Compartir

Linfoma no Hodgkin: síntomas, tipos y tratamiento

Por Ingrid Cruz, Auxiliar de farmacia. Actualizado: 12 marzo 2018
Linfoma no Hodgkin: síntomas, tipos y tratamiento

El sistema linfático está compuesto por una serie de vasos, órganos y ganglios que transportan una sustancia llamada linfa, la cual se encarga de combatir enfermedades e infecciones. El linfoma no Hodgkin es un tipo de cáncer del tejido linfático, que afecta mayormente a hombres y niños; este padecimiento comienza en los linfocitos, un tipo de glóbulo blanco, cuando este se reproduce de forma anormal, disminuye el funcionamiento del sistema inmunológico y hace que se produzca esta enfermedad. En ONsalus te explicamos los síntomas, causas y tratamiento del linfoma no Hodgkin.

También te puede interesar: Axilas inflamadas: causas y tratamiento

Síntomas del linfoma no Hodgkin

El linfoma no Hodgkin comienza en las células llamadas linfocitos, que se encuentra en el bazo y en la médula ósea y forma parte del sistema inmunológico. Dependiendo de la localización del linfoma los síntomas pueden cambiar, en otros casos puede presentarse asintomático. Entre los síntomas del linfoma no Hodgkin encontramos:

  • Inflamación de los ganglios linfáticos del cuello, axila e ingle.
  • Inflamación del abdomen.
  • Fiebre y escalofríos.
  • Inapetencia.
  • Pérdida de peso.
  • Dolor o presión en el pecho.
  • Dificultad para respirar.
  • Tos.
  • Agotamiento extremo.
  • Sudores nocturnos abundantes.
  • Dolor de cabeza.
  • Anemia.

También existen los síntomas que los médicos llaman síntomas B que están relacionados con un linfoma que se reproduce rápidamente. Los síntomas B son:

  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Fiebre.
  • Sudoración nocturna excesiva.
Linfoma no Hodgkin: síntomas, tipos y tratamiento - Síntomas del linfoma no Hodgkin

Causas del linfoma no Hodgkin

Las causas del linfoma no Hodgkin son desconocidas, sin embargo existen factores de riesgo que incrementan la posibilidad de padecer de esta enfermedad:

  • La edad, si eres mayor de 60 años tendrás más probabilidades.
  • El sexo, suele tener mayor incidencia en hombres que en mujeres.
  • La raza, se ha determinado que las personas de raza blanca tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad.
  • Deficiencia del sistema inmunológico, como los que han sido sometidos a un trasplante de órganos o que tienen VIH.
  • Enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide o el lupus.
Linfoma no Hodgkin: síntomas, tipos y tratamiento - Causas del linfoma no Hodgkin

Tipos de linfoma no Hodgkin

La clasificación de los linfomas no Hodgkin es muy amplia, sin embargo se pueden dividir en dos grandes grupos, relacionados con su rapidez para propagarse. Los tipos de linfoma no Hodgkin son:

  • Linfomas agresivos: crecen y se extienden rápidamente, provocando síntomas graves. Algunos de estos son, linfoma difuso de células grades B, linfoma de células del manto, linfoma T periférico, linfoma de Burkitt, linfoma linfoblástico. Paradójicamente son los que mejor reaccionan al tratamiento de quimioterapia.
  • Linfomas indolentes: son conocidos como linfomas de bajo grado de malignidad y se caracterizan por ser menos agresivos, a pesar de que se diagnostican en un estadio bastante avanzado, pero son difíciles de eliminar por completo. Los más comunes son, linfoma folicular, linfoma de linfocitos pequeños, linfoma de la zona marginal y linfomas cutáneos T.
Linfoma no Hodgkin: síntomas, tipos y tratamiento - Tipos de linfoma no Hodgkin

Tratamiento para el linfoma no Hodgkin

El tratamiento del linfoma no Hodgkin dependerá del tipo de linfoma que se presente, del estadio en el que se encuentre en el momento del diagnóstico y de la edad. Los tipos de tratamiento son:

  • Quimioterapia.
  • Inmunoterapia.
  • Radiación.
  • Trasplante de células madres, para recuperar la médula ósea.

En el caso de los linfomas de baja malignidad, pueden no requerir un tratamiento inmediato, debido a su evolución es más lenta y aunque la respuesta ante el tratamiento que el médico proponga, suele ser buena, no se logra erradicar, por lo que puede volver a aparecer y generalmente, no se cura con sólo con aplicar quimioterapia. Por otro lado, para los linfomas agresivos, que su reproducción es más acelerada, responden bien al tratamiento y frecuentemente alcanzan la remisión completa.

Linfoma no Hodgkin: síntomas, tipos y tratamiento - Tratamiento para el linfoma no Hodgkin

Pronóstico del linfoma no Hodgkin

El pronóstico del linfoma no Hodgkin variará según el tipo de linfoma que se haya desarrollado, en el caso delos linfomas de baja malignidad pueden pasar muchos años, antes de que la enfermedad requiera tratamiento. Sin embargo, todo dependerá de cómo responde el cáncer al tratamiento propuesto por tu médico.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Linfoma no Hodgkin: síntomas, tipos y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema inmunitario.

Escribir comentario sobre Linfoma no Hodgkin: síntomas, tipos y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Linfoma no Hodgkin: síntomas, tipos y tratamiento
1 de 5
Linfoma no Hodgkin: síntomas, tipos y tratamiento

Volver arriba