Compartir

Colestasis: síntomas, tratamiento y consecuencias

Por Jorge Andrés Caraballo, Odontólogo. 2 mayo 2017
Colestasis: síntomas, tratamiento y consecuencias

Nuestro hígado es un órgano de suma importancia para nuestro cuerpo, debido a que desempeña una cantidad de funciones bastante grande. Una de esas funciones es la producción de bilis para su depósito en una estructura llamada vesícula biliar, que luego será vertida en la parte inicial del intestino delgado para contribuir en el proceso de digestivo de las grasas.

Algunas personas, sin embargo, pueden sufrir de una condición que impide el correcto flujo de la bilis desde el hígado hasta el intestino, lo cual suele una condición que acompaña otras condiciones que pueden ser bastante graves. En este artículo de ONsalus abordaremos este tema para explicarte todo lo referente a la colestasis: síntomas, tratamiento y consecuencias.

Qué es la colestasis

Por este término se conoce a una condición en la cual el flujo de la bilis que se produce en el hígado y que es conducido hacia el intestino delgado para ser excretado y donde contribuye a la digestión de las grasas, es reducido o se detiene por completo, lo cual produce una serie de consecuencias, tanto en la digestión de los alimentos como porqué se acumula la bilis en el hígado. La bilirrubina, que forma parte de su composición, pasa al torrente sanguíneo.

Colestasis: síntomas, tratamiento y consecuencias - Qué es la colestasis

Causas de la colestasis

La retención o disminución del flujo de bilis puede ocurrir por alteraciones dentro o fuera del hígado, por lo cual se suelen clasificar las causas según en donde ocurre:

  • Las afecciones que producen colestasis dentro del hígado suelen ser aquellas que producen una destrucción o alteración del órgano, como por ejemplo en casos de cirrosis hepática, hepatitis producida por virus, inflamación de las vías biliares hepáticas y cáncer en el hígado. En las mujeres embarazadas puede haber colestasis como consecuencia de las hormonas que se producen.
  • Las colestasis extra hepáticas son causadas por lo general por la obstrucción de las vías biliares que se encuentran pro fuera del hígado, como por ejemplo cuando se produce una obstrucción por cálculos, tumores o quistes biliares, un estrechamiento de la vía, como consecuencia de un tumor que crece en las cercanías, y también puede ser causado por tumores o inflamación del páncreas.

Síntomas de la colestasis

El síntoma principal de la colestasis es la ictericia, que se refiere a un cambio del tono de la piel a un color más amarillento. Esto se debe al exceso de bilirrubina, el cual es un pigmento que forma parte de los componentes de la bilis, y que al haber una disminución de la bilis, dicho pigmento pasa a la sangre produciendo el cambio de color de la piel.

Debido al exceso de bilirrubina en la sangre los riñones deben hacer el trabajo de excretarla, por lo cual la orina se torna de un color marrón oscuro. El exceso de bilirrubina también puede precipitar al depósito del pigmento en la piel, lo que produce un picor que puede ser bastante intenso.

Al haber una disminución del paso de bilis al intestino, el cual forma una parte importante de proceso de digestión y absorción de los alimentos y especialmente las grasas, las heces pueden tornarse de un color más pálido y tener un olor fétido debido al exceso de grasas en ellas. La poca cantidad de bilis puede disminuir también la absorción de calcio, vitamina D y vitamina K, lo cual puede alterar el proceso de formación o regeneración ósea y de coagulación.

Diagnóstico de la colestasis

Para diagnosticar una colestasis se deben correlacionar los signos y síntomas clínicos, los exámenes de sangre y estudios por imágenes.

  • A través del estudio clínico se debe verificar la presencia de:
  • Agrandamientos en la zona abdominal
  • El cambio de color de piel
  • Cambios en el color de la orina
  • Dolor

Las características de algunos síntomas pueden ayudar a determinar si la causa de la colestasis es intra hepática o extra hepática.

A través de los estudios de sangre se evalúan la cantidad de bilirrubina en la sangre, que no ayuda a diagnosticar a ciencia cierta una colestasis, pero sí nos aporta información sobre si está muy o poco avanzada. También se puede determinar la presencia de ciertas encimas que suelen estar elevadas en casos de colestasis, en especial la fosfatasa alcalina.

Los estudios por imagen se hacen a través de endoscopias, en las cuales se utilizan por lo general medios de contraste para visualizar bien las vías biliares. Se pueden utilizar radiografías, resonancias magnéticas o ecografías.

Colestasis: síntomas, tratamiento y consecuencias - Diagnóstico de la colestasis

Colestasis: tratamiento

En general el tratamiento de la colestasis consiste en resolver el problema que produce la afección.

  • Cuando es producida por una obstrucción de las vías biliares, se debe despejar las vías con el uso de medicamentos especiales para ello, mediante cirugías o mediante la endoscopia con instrumentos quirúrgicos.
  • Cuando se debe a una afección del hígado se debe determinar qué fue lo que produjo la condición del hígado y enfocar el tratamiento a esa condición, ya que de esta manera también debería mejorar la colestasis. Por ejemplo, cuando se produce una hepatitis por lo general la colestasis desaparece cuando la inflamación del hígado remite.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Colestasis: síntomas, tratamiento y consecuencias, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Escribir comentario sobre Colestasis: síntomas, tratamiento y consecuencias

¿Qué te ha parecido el artículo?

Colestasis: síntomas, tratamiento y consecuencias
1 de 3
Colestasis: síntomas, tratamiento y consecuencias

Volver arriba