Compartir

Leucorrea: causas, síntomas y tratamiento

Valoración: 5.0 | 3 votos
Leucorrea: causas, síntomas y tratamiento

Al lo largo del ciclo menstrual, la mujer secreta distintos flujos vaginales como una acción del organismo para mantener la vagina protegida de bacterias, sana y húmeda. Sin embargo, cuando esta secreción aumenta en cantidad y cambia de color, olor o consistencia puede ser una señal de infección vaginal o de desórdenes hormonales. El exceso de flujo vaginal se conoce como leucorrea, condición que se caracteriza por una secreción pegajosa, espesa, que puede ser de color blanco, amarillo o verde y que puede variar según los cambios hormonales y durante el ciclo menstrual.

Si bien un cambio en el flujo vaginal resulta un hecho alarmante, en la mayoría de los casos la leucorrea no representa una complicación mayor de salud, por el contrario, se asocia con cambios que el cuerpo femenino sufre durante el embarazo y con algunas infecciones vaginales. Para conocer más sobre la leucorrea: causas, síntomas y tratamiento, te invitamos a seguir leyendo con atención este artículo de ONsalus.

    Índice
  1. Causas de la leucorrea
  2. Síntomas de la leucorrea
  3. Tratamiento de la leucorrea
  4. Factores que alteran la flora bacteriana de la vagina
  • Causas de la leucorrea

    Acidez vaginal

    La vagina, a diferencia de otros tejidos corporales, tiene un pH que oscila entre 3.5 y 4.5, lo cual es responsable de que permanezcan en ella, y en perfecto balance, todos los microorganismos que la protegen de bacterias y hongos. Sin embargo, cualquier cambio en la acidez de la vagina puede estimular la proliferación de bacterias o levaduras que den paso a una infección de la vagina o del útero, condiciones que se caracterizan por la presencia de leucorrea.

    Infección urinaria

    La uretra femenina está expuesta al exterior y, además, se encuentra próxima a la vagina y al ano. Cualquier infección de la uretra, la vejiga o, incluso, la presencia de parásitos en el ano puede alterar el ambiente de la vagina y causar leucorrea.

    Aseo personal

    No en todas las ocasiones en que se produce una vaginitis, inflamación del tejido vaginal, la causa son gérmenes y bacterias. En algunos casos, de hecho muy frecuentes, la culpa la tienen los productos de aseo íntimo, los cuales pueden alterar la flora bacteriana de la vagina, disminuir la acidez e incluso causar molestias e irritaciones debido al aroma que ofrecen. Desodorantes vaginales, duchas vaginales, lubricantes y jabones pueden se responsables de una vaginitis con leucorrea.

    Embarazo

    Durante el embarazo, el aparato reproductor femenino, sobre todo el útero, atraviesa una serie de cambios entre los que resaltan la variación hormonal, la cual puede tener picos y caídas a lo largo de todo el período de gestación. Por esta razón, es totalmente común y normal que las mujeres embarazadas presenten abundante flujo vaginal a lo largo de los nueve meses.

    Leucorrea vestibular y discrásica

    La leucorrea vestibular es la que se presenta durante el proceso de excitación psicosexual justo antes del coito y se reconoce porque el fluido humedece los genitales de la mujer. La leucorrea discrásica se debe a aun aumento en la producción de estrógenos.

    Tricomoniasis

    Es una infección que afecta a la membrana de la vagina y del cuello uterino y es causada por un parásito. Esta afección, conocida como tricomoniasis, se transmite a través de las relaciones sexuales, la mayoría de las personas no sabe que la padece y en la mujer se caracteriza por causar flujo es excesivo y se acompaña con inflamación.

    Candidiasis

    La candidiasis es la infección causada por el hongo candida albicans y es muy fácil de reconocer debido a que causa mucha comezón y provoca la secreción de un flujo blanquecino con aspecto similar al requesón. Cualquier cambio en la flora bacteriana de la vagina puede causar esta infección que no se trasmite a través de las relaciones sexuales.

    Vaginosis bacteriana

    Es la infección vaginal más común entre las féminas y su causa se desconoce. Esta afección también es muy fácil de reconocer debido a que provoca, además de leucorrea, un olor muy fétido en la vagina que es similar al del pescado. Ardor, comezón y dolor también forman parte de sus síntomas.

