Compartir

Salpingitis: síntomas, causas y tratamiento

Valoración: 5.0 | 5 votos
Salpingitis: síntomas, causas y tratamiento

Se conoce como salpingitis a la inflamación de las trompas de Falopio, las cuales son estructuras ubicadas a ambos lados del útero, y provoca molestias en las mujeres debido a una distención en las paredes de la trompa, ya que el 60% de los casos suele ser un crecimiento bilateral que atañe a las dos trompas. Este trastorno puede llegar a ser una causa de la esterilidad de origen tubárico en una mujer, por lo que es indispensable realizarse chequeos médicos de forma habitual para poder detectar cualquier alteración en el cuerpo y realizar un tratamiento efectivo.

La salpingitis también es conocida por el nombre de Enfermedad Inflamatoria Pélvica, más conocida como EIP, aunque de esta forma refiere más a una infección en el área genital superior, que puede llegar a abarcar útero, trompas y ovarios. Aunque toda mujer es propensa a adquirir esta enfermedad, la mayor incidencia se da en mujeres jóvenes y sexualmente activas. Si no conoces mucho sobre esta patología, en ONsalus queremos ofrecerte todos los detalles sobre la salpingitis: síntomas, causas y tratamiento.

    Índice
  1. Principales síntomas de la salpingitis
  2. Causas de la salpingitis
  3. Tratamiento para la salpingitis
  4. Factores de riesgo y complicaciones de la salpingitis
  • Principales síntomas de la salpingitis

    Si bien los síntomas de la salpingitis pueden variar dependiendo del agente patógeno que actúe, existe una sintomatología que se da en la gran mayoría de los casos, entre los cuales destacan:

    • Fiebre
    • Náuseas y vómitos
    • Sangrados menstruales irregulares
    • Secreción vaginal de color y olor anormal
    • Sentirse incómoda al momento de tener relaciones sexuales, debido a que puede llegar a generar algunas molestias durante las mismas.

    Por otra parte, la salpingitis puede provocar dolor o calambres en la zona pélvica, ganas de orinar más constantes pero con incomodidad cuando se realiza, grandes molestias durante la ovulación, retortijones abdominales y vaginitis, es decir, inflamación en la vagina.

  • Causas de la salpingitis

    Se pueden diferenciar dos tipos principales de salpingitis, la aguda, en la cual las trompas de Falopio se inflaman, favoreciendo que los síntomas se encuentran muy presentes y pueden ser muy molestos, y la crónica, la cual puede pasar desapercibida muchas veces y, a menudo, se manifiesta después del periodo menstrual, pero llega a ser más duradera.

    Esta patología se puede originar tras una infección vaginal por una bacteria como Mycoplasma, Staphylococcus o Estreptococo, pero en general suele ser causada por una infección de transmisión sexual, mayormente por un tipo de clamidia conocida como Chlamydia trachomatis. Esto hace que la infección comience en la vagina y vaya ascendiendo poco a poco hasta el tracto genital superior.

    Solo el 5% de las mujeres con salpingitis pueden encontrar la causa en otros patógenos de transmisión sexual. Esta alteración se manifiesta en el tiempo de forma variable, lo que significa que puede comenzar a presentarse después de varias semanas o meses después del contacto con el agente que lo provoca.

    Causas de la salpingitis
  • Tratamiento para la salpingitis

    Para diagnosticar la inflamación en las trompas de Falopio basta con que el médico realice unas pruebas de exploración, como el Papanicolau, un cultivo con muestras de la secreción vaginal y análisis de sangre, pues con esto se puede corroborar si los síntomas corresponden a dicha enfermedad y determinar el tipo de microorganismo que la está produciendo.

    Como se trata de una patología que habitualmente es provocada por una bacteria, es probable que el médico opte por un tratamiento basado en antibióticos y antiinflamatorios que puedan ayudar considerablemente a aliviar las molestias, al mismo tiempo que se va eliminando la bacteria del organismo.

    Si el caso es muy grave, puede que el especialista opte por hospitalizar a la mujer mientras le ofrecen un tratamiento a ella y a su pareja. Si existe una acumulación de pus en un absceso pélvico provocado por la EIP, es probable que se requiera una cirugía para realizar un drenaje del mismo.

    Se aconseja que si estás pasando por esta enfermedad, evites las relaciones sexuales no protegidas durante el periodo que dure el tratamiento; sin embargo, si sabes o sospechas que sufres de salpingitis, debes consultar a un médico para que pueda ofrecerte las pautas para una mejoría rápida.

    Tratamiento para la salpingitis
  • Factores de riesgo y complicaciones de la salpingitis

    Aumenta considerablemente el riesgo de sufrir salpingitis si mantienes relaciones sexuales con tu pareja y él mismo tiene una infección genital, si tuviste una cirugía pélvica previa, si cuentas con múltiples parejas sexuales, si tienes antecedentes de enfermedad inflamatoria pélvica o si utilizas DIU, es decir, el dispositivo intrauterino como método anticonceptivo.

    Si tienes salpingitis, algunas complicaciones que pueden aparecer son:

    • Una infección generalizada.
    • Dolor pélvico crónico.
    • Embarazo ectópico.
    • EIP de forma recurrente.
    • Esterilidad de origen tubárico.
    • La aparición de un absceso pélvico con pus.
  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Salpingitis: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre salpingitis: síntomas, causas y tratamiento