Compartir

Mycoplasma genitalium: síntomas y tratamiento

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. 10 abril 2017
Mycoplasma genitalium: síntomas y tratamiento

El mycoplasma genitalium o micoplasma genital es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por una pequeña bacteria que puede afectar tanto a mujeres como a hombres por igual, aunque los síntomas difieren de un sexo a otro. Esta bacteria se transmite al mantener relaciones sexuales vaginales, anales u orales con una persona infectada y aunque en la mayor parte de los casos es asintomática, puede ocasionar uretritis y prostatitis en los hombres y dolores pélvicos y sangrado al mantener relaciones en las mujeres. Presenta algunas similitudes con la clamidia y la gonorrea y esto dificulta su diagnóstico, pero es importante recibir el tratamiento adecuado lo más rápido posible para curarla por completo y evitar complicación.

En el siguiente artículo de ONsalus vamos a detallar cuáles son todos los síntomas y el tratamiento del mycoplasma genitalium.

Causas y contagio del mycoplasma genitalium

El mycoplasma genitalium o micoplasma genital está causado por la bacteria llamada mycoplasma genitalium, la cual puede contraerse al mantener relaciones sexuales vaginales, anales u orales con una persona infectada sin la protección adecuada. Por ello, está considerada como una enfermedad de transmisión sexual y las principales vías de contagio del mycoplasma genitalium pueden ser las siguientes:

  • Durante las relaciones sexuales vaginales, anales u orales en las que no se utiliza el método anticonceptivo adecuado.
  • Compartir o usar juguetes sexuales con una persona infectada.
  • Participar en prácticas sexuales de riesgo.
  • A través de las manos o dedos que han estado tocando la zona genital de la persona infectada.

Es importante señalar que el contagio de mycoplasma genitalium puede producirse de una persona a otra aún cuando el afectado no presenta síntomas.

A pesar de cualquiera puede contraer esta infección, hay algunos factores de riesgo que aumentan las probabilidades de padecerla y estos son los que detallamos a continuación:

  • Tener múltiples parejas sexuales.
  • No utilizar preservativo al mantener relaciones sexuales.
  • Pacientes con SIDA o un sistema inmunológico más debilitado.
  • Personas que sufren otro tipo de enfermedades de transmisión sexual.
  • Usar los juguetes sexuales sin adoptar unas adecuadas medidas de higiene o compartir los juguetes sexuales con otras personas.
Mycoplasma genitalium: síntomas y tratamiento - Causas y contagio del mycoplasma genitalium

Mycoplasma genitalium: síntomas

De la misma forma que otras infecciones de transmisión sexual, por lo general el mycoplasma genitalium suele ser asintomático, por lo que muchas veces los infectados, al no presentar síntomas, desconocen que padecen de esta enfermedad.

Ahora bien, cuando los síntomas del micoplasma genital sí se manifiestan, suelen aparecer de 1 a 3 semanas después de haber tenido el contacto sexual con la persona infectada y debemos hacer una distinción entre mujeres y hombres, ya que varían considerablemente en función del sexo:

Síntomas en mujeres

  • Dolores en la región pélvica.
  • Dolores o sangrado al mantener relaciones sexuales.
  • Molestias al orinar.
  • Secreciones vaginales más abundantes, con olor y un colo distinto al habitual.
  • Vejiga inflamada.
  • Uretra enrojecida.
  • Dolores o molestias al caminar.
  • Las mujeres embarazadas con esta infección pueden presentar una inflamación de las membranas y el líquido que rodea al feto, condición denominada "corioamnioitis asintomática", y que puede aumentar el riesgo de tener un parto más complicado o prematuro.

Síntomas en hombres

Aunque es poco frecuente, en algunos casos se pueden presentar problemas respiratorios y dolores articulares, unos síntomas más comunes en personas con un sistema inmunológico debilitado.

Mycoplasma genitalium: síntomas y tratamiento - Mycoplasma genitalium: síntomas

Diagnóstico del mycoplasma genitalium

Al ser frecuentemente una enfermedad asintomática y de desarrollo lento, el diagnóstico del mycoplasma genitalium es bastante complicado, además de que es una infección que tiende a confundirse con otras, como la clamidia o la gonorrea. No obstante, el diagnóstico puede hacerse a través de pruebas médicas como las siguientes:

  • Análisis de la primera orina de la mañana tanto en hombres como mujeres.
  • Análisis de una muestra de las secreciones del cuello uterino de la mujer.
  • Estudio de una muestra de las secreciones del uretra tanto en mujeres como en hombres.

El aislamiento y cultivo de estas muestras es muy complejo y puede tardar hasta en 6 meses en realizarse, además de que muy poco laboratorios están capacitados para realizarlos correctamente.

Mycoplasma genitalium: tratamiento

El tratamiento del mycoplasma genitalium consiste en la administración de fármacos antibióticos que ayuden a destruir el parásito responsable de la infección. Por lo general, se suele recomendar un tratamiento a base de azitromicina, que puede ser de una sola dosis oral diaria o de una tratamiento de 5 días. En todos los casos, es fundamental seguir las instrucciones proporcionadas por el médico y respetar al máximo las dosis y la duración del tratamiento indicadas.

Una vez finalizado el tratamiento, es muy probable que el médico solicite la repetición de las pruebas médicas para comprobar si el micoplasma genital se ha curado por completo o, por el contrario, es necesario seguir recibiendo más tratamiento antibiótico.

Por otro lado, es aconsejable suspender las relaciones sexuales de forma temporal hasta que la infección se haya curado totalmente, ya que de lo contrario, se podrían producir nuevos contagios. Así mismo, es muy importante informar a todas las parejas sexuales en el caso de padecer de micoplasma genital, pues ellos también deberían realizarse las pruebas oportunas y ponerse en tratamiento si fuera necesario.

Mycoplasma genitalium: síntomas y tratamiento - Mycoplasma genitalium: tratamiento

Medidas para prevenir el mycoplasma genitalium

Para prevenir el contagio de mycoplasma genitalium, se pueden tener en cuenta medidas como las que enumeramos a continuación:

  • Tener sexo con responsabilidad y utilizar preservativo en todas las relaciones sexuales.
  • Al iniciar una relación estable con una persona, es importante asegurarse de que la misma se encuentra sana y que no padece de ningún tipo de enfermedad de transmisión sexual.
  • Evitar las prácticas sexuales de alto riesgo sin usar protección.
  • Lavar los juguetes sexuales antes y después de cada uso y no compartirlos con otras personas.
  • Someterse a las pruebas médicas oportunas y acudir al ginecólogo de forma regular.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mycoplasma genitalium: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario sobre Mycoplasma genitalium: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mycoplasma genitalium: síntomas y tratamiento
1 de 4
Mycoplasma genitalium: síntomas y tratamiento

Volver arriba