Compartir

Gonorrea: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Por Sonia Collado, Auxiliar de enfermería. 26 noviembre 2015
Gonorrea: síntomas, diagnóstico y tratamiento

La gonorrea es provocada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae y puede infectar tanto a hombres como a mujeres. En la actualidad, es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes, en especial entre personas jóvenes, y puede causar infección en genitales, recto e incluso garganta.

Según la Organización Mundial de la Salud, esta infección bacteriana sigue siendo un problema importante de salud pública, puesto que en los últimos años están apareciendo cepas resistentes a los antibióticos y que resultan mucho más complicadas de curar. En este artículo de ONsalus encontrarás toda la información referente a la gonorrea sus síntomas, diagnóstico y tratamiento.

Formas de contagio de la gonorrea

Esta enfermedad se transmite principalmente a través del contacto sexual sin protección; las zonas húmedas y cálidas son las que más facilitan la proliferación de la bacteria. Es importante recalcar que no es necesaria la eyaculación para transmitir o contraer la gonorrea, sino que con el mero contacto con la vagina, el pene, el ano o la boca de una persona infectada puede darse el contagio. En definitiva, la forma más fácil de contraerla es, sin duda, practicando relaciones sexuales sin utilizar preservativo, especialmente cuando se realizan con distintos compañeros sexuales.

Gonorrea: síntomas, diagnóstico y tratamiento - Formas de contagio de la gonorrea

Síntomas de la gonorrea

El período de incubación de la enfermedad, es decir, el tiempo que transcurre entre que se contrae hasta que aparecen los primeros síntomas, es de 2 a 5 días. Sin embargo, algunas personas pueden tardar hasta un mes en notarlos y otras, en cambio, no presentar ningún síntoma, por lo que desconozcan que se han contagiado. Esto último ocurre especialmente en las mujeres, que en ocasiones son portadoras asintomáticas.

Los síntomas en los hombres son los siguientes:

  • Dolor y ardor al orinar.
  • Aumento de la frecuencia urinaria.
  • Secreción blanca, amarillenta o verdosa del pene.
  • Orificio de la uretra rojo e inflamado.
  • En ocasiones, testículos sensibles o inflamados.

En el caso de las mujeres, los síntomas son:

  • Aumento del flujo vaginal.
  • Dolor y ardor al orinar.
  • Aumento de la micción.
  • Sangrado intermenstrual.
  • Dolor abdominal bajo.

Si la infección se da en el ano, puede haber secreciones, picazón anal, dolores al defecar y sangrado en ambos sexos. Sin embargo, muchas veces no produce síntomas.

Gonorrea: síntomas, diagnóstico y tratamiento - Síntomas de la gonorrea

Diagnóstico de la gonorrea

La gonorrea puede diagnosticarse examinando una muestra de tejido o secreción, llamado exudado; en hombres se toma la muestra del exudado uretral y en mujeres, del exudado cervical. Mediante la técnica de Gram, se visualiza la presencia de la bacteria en el exudado, también puede realizarse un cultivo de la bacteria tomado del cuello uterino, la vagina, la uretra, el ano o la garganta.

Gonorrea: síntomas, diagnóstico y tratamiento - Diagnóstico de la gonorrea

Tratamiento y complicaciones de la gonorrea

El tratamiento de la gonorrea tiene como objetivo curar la infección, lo que suele conseguirse con antibióticos. Tu médico te indicará cuál es el más adecuado para hacer frente a la enfermedad, por lo que nunca decidas automedicarte sin consultar a un profesional. Por lo general, el tratamiento que suele aplicarse es una dosis de ceftriaxona.

Prácticamente la mitad de las mujeres infectadas de gonorrea también contraen la clamidia, otra enfermedad de transmisión sexual bastante común y que deberá tratarse a la vez que la gonorrea. Es importante, además, comunicar el contagio a todas tus parejas sexuales para analizarlas también a ellas y tratarlas si fuera necesario, evitando la propagación de la enfermedad.

Cuando la gonorrea no es tratada, puede derivar en ciertas complicaciones como la inflamación de la uretra, inflamación del epidídimo, donde se maduran y almacenan los espermatozoides, infección de las trompas de Falopio, la infección gonocócica diseminada o la artritis gonocócica.

La falta de síntomas no nos excluye de estar infectados y, por lo tanto, de poder sufrir estas posibles complicaciones. Por ello, no hay mejor prevención que usar preservativo durante todas las relaciones sexuales y acudir al ginecólogo o al urólogo periódicamente.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Gonorrea: síntomas, diagnóstico y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor masculino.

Escribir comentario sobre Gonorrea: síntomas, diagnóstico y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Gonorrea: síntomas, diagnóstico y tratamiento
1 de 4
Gonorrea: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Volver arriba