Compartir

Citología vaginal: qué es y para qué sirve

Por Ingrid Cruz, Auxiliar de farmacia. 24 febrero 2016
Citología vaginal: qué es y para qué sirve

La citología vaginal, también conocida como prueba de Papanicolaou, se realiza para diagnosticar el cáncer de cuello uterino, asociado generalmente a infecciones por el virus del papiloma humano (VPH), una enfermedad que es transmitida a través del contacto sexual. Este examen consiste en raspar células de esta área para que luego sean observadas en el microscopio y saber si existe algún indicio de cáncer u otros problemas. En ONsalus te explicamos qué es y para qué sirve la citología vaginal

Qué es y para qué sirve

La citología vaginal es una prueba diagnóstico que se realiza con la finalidad de examinar las células del cuello uterino, el cual es la parte más angosta del útero. El objetivo es la detección temprana del cáncer de cuello uterino o de lesiones que puedan ocasionar problemas graves a largo plazo, generalmente causados por VPH, ya que este puede alterar la estructura de la célula y transformarlas en células malignas.

Esta prueba puede causar molestias e incomodidad en la mayoría de las mujeres y es posible que haya un ligero sangrado después de realizar el examen. Para hacer el Papanicolaou debes acostarte sobre una camilla y colocar tus piernas en estribos, el médico introducirá un instrumento llamado espéculo para lograr una mayor abertura vaginal y poder observar el cuello del útero. Con una espátula muy pequeña se realiza el raspado en la parte interna y externa del cuello uterino y estás muestras son enviadas al laboratorio para su posterior evaluación.

Con qué frecuencia debo hacerme una citología

El cáncer de cuello uterino puede detectarse a tiempo si se realizan visitas ginecológicas cada año. Esta prueba se realiza a partir de los 21 años de edad y la frecuencia con la que debes hacerte una citología vaginal es:

  • Realiza una citología vaginal cada 3 años.
  • Si eres mayor de 30 años y ha sido descartado el VPH puedes hacer una prueba de Papanicolaou cada 5 años.
  • A partir de los 65 años puedes dejar de realizarte la citología vaginal, si has tenido tres resultados negativos en los últimos 10 años.
  • Si has tenido una histerectomía, es posible que no sea necesario realizar este examen.
Citología vaginal: qué es y para qué sirve - Con qué frecuencia debo hacerme una citología

Preparación para la citología vaginal

Hay que destacar que este examen es totalmente ambulatorio, debe realizarse en un centro sanitario y es llevado a cabo por un médico o el personal de enfermería. Los aspectos que debes tener en cuenta antes de hacerte una citología vaginal son:

  • Informa a tu médico sobre los medicamentos que tomas, si es el caso.
  • No tomes duchas vaginales dentro de las 24 horas anteriores al examen.
  • Tener relaciones sexuales.
  • No uses tampones.
  • No programes la citología vaginal si tienes la menstruación, ya que la sangre podría alterar los resultados.
  • Hazle saber al médico si eres alérgica al látex.
  • Orina antes de hacerte el examen.
  • En caso de que creas que estás embarazada, consulta con tu médico, generalmente las citologías se realizan, pero con una pequeña variación.

Resultados de una citología vaginal

Los resultados anormales de una citología se puede ver reflejados de la siguiente manera:

  • ASCUS: significa que hay células que presentan cambios que no están muy claros y que generalmente desaparecen sin tratamiento, en caso de que estos cambios empeoren, estos deben ser tratados.
  • Lesión intraepitelial de bajo grado o SIL: al igual que el anterior no requiere tratamiento, sin embargo hay que tener un monitoreo frecuente, en caso de que estas células se vuelvan malignas.
  • Lesión intraepitelial de bajo grado: indica que hay células anormalmente grandes con grandes probabilidades de evolucionar en cáncer. No desaparece de forma espontánea, como en los casos anteriores, y es necesario un estudio más completo y tratamiento.
  • Carcicoma de células escamosas: quiere decir que hay células cancerígenas.

Si tu examen ha dado resultados anormales, tu médico te indicará si debes hacerte otra citología vaginal o si realizarán pruebas más detalladas como una biopsia.

Citología vaginal: qué es y para qué sirve - Resultados de una citología vaginal

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Citología vaginal: qué es y para qué sirve, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Escribir comentario sobre Citología vaginal: qué es y para qué sirve

¿Qué te ha parecido el artículo?

Citología vaginal: qué es y para qué sirve
1 de 3
Citología vaginal: qué es y para qué sirve

Volver arriba