Compartir

¿Los lipomas duelen?

 
Por Aleix Cardona, Periodista especializado en salud y bienestar. 5 noviembre 2018
¿Los lipomas duelen?

Los lipomas son unos bultos que pueden aparecer en cualquier zona del cuerpo y que son relativamente frecuentes (entre un 16 y 50%)[1]. Se trata de tumores benignos que se componen por células de grasa y que crecen en el tejido de debajo de la piel o, menos habitualmente, en órganos internos.

Quienes lo padecen pueden preguntarse si los lipomas duelen, por eso en el siguiente artículo de ONsalus te vamos a hablar detalladamente sobre esta condición para darte la respuesta más adecuada a esta pregunta. ¡Sigue leyendo y descúbrelo!

También te puede interesar: ¿Los hongos en las uñas duelen?

Qué es un lipoma

Aunque en ocasiones puede parecer imposible no alarmarse debes tener en cuenta que los lipomas son inofensivos, simplemente son bultos de grasa que van creciendo debajo de la piel y que, llegado a cierto punto, detienen su propio crecimiento. En según qué casos pueden llegar a ser realmente grandes, pudiendo superar incluso los 5 centímetros. Otra de sus características es que si los tocamos se mueves, todo esto hace que sea habitual que la gente se alarme cuando aparece un lipoma.

Sin embargo, hay que tener claro que se trata de un tumor maligno que no es peligroso. Los lipomas pueden aparecer en cualquier zona del cuerpo, sin embargo, donde aparecen de forma más habitual es en:

  • Espalda.
  • Hombros.
  • Tórax.
  • Cuello.
  • Extremidades.
  • Nuca.
  • Glúteos.

A pesar de que los lipomas no sean un tumor ni sean algo grave, siempre es mejor acudir al médico para que tenga controladas todas sus características y explique cuál es el mejor tratamiento, si es que debe haber un tratamiento. Estos son los signos y síntomas que te ayudarán a identificar los lipomas:

  • Los lipomas crecen inmediatamente debajo de la piel.
  • Se encuentran justo debajo de la piel.
  • Al tacto son pastosos y suaves.
  • Se mueven al tacto.
  • Acostumbran a ser pequeños, aunque en ciertos casos pueden llegar a ser más grandes.
¿Los lipomas duelen? - Qué es un lipoma

Lipoma maligno: qué es

Si decimos que hay que acudir al médico es porque, a pesar de que los lipomas no son peligrosos, lo cierto es que se pueden confundir con otras lesiones que sí que son malignas, lo que médicamente se conoce como liposarcoma. Un lipoma es un un tejido grasoso delimitado por tejido sano que no invade ni espacios adyacentes ni envía células a distancia como un tumor maligno. Se trata de un tumor benigno que crece de forma local y que no genera riesgos para la vida del paciente.

Siempre que se observa una masa localizada con tejido subcutáneo se sospecha de lipoma, no obstante, es necesario hacer las pruebas necesarias para descartar otras lesiones parecidas que sí pueden resultar malignas. Antes que nada, cabe señalar que un lipoma maligno no se trata es un lipoma, sino que es una lesión parecida que por sus características puede confundirse. Para poder diagnosticar un lipoma maligno, liposarcoma o fibrolipoma es necesario hacer una biopsia, ya que es la única forma de poder hacer un diagnóstico diferencial.

A continuación te hablamos de los distintos tipos de lipoma maligno o liposarcoma y sus características:

  • Bien diferenciado: es el tipo de liposarcoma más habitual, de hecho, constituye el 50%[2]. Tiene unos niveles de agresividad bajos y, aunque puede recaer de forma local, no hace metastasis.
  • Mixoide: tiene una agresividad intermedia y se trata del tipo más común entre los niños. Tiene riesgo de metástasis, sobretodo en su variante de células redondas.
  • Pleomórfico: es el tipo más raro, representa menos del 10% de liposarcomas. Tiene una alta agresividad, tanto en la recidiva localizada como en la metástasis.
  • Desdiferenciado: se origina sobre un liposarcoma bien diferenciado, tiene un alto riesgo de metástasis.

¿Los lipomas duelen?

En el apartado anterior hemos explicado que los lipomas no acostumbran a doler, sin embargo, hay casos en los que los lipomas sí duelen al tocarlos o aunque no se toquen. A continuación te explicamos en qué casos duelen los lipomas:

  • Si presionan un nervio: cuando los lipomas crecen demasiado es posible que acabe presionando o bloqueando algún nervio cercano, de esa forma, es posible que cause dolor. Un ejemplo es cuando lipomas en la nuca presionan los nervios cercanos y causan dolor en el hombro o todo el brazo.
  • Si tienen vasos sanguíneos: hay tipos de lipomas, como los angiomiolipoma, que aparecen en el tronco y extremidades inferiores y que contienen vasos sanguíneos. Cuanto más vasos sanguíneos tenga un lipoma mayores serán sus síntomas, incluido el dolor.
  • Enfermedad de Dercum: esta enfermedad, también conocida como adiposis dolorosa, es poco común[3]. Sin embargo, en las personas que la padecen les provoca la aparición de distintos lipomas por el cuerpo que son dolorosos. Esta muy asociado a la obesidad y, por lo general, suelen aparecen en los muslos, tronco y brazos.

Ahora que ya sabes las causas de un lipoma doloroso, a continuación te explicamos cómo debe ser el tratamiento para acabar con él.

¿Los lipomas duelen? - ¿Los lipomas duelen?

Lipomas: tratamiento

Como acabamos de ver, hay casos en los que los lipomas duelen. Especialmente en los casos de lipoma doloroso, pero también en aquellos que cursen sin dolor, el médico puede aplicar una serie de tratamientos para eliminar los lipomas. Los dos principales tratamientos son la liposucción y la extirpación. Hay que decir que en muchos casos los lipomas son absorbidos por el propio cuerpo, por lo que no se necesita tratamiento. Sin embargo, en el caso de que no se vayan y si causa alguno de los siguientes síntomas, debe ser eliminado:

  • Si causa alteraciones: ya sea impidiendo la correcta movilidad (del intestino), la respiración (en la garganta), o los movimientos (en las extremidades).
  • Si crece demasiado: en el caso de que el lipoma supere los 5 centímetros lo mejor es extirparlo.
  • Si provoca hemorragias: dependiendo de donde se ubique, el lipoma puede causar hemorragias, caso en el que lo mejor es eliminarlo.

El lipoma siempre puede reaparecer, es por eso que una vez eliminado mediante la extirpación, es recomendable realizarse revisiones médicas de forma periódica para prevenir el crecimiento de otro lipoma y tratarlos antes de que sea necesaria hacer otra intervención.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los lipomas duelen?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Referencias
  1. Huczak, L, & Driban, N E. (2007). Lipoma y Lipomatosis. Revista argentina de dermatología, 88(1), 56-66. Recuperado en 05 de noviembre de 2018, de http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1851-300X2007000100006&lng=es&tlng=es.
  2. Mark Gebhardt, MD y Peter J. Buecker, MD. (2004). Liposarcoma. Sacromahelp. Recuperado en 05 de noviembre de 2018, de http://sarcomahelp.org/translate/es-liposarcoma.html
  3. Emma Hansson, Henry Svensson & Håkan Brorson. (2012). Orphanet Journal of Rare Diseases, 7:23. Recuperado en 05 de noviembre de 2018, de https://ojrd.biomedcentral.com/articles/10.1186/1750-1172-7-23

Escribir comentario sobre ¿Los lipomas duelen?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Los lipomas duelen?
1 de 3
¿Los lipomas duelen?

Volver arriba