Compartir

Trucos para curar la garganta irritada

Trucos para curar la garganta irritada

¿Padeces de irritación en la garganta? Se trata de una dolencia muy común que produce picor, molestias y ardor en cada paciente haciendo que, incluso, resulte incómodo tomar comida o ingerir algún líquido. Existen diferentes causas que pueden producir esta irritación como, por ejemplo, padecer algún resfriado, tener alguna infección, sufrir de alergias, etcétera, pero el tratamiento suele ser muy efectivo, tanto si optas por remedios naturales como por fármacos existentes en el mercado.

En ONsalus vamos a darte trucos para curar la garganta irritada que te ayudarán a mejorar esta afección y conseguir recuperar tu salud. Debes tener en cuenta que, si el dolor es muy persistente, lo mejor es acudir a un médico para que valore tu situación y descubra la causa, solo así, se podrá poner remedio y conseguir reducir los dolores.

También te puede interesar: Garganta irritada: causas y tratamiento

Síntomas y causas de la irritación de la garganta

Existen diferentes causas que pueden fomentar la aparición de irritación en la zona de la garganta pero, la mayoría de ellas, tienen que ver con agentes externos que pueden penetrar en nuestro cuerpo y dañar algunas partes internas como puede ser la garganta. A continuación vamos a listarte las causas más frecuentes que pueden provocar esta condición:

  • Sufrir algún resfriado o gripe ya que un virus ha penetrado en nuestro interior
  • Las alergias también pueden producir un efecto secundario que sea la irritación
  • Los cambios de temperatura también pueden producir garganta irritada
  • El tabaco, al contener agentes nocivos, pueden dañar nuestras mucosas y hacer que se irriten las paredes de la garganta
  • La enfermedad conocida como mononucleosis (o "enfermedad del beso") también puede causar esta dolencia
  • Afecciones que inciden directamente en la garganta, como amigdalitis o faringitis, también provocan estas molestias

Sea la causa que sea, esta condición presenta una serie de síntomas como, por ejemplo, ronquera, inflamación en la zona, ardor, pérdida de la voz, dolor al tragar, etcétera. En el caso de que la causa sea debida a una enfermedad (amigdalitis, la del beso, etc.) es probable que también se experimenten otros síntomas relaciones con estas afecciones como puede ser fiebre, fatiga, dolor de cabeza, etcétera. En estos casos lo más recomendable es que acudas a un médico para que te indique el mejor tratamiento a seguir.

Trucos para curar la garganta irritada - Síntomas y causas de la irritación de la garganta

Beber más agua

Comenzamos con uno de los mejores trucos para curar la garganta irritada. Se trata de que aumentes el consumo de agua durante el día consiguiendo beber alrededor de 2 litros diarios para conseguir hidratar la zona y reducir, así, la irritación. Si no quieres beber tanta cantidad de agua puedes optar por tomar jugos, sopas o cualquier líquido que esté hecho con agua y, por tanto, igualmente estarás hidratando tus órganos internos, algo esencial para poder lidiar contra el ardor y las molestias.

Con el agua se consigue restablecer el equilibrio de nuestro organismo y, por tanto, mejorar las funciones internas. Pero, además, si añades una cucharadita de sal a un vaso de agua para hacer gárgaras 3 veces al día conseguirás limpiar la zona, desinfectarla y hacer que el agente que haya dañado tu garganta sea eliminado por completo.

Trucos para curar la garganta irritada - Beber más agua

Té con limón y miel

Otro de los mejores remedios caseros para la garganta irritada es prepararse un té con limón y miel. El motivo de que este brebaje funcione para tratar esta condición es que, por un lado, el limón es una fruta rica en vitamina C y, por tanto, contienen propiedades antibacterianas y antisépticas que te ayudarán a combatir contra las infecciones externas que hayan podido producir esta situación, Pero, por otro lado, añadir una cucharadita de miel es de vital importancia pues actúa como un hidratante natural consiguiendo suavizar la zona y aliviando las molestias por la irritación.

Para aprovechar ambos beneficios tan solo deberás poner a calentar un poco de agua hasta que se caliente un poco (pero que nunca queme) y, después, añadiremos el jugo de 1/2 limón disolviéndolo en el agua. Mézclalo todo y, acto seguido, añade una cucharadita de miel para poder añadir ese toque de hidratación que necesita nuestra garganta. Puedes tomarlo como si de un té se tratara o, si no te gusta el sabor, puedes hacer gárgaras varias veces al día.

