menu
Compartir

Dolor de garganta persistente sin fiebre: causas y tratamiento

 
Por Magce Bonilla. 13 mayo 2022
Dolor de garganta persistente sin fiebre: causas y tratamiento

Seguramente, has tenido dolor de garganta en ciertas épocas del año sin fiebre, específicamente, en el momento de tragar los alimentos o cuando hablas a menudo. Este tipo de malestar es muy frecuente cuando te expones en ambientes muy fríos, contaminados o espacios muy cerrados y húmedos que puedan propiciar procesos alérgicos. Por lo general, esta dolencia genera irritabilidad y carraspera, que limita la cotidianidad de la persona que la padece. A pesar de no presentar fiebre, es importante atenderla adecuadamente para evitar daños más serios, como inflamación de ganglios en la zona de la mandíbula, inflamación de amígdalas y un dolor mucho más intenso que impida poder hablar.

Sigue leyendo este artículo de ONsalus y entérate de las causas más usuales del dolor de garganta persistente sin fiebre y sus posibles tratamientos.

Alergias

Unos cuantos alérgenos pueden generar dolor de garganta a consecuencia de ciertas reacciones químicas. Algunos alimentos, ácaros, caspa de animales, polen, polvo, esporas de moho, entre otros agentes, pueden generar alergias por contacto o a través de las vías respiratorias, produciendo lagrimeo y picor en los ojos, secreción nasal, ardor e irritabilidad de la garganta justamente al tragar, estornudos y, en algunos casos, tos. Esta afección se puede controlar en la mayoría de los episodios sin dificultad, siempre y cuando sea abordada con prontitud.

Tratamiento

Las alergias se contrarrestan en primera instancia evitando el contacto con el alérgeno que causó el daño. Luego, el uso de ciertos medicamentos como antihistamínicos y corticoides alivia el malestar. Lo importante es una valoración previa médica para seguir un tratamiento farmacológico adecuado en cuanto a dosis y tiempo de suministro.

Dolor de garganta persistente sin fiebre: causas y tratamiento - Alergias

Sequedad ambiental

El uso de la calefacción o el aire acondicionado de manera continua puede afectar a la zona de la garganta, generando irritación, gran sequedad de la mucosa y dolor al tragar cualquier tipo de alimento. Padecer este malestar consecuentemente minimiza significativamente la capacidad de defensa de los microorganismos.

Tratamiento

Tratar el dolor de garganta producto de la sequedad ambiental, usualmente, es sencillo. El uso de enjuagues bucales y gargarismos tres veces al día suele calmar el dolor y atenuar la irritación de esa área. También, el uso de pastillas que deshacen en la boca ayudan a desinflamar la garganta.

Asimismo, es importante tomar abundantes líquidos, no cítricos. Si persiste el malestar, se debe acudir al especialista para precisar con detalle el diagnóstico y adecuar el tratamiento.

Goteo postnasal

El goteo postnasal se manifiesta cuando la mucosa de las fosas nasales y los senos paranasales se acumulan en la garganta. Este malestar suele aparecer producto de las alergias, resfriados o cambios bruscos de temperatura. El exceso de mucosidad en la garganta genera dolor e irritación en esa zona, sin fiebre aparente, mal aliento y sensación de tragar continuamente para librar un poco la secreción.

Tratamiento

El goteo postnasal algunas veces suele aliviarse por sí solo, sin embargo, cuando se mantiene por más de una semana y cambia su coloración, aspecto y olor, es necesario acudir al médico para una valoración detallada, puesto que puede ser algo más complejo, como alguna infección bacteriana.

Respiración bucal

El hábito de respirar por la boca de forma reiterativa incide en la sequedad de la garganta. Generalmente, esta circunstancia suele ponerse en práctica en las horas nocturnas, en el momento de dormir. Respirar por la boca durante mucho tiempo es un problema, ya que el aire que entra al organismo no se calienta ni se limpia porque no pasa por los cornetes, exponiendo a la garganta a una sequedad considerable que, en la mayoría de los casos, la irrita, generando dolor y tos.

Tratamiento

Esta condición debe tratarse desde una valoración médica previa para determinar las alteraciones otorrinolaringólogas y así obtener el tratamiento adecuado.

Reflujo gastroesofágico

La enfermedad de reflujo gástrico es una de las causas más comunes del dolor de garganta persistente sin fiebre, además de otros síntomas como ardor estomacal, dificultad para tragar y vómitos. Esto se debe a que el ácido del estómago fluye reiteradamente hacia el tubo que conecta la boca y el esófago. Si esta afección se hace crónica, puede ocasionar daños serios en el estómago y la garganta, por lo que se debe hacer seguimiento con respecto a su frecuencia.

Tratamiento

Usualmente, el reflujo gástrico se trata con un cambio notorio en la alimentación. Algunos fármacos especiales ayudan aliviar la acidez y a minimizar la regurgitación.

Dolor de garganta persistente sin fiebre: causas y tratamiento - Reflujo gastroesofágico

Contaminación ambiental

Las ciudades grandes y muy transitadas generan continuamente altos porcentajes de smog o sustancias contaminantes que se concentran en la atmósfera. Respirar este aire contaminado constantemente puede ocasionar malestares muy incómodos como congestión nasal, estornudos, dolor de garganta y dificultad para respirar.

Tratamiento

El dolor de garganta producto de la contaminación ambiental se alivia con enjuagues bucales y gárgaras continuas. Los caramelos de miel ayudan también a calmar el malestar.

Exposición al humo del tabaco

La acción de fumar activa o pasivamente es un daño serio al organismo. Las toxinas del tabaco invaden significativamente cada órgano del cuerpo humano. Particularmente, la exposición directa de la garganta al humo de manera continua produce ardor, dolor y carraspera, comprometiendo el sistema respiratorio de la persona, que puede desencadenar en enfermedades más serias como asma, bronquitis, enfisema y cáncer de garganta.

Tratamiento

La manera efectiva de aliviar el dolor de garganta a causa del humo del tabaco es dejar el hábito de fumar. De igual forma, es importante evitar espacios o lugares en los que predomine el humo del tabaco.

Cuándo preocuparse por un dolor de garganta

El dolor de garganta sin fiebre puede aliviarse rápidamente sin complicaciones, no obstante, se debe acudir lo más pronto posible al especialista si perdura por más de una semana, empeora el dolor y adicionalmente aparece:

  • Un proceso febril.
  • Inflamación de ganglios.
  • Erupciones.
  • Dolor de oídos.
  • Placas blancas en la garganta.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dolor de garganta persistente sin fiebre: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

Bibliografía
  • Lozano, J. (2003). El dolor de garganta y el uso de los bucofaríngeos. [Documento en Línea]. Disponible: https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-el-dolor-garganta-el-uso-13042366
  • Mayo Clinic (2020). Dolor de garganta [Documento en Línea]. Disponible: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/sore-throat/symptoms-causes/syc-20351635

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Dolor de garganta persistente sin fiebre: causas y tratamiento
1 de 3
Dolor de garganta persistente sin fiebre: causas y tratamiento

Volver arriba