto adormecedor sobre la tos y así aliviarla. Debe usarse con precaución y solamente en casos indicados por un profesional, ya que su modo de actuar no es de ninguna manera inocuo. Por otro lado, hay casos en los cuales no debe usarse.

Si quieres conocer el benzonatato: para qué sirve, las dosis y efectos secundarios, continúa leyendo este artículo de ONsalus, que contiene información importante si estás pensando en usar este fármaco.

Para qué sirve el benzonatato

El benzonatato es un anestésico local, es decir, disminuye la sensibilidad de la zona donde es aplicado localmente y pertenece a la misma familia de otro anestésico más conocido: la procaína. Es importante decir que su uso más extendido es como inhibidor de la tos, ya que desencadena diferentes reacciones que bloquean este reflejo, entre ellos:

  • Actúa sobre receptores nerviosos presentes en el sistema respiratorio (acción sobre el sistema nervioso periférico).
  • Inhibe el reflejo de la tos directamente en la médula espinal, donde tiene lugar su producción (acción sobre el sistema nervioso central).

Benzonatato para la tos

El benzonatato es usado en diferentes enfermedades en las cuales se desea suprimir la tos pero, de ninguna manera cura la causa que produce la tos, solo tapa el síntoma.

El consumo de benzonatato puede ser contraproducente cuando los pulmones necesitan limpiarse de sustancias nocivas o cuando el moco presente en ellos debe eliminarse, con lo cual si se bloquea este reflejo tan importante como la tos puede estarse complicando la evolución del cuadro.

El benzonatato, por lo tanto, no debe usarse en casos de tos con secreciones.

Otros usos del benzonatato

También se ha considerado útil para evitar el uso de antitusivos narcóticos como la codeína, que por otro lado tienen efectos menos prolongados que el benzonatato.

Se usa a menudo en enfermedades crónicas como:

  • Tumores de la vía respiratoria.
  • Enfisema.
  • Asma.
  • Neumoconiosis.
  • Pleuritis.

Como anestésico local también se ha reportado su uso para el tratamiento de úlceras orales graves.

De igual manera, se utiliza para el tratamiento del hipo que no responde a la terapia inicial, es decir, casos refractarios de hipo.

Dosis del benzonatato

Tras ingerir el benzonatato, este fármaco hace efecto a los 20 minutos y puede durar hasta 8 horas.

Dosis de benzonatato por vía oral

La dosis indicada frecuentemente por vía oral es:

  • En adultos: Se recomienda 100 mg cada 8 horas. La dosis máxima es de hasta 600 mg por día, pero no es recomendable.
  • En niños: Sólo se recomienda su uso en mayores de 12 años, en cuyo caso la cantidad a administrar es la misma que en adultos.

Las perlas no deben masticarse si se quiere evitar un adormecimiento en la boca y la garganta, los cuales pueden producirse también si parte de la medicación se disuelve en la boca. Otra posible reacción en caso de masticar la píldora es que se produzcan reacciones más graves, tales como:

  • Espasmo de laringe.
  • Broncoespasmo.
  • Fallo cardiovascular.

Estas reacciones se han detectado en personas alérgicas o de mayor sensibilidad.

Dosis de benzonatato por vía rectal

Existe también una vía de aplicación rectal, la cual se suministra mediante supositorios. Las dosis vía rectal son:

  • En adultos: 50 mg o 100 mg cada 8 horas.
  • En niños mayores de 12 años: 50 mg cada 8 horas.

Aplicación directa de benzonatato

Para mejorar el dolor en los casos de lesiones ulcerosas de la boca puede usarse directamente parte del contenido de las perlas sobre las lesiones de la cavidad oral. Ese efecto también puede retrasarse unos minutos y tendrá aproximadamente la misma duración que en el caso de ingerir el fármaco, es decir de unas 8 horas.

Debe ser realizado con mucho cuidado e indicado por un profesional, ya que las posibles complicaciones de dicha práctica están latentes. Si las úlceras no se curan en 2 semanas, si empeora su aspecto o tienes alguna duda, debes consultar a tu médico/a de confianza.

Es importante aclarar que si una dosis es olvidada puede tomarse otra lo antes posible pero, si se acerca el horario de la siguiente toma es preferible evitarla, ya que de ninguna manera deben tomarse dos dosis juntas. Una sobredosis puede resultar en un cuadro muy severo.

Efectos secundarios del benzonatato

Las reacciones adversas más frecuentes del benzonatato son:

  • Mareos.
  • Dolores de cabeza
  • Adormecimiento de boca y garganta.
  • Problemas de gastrointestinales como estreñimiento, dolor abdominal, náuseas y vómitos.
  • Inflamación a nivel nasal.
  • Erupciones cutáneas, picazón.
  • Somnolencia.
  • Sedación.

Si la dosis se duplicara podría aparecer, por el contrario, estimulación del sistema nervioso central, causando:

  • Temblores.
  • Irritabilidad.
  • Convulsiones.

Si sufres algunos de estos efectos secundarios, es importante que contactes con tu médico.

Contraindicaciones del benzonatato

El benzonatato no debería ser utilizado en ninguno de los siguientes casos:

  • Niños menores de 6 años.
  • Embarazadas.
  • Mujeres en periodo de lactancia.
  • Alergia o hipersensibilidad conocida a esta medicación o similares (otros anestésicos como la procaína o parecidos).
  • Enfermedades neurológicas en las cuales inhibir la tos pudiera desencadenar aspiraciones de saliva, líquidos o alimentos.
  • Personas que usen medicación depresora del sistema nervioso.
  • Consumo de alcohol.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Benzonatato: para qué sirve, dosis y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Bibliografía
  • Bishop-Freeman SC, Shonsey EM, Friederich LW, Beuhler MC, Winecker RE. Benzonatate Toxicity: Nothing to Cough At. J Anal Toxicol. 2017;41(5):461‐463. doi:10.1093/jat/bkx021
  • McLawhorn MW, Goulding MR, Gill RK, Michele TM. Analysis of benzonatate overdoses among adults and children from 1969-2010 by the United States Food and Drug Administration. Pharmacotherapy. 2013;33(1):38‐43. doi:10.1002/phar.1153

Danesh M, Murase JE. Use of a nonnarcotic antitussive for severe, treatment-resistant oral ulcers. J Am Acad Dermatol. 2015;72(6):e159. doi:10.1016/j.jaad.2015.02.1102

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Benzonatato: para qué sirve, dosis y efectos secundarios
Benzonatato: para qué sirve, dosis y efectos secundarios

Volver arriba