Trucos para curar la garganta irritada - Té con limón y miel

Más vitamina C

Acabamos de indicar que el limón es óptimo para nuestra condición porque se trata de una fruta rica en vitamina C; así pues, además de limón también puedes curar la garganta irritada con otras opciones ricas en esta vitamina y que te aportarán beneficios como los siguientes:

Refuerza nuestro sistema inmunológico

Este nutriente actúa de forma interna haciendo que nuestras defensas estén más reforzadas y, por tanto, preparadas para combatir cualquier agente infeccioso externo que penetre en nuestro organismo. Una vitamina ideal para poder evitar enfermedades y disfrutar de una vida saludable.

Aporta antioxidantes

Es otro de los beneficios que nos aporta la vitamina C y, por tanto, nos ayuda a prevenir padecer enfermedades, luchar contra el envejecimiento prematuro y evita la formación de radicales libres.

Por todo ello, los alimentos que contienen vitaminas de este tipo son óptimos para tratar la irritación pues consigue que nuestro cuerpo esté mucho más protegido y luche contra la infección que haya producido esta situación. Así que, añade a tu dieta frutas como naranjas, kiwi o cítricos de todo tipo, además de vegetales de hoja verde (espinacas, acelgas, lechuga, etcétera).

Trucos para curar la garganta irritada - Más vitamina C

Jengibre

Otro de los trucos para curar la garganta irritada es aprovechar las ricas propiedades del jengibre, un ingrediente natural que actúa con un antiinflamatorio y analgésico que te ayudará a reducir las molestias además de rebajar la hinchazón de la garganta. Pero, además de esto, es un aliado perfecto para combatir resfriados o la gripe puesto que se trata de un descongestionante que ayuda a eliminar la flema y a luchar contra las bacterias que nos hayan hecho enfermar.

Por este motivo, resultará un remedio ideal para poder aliviar la irritación y conseguir mejorar tu estado de salud; para ello, una de las mejores opciones es preparar una infusión con la raíz de esta planta y tomarla 2 veces al día con un poco de miel, así, añadirás el efecto hidratante y reparador de esta última.

Trucos para curar la garganta irritada - Jengibre

Tomillo

Dentro de las hierbas medicinales que pueden ayudarnos a tratar la garganta irritada destacamos el tomillo pues se trata de un producto terapéutico que cuenta con propiedades muy diversas entre las que destacamos que se trata de un antiséptico natural que nos ayudará a aliviar las molestias y reducir la irritación. Al actuar como un antibiótico consigue lidiar contra las bacterias que nos han perjudicado remitiendo, por tanto, la infección y mejorando nuestra condición.

Para aprovechar estos beneficios lo más recomendable es que prepares una infusión realizada con esta planta y le añadas un chorrito de limón natural para potenciar, así, su efecto desintoxicante. Toma 2 o 3 tazas al día y, poco a poco, notarás cómo aminora la irritación y comienzas a sentirte mejor.

Trucos para curar la garganta irritada - Tomillo

Recomendaciones para aliviar la irritación de garganta

Pero no solo podemos curar la irritación de la garganta con estos remedios sino que también podemos incorporar algunos hábitos en nuestro día a día que nos ayudarán a mejorar nuestra condición haciendo que los dolores vayan desapareciendo. A continuación te damos algunos consejos que te ayudarán a mejorar tu estado:

  • Evita los cambios bruscos de temperatura y protege, sobre todo, la zona del cuello con pañuelos o bufandas. De este modo evitarás que esta zona se irrite con el frío o el calor y, por tanto, aparezca las molestias.
  • Deja de fumar y evita los espacios de fumadores pues el humo del tabaco es tóxico y puede dañar tus vías respiratorias haciendo que la garganta pueda llegar a irritarse.
  • Evita respirar por la boca priorizando la entrada y salida del aire por las fosas nasales, de este modo, evitarás que el aire pueda resecarte la zona y, por tanto, pueda llegar a irritarse.
  • Controla tu voz evitando hablar demasiado alto o gritar pues puedes dañar la zona.
  • Añade alimentos ricos en vitamina C para conseguir tener unas defensas fuertes y preparadas para combatir cualquier afección externa.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Trucos para curar la garganta irritada, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

Escribir comentario sobre Trucos para curar la garganta irritada

¿Qué te ha parecido el artículo?

Trucos para curar la garganta irritada
1 de 7
Trucos para curar la garganta irritada

Volver arriba