Compartir

Cómo fortalecer el sistema inmunológico de forma natural

 
Cómo fortalecer el sistema inmunológico de forma natural

Nuestro cuerpo es sabio, pero nos obstinamos en hacerle difícil el trabajo manteniendo hábitos que no son saludables, que generan inflamación y facilitan toda clase de enfermedades. El sistema inmune se deprime y permite que convivan con nosotros células anormales, parásitos, entre otros. Por lo tanto, recuperar el equilibrio de manera natural es una forma no solo interesante sino efectiva de activar el sistema inmune.

A continuación, desde ONsalus, te explicamos cómo fortalecer el sistema inmunológico de forma natural, ten por seguro que si intentas cumplir la mayoría de ellos, notarás un gran cambio en tu salud.

También te puede interesar: ¿Qué puede dañar el sistema inmunológico?

Cómo fortalecer el sistema inmunológico rápidamente

El sistema inmunológico es muy complejo, nuestras defensas están reguladas de tal manera que son muchos los factores que influyen tanto positiva como negativamente: el estrés, las emociones, la alimentación, los tóxicos acumulados en el cuerpo o los que permanentemente ingresan (aún sin sospecharlo), los hábitos, la genética, etc.

De todas maneras y, aunque haya cosas que puedan escapar a nuestras acciones, existen distintas formas de ayudar al cuerpo para que pueda trabajar de la mejor manera posible, disponiendo sus energías para lo que más necesita y así aumentar las defensas. Seguidamente, mencionamos los mejores consejos para reforzar el sistema inmunológico de forma natural:

1. Bebe agua

Mantener el cuerpo hidratado, dejando de lado bebidas con azúcar, edulcorantes, alcohol y cafeína, ayuda a mejorar las defensas, ya que si tu cuerpo no tiene que lidiar con sustancias ajenas y, por otro lado, le aportas algo esencial para cada célula, que ayude a la limpieza interna que tiene que realizar, ya es un gran cambio.

El agua no debe ser clorada. Es la forma habitual de potabilizar el agua, pero se ha demostrado que genera grandes trastornos en el cuerpo, entre ellos, un empeoramiento de la función inmune. Una forma simple de solucionarlo es cargar una jarra con agua (intentar evitar plásticos que la contaminan) y dejarla al aire al menos 30 minutos, se evapora el cloro de esta manera y ¡mejora la inmunidad!

2. ¡Fuera parásitos!

Existe el concepto de que los parásitos solo están presentes en niños con malas condiciones de sanidad, pero nada más lejos de la realidad. Se dice que son nuestros depredadores naturales y es que fácilmente se adentran en nosotros y nos van consumiendo los nutrientes, impidiendo que podamos absorber lo que necesitamos, todo esto ayudado por una dieta rica en harinas y azúcar. Para combatirlos, puedes recurrir a formas naturales: propóleo, plata coloidal, hierbas como altamisa, artemisa, eucaliptus, clavo de olor, suico.

El tratamiento debe ser para toda la familia y continuo, es decir, todo el año o al menos dos veces por año se debe consumir alternadamente estos antiparasitarios. No solo mejorarán las defensas, sino que otro problemas de salud también mejorarán.

3. Haz ejercicio

Al menos 30 minutos diarios de movimiento son esenciales para mantener al cuerpo en equilibrio, no solo mejora las funciones y la circulación, sino que ayuda a un mente sana, ya que combate el estrés y fabrica internamente las "hormonas de la felicidad", que son las endorfinas. Puedes bailar, caminar, lo que esté a tu alcance y, poco a poco, aumentar la intensidad y tiempo.

4. Toma sol

Esto debe ser en las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde, unos 5 o 10 minutos bastan para que el cuerpo tenga la posibilidad de sintetizar la tan necesitada vitamina D, cuya función más conocida es mejorar el metabolismo del calcio/fósforo fundamental para la salud ósea.

Por otro lado, esta vitamina también participa en el mantenimiento de un sistema inmunológico sano. No debes bañarte inmediatamente después de la exposición solar, ya que las bacterias presentes en la superficie de la piel tienen que hacer su trabajo.

5. Deja de lado los contaminantes alimentarios

Lácteos y harinas, azúcar, carne, alimentos procesados (con colorantes, conservantes, espesantes y demás...). Todos ellos contribuyen al ensuciamiento de intestinos facilitando la constipación, fomentan que el hígado acumule los tóxicos (putrescina, cadaverina en el caso de la carne) sobrecargando la eliminación de impurezas del riñón y dificultan el trabajo de la piel como depurador. Es decir, sobrecarga de tal manera el organismo que se impiden otras funciones esenciales como, por ejemplo, la de mantener un sistema inmune fuerte.

6. Frutas y verduras crudas

Este es tal vez el más esencial de los consejos para fortalecer el sistema inmunológico de forma natural. La ingesta de crudos de manera variada aporta la gran mayoría de minerales y vitaminas. Estos son esenciales para que cada una de las funciones del cuerpo se produzcan con normalidad.

Por otro lado y por nuestra constitución anatómica (somos parecidos a los primates en cuanto a dientes y sistema digestivo), este tipo de alimentos junto con los frutos secos y las semillas son los más fáciles de procesar, por ende, los que menos energía nos consumen, lo cual es clave en un sistema como el nuestro para enfocar más energía en otros procesos (matar agentes externos infecciosos, limpiar el cuerpo a través de hígado, riñones y piel, frenar reproducción de células anormales, etc.).

Además, se está considerando que este tipo de alimentos crudos son alimentos vivos y ¿qué es eso?, al provenir directamente de las plantas y no sufrir ningún proceso de cocción o congelamiento (esto es importante y por ello consumir productos locales es mejor), se mantienen aquellas propiedades que facilitan su digestión. Durante la masticación, no solo actúan las enzimas provenientes de la saliva, sino las que están presentes en los alimentos crudos, de esta manera, su procesamiento en el cuerpo es muy muy fácil. Pero cuidado, se debe masticar muy bien todo alimento.

7. Fermentados

Los alimentos naturales fermentados son excelentes para mejorar la flora intestinal, uno de los requerimientos básicos para que el sistema digestivo funcione bien. El intestino es una de las partes importantes del sistema inmune, ya que es un gran eliminador de sustancias ajenas, contiene cientos de detectores del sistema de defensa, con lo cual su buen funcionamiento es muy importante para mantener altas las defensas: chucrut (repollo amasado con sal y reposado cerrado por 1 a 3 semanas), kombucha (fermentado del té negro), kéfir (masa gelatinosa probiótica), en fin, muchas son las opciones, basta buscarlas y consumirlas diariamente.

8. Practica la respiración profunda

Exhalar, retener la respiración, inhalar y volver a retenerla. Es una práctica ancestral, gratuita y al alcance de todos. Es una forma de ayudar a limpiar el cuerpo, mantenerlo oxigenado y, con ello, fortalecer el sistema inmune, ya que un cuerpo con mala oxigenación empobrece los procesos corporales.

9. Propóleo

Se ha demostrado que su consumo en pequeñas cantidades a diario fortalece el sistema inmune. Unas 20 gotas diarias de propóleo al 10% diluido en agua o jugo de naranja. Además, como hemos visto es antiparasitario también.

10. Ayuda en la limpieza interna de tu cuerpo

Existen distintas maneras naturales de ayudar a los órganos depuradores del cuerpo a limpiarse. Riñón, hígado y piel son los principales, con lo cual, aquellas hierbas y curas con frutas que contribuyan a ese proceso son más que bienvenidas. Para la piel, es muy importante no sobrecargarla con cosméticos, darle ese espacio de limpieza y favorecer su circulación.

Alimentos para subir las defensas

Existe una gran cantidad de alimentos que suben las defensas, siempre y cuando los consumas lejos de otras comidas. Lo ideal para que tus defensas aumenten es dejar de lado los alimentos que dificultan la digestión y que hemos nombrado en el apartado anterior.

Entre los principales alimentos que aumentan las defensas, se encuentran:

  • Limón.
  • Diente de león.
  • Ajo.
  • Miel.
  • Hongo Shitake.
  • Chucrut.
  • Algas.
  • Flor de jara (Cistus).
  • Productos germinados: semillas, legumbres.
  • Todo tipo de frutas y verduras crudas.

Puedes ver más opciones en el artículo Alimentos que aumentan las defensas.

Cómo fortalecer el sistema inmunológico de forma natural - Alimentos para subir las defensas

Otros consejos para aumentar las defensas rápido

Buscar una vida equilibrada en lo emocional y lo corporal es clave para mejorar la inmunidad. Una vida estresante en nada contribuye a mantener un sistema inmune sano. Entonces, tal vez si te estás planteando mejorar tus defensas, este sea el momento de cambios.

Por otro lado, una de las cuestiones más que importantes en cuanto a mantener altas las defensas es el sueño. Durante las horas de sueño, el cuerpo desarrolla funciones muy diferentes a las que hace mientras está la vigilia y esto es clave para la inmunidad. Dormir 8 horas diarias es lo indicado, hacerlo de noche, ya que el sueño fisiológico determinado por hormonas es un sueño realmente reparador.

Si eres de los que te cuesta un poco, deberías intentar hacer lo que se llama "higiene del sueño":

  • Llegado el atardecer, empieza a desconectarte de medios virtuales, prefiere la lectura o escuchar música tranquila, quita del dormitorio el televisor y el ordenador.
  • Cena liviano y temprano (acostarse inmediatamente después de comer dificulta la digestión y perjudica el sueño, se deben esperar entre 2 y 3 horas), si tienes hambre más tarde puedes comer una fruta hasta 1 hora antes de acostarte.
  • Evita hacer ejercicio justo antes de dormir.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo fortalecer el sistema inmunológico de forma natural, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema inmunitario.

Bibliografía
  • Pasupuleti VR, Sammugam L, Ramesh N, Gan SH. Honey, Propolis, and Royal Jelly: A Comprehensive Review of Their Biological Actions and Health Benefits. Oxid Med Cell Longev. 2017;2017:1259510. doi:10.1155/2017/1259510
  • Maizels RM, McSorley HJ. Regulation of the host immune system by helminth parasites. J Allergy Clin Immunol. 2016;138(3):666–675. doi:10.1016/j.jaci.2016.07.007
  • Zimmermann P, Curtis N. The influence of the intestinal microbiome on vaccine responses. Vaccine. 2018;36(30):4433–4439. doi:10.1016/j.vaccine.2018.04.066
  • Zdrojewicz Z, Winiarski J, Michalik T, Śmieszniak B, Popowicz E, Szyca M. Czystek – królowa herbat [Cistus - queen of teas]. Pol Merkur Lekarski. 2018;45(266):53–56.
  • Christ A, Lauterbach M, Latz E. Western Diet and the Immune System: An Inflammatory Connection. Immunity. 2019;51(5):794–811. doi:10.1016/j.immuni.2019.09.020

Escribir comentario sobre Cómo fortalecer el sistema inmunológico de forma natural

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo fortalecer el sistema inmunológico de forma natural
1 de 2
Cómo fortalecer el sistema inmunológico de forma natural

Volver arriba