    Otras afecciones que pueden causar leucorrea

    • Pólipos cervicales.
    • Dispositivo DIU.
    • Pastillas anticonceptivas.
    • Desórdenes en la glándula tiroides.
    • Disminución o aumento en la producción de hormonas ováricas.
    • Infección del cuello uterino.
    Causas de la leucorrea
  • Síntomas de la leucorrea

    Por lo general, la leucorrea suele ser una condición asintomática que no manifiesta más que el aumento en la secreción vaginal, sin embargo, dependiendo de sus causa puede estar acompañada de otros síntomas, tales como:

    • En caso de vaginitis: comezón, ardor, lesión en la piel y dolor durante la relación sexual.
    • En caso de infección por trichomonas: la secreción es verdosa, espumosa y de olor fecal.
    • En caso de candidiasis: secreción blanca similar al requesón, comezón y ardor.
    • En caso de vaginosis bacteriana: olor fétido como el pescado, ardor, dolor y el flujo puede ser sin color.
    • En caso de vaginitis por otras bacterias: ardor, irritación, flujo abundante amarillo, blanco o gris.

    Otros síntomas puede incluir:

    • Dolor en la parte baja de la espalda, sobre todo si hay infección de orina.
    • Manchas en la ropa interior.
    • Malestar digestivo.
    • Sensibilidad abdominal.
    • Inflamación de la vejiga.
    • Dolores de cabeza.
    • Estreñimiento.
    • Prurito.
  • Tratamiento de la leucorrea

    Para conseguir el tratamiento de la leucorrea, es necesario visitar al ginecólogo para que tome una muestra del flujo y después de su debido examen patológico, se determine el tipo de secreción que permita diagnosticar la causa.

    En caso de infecciones vaginales

    El tratamiento suele ser una combinación de óvulos vaginales y antibióticos que permitan eliminar la bacteria, el hongo o el parásito que ha causado la lesión para así comenzar a observar mejoría. Cuando la infección es una ETS, es necesario que tanto la mujer como el hombre reciban tratamiento para erradicar la patología en ambos órganos sexuales. Por lo general, el tratamiento con antibióticos consta de siete días de medicación oral y tres días de medicación intravaginal.

    Los óvulos vaginales también serán el tratamiento recomendado para tratar afecciones más comunes como la candidiasis, sin embargo, en este caso no es necesario recetar antibióticos. Cuando la causa de la leucorrea es la vaginitis, el especialista puede que recete algún antiinflamatorio si la inflamación está muy avanzada.

    Infecciones urinarias

    El tratamiento de las infecciones urinarias sugiere el consumo de antibióticos orales, sin embargo, el medicamento solo se podrá conocer una vez que se haya realizado el cultivo de la orina que determine el tipo de bacteria y a qué medicinas es sensible y resistente. Al igual que cualquier otro tipo de infección, los antibióticos suelen recetarse durante siete días y pueden estar acompañados de suplemento de vitamina C y alguna especie de antiséptico.

    Otros aspectos a tener en cuenta

    • Cuando la leucorrea es producto de un proceso natural en la mujer como el embarazo, la ovulación o la menstruación no será necesario realizar ningún tipo de tratamiento.
    • Algunos anticonceptivos orales causan leucorrea, en estos casos será necesario evaluar el comportamiento del flujo durante los primeros tres meses consumiendo la píldora. Si después de ese tiempo la leucorrea persiste, será necesario cambiar de pastillas.
    • Los dispositivos DIU también pueden causar una alteración hormonal que derive leucorrea, sin embargo, al cabo de tres meses el síntoma suele desaparecer.
    Tratamiento de la leucorrea
  • Factores que alteran la flora bacteriana de la vagina

    En la mayoría de los casos, la leucorrea es una respuesta del organismo a alteraciones en la flora bacteriana vaginal y en la acidez de la vagina, por lo tanto resulta muy importante reconocer qué factores pueden influir en nuestra zona íntima para reconocerlos y tomar las medidas preventivas que nos permitan evitar la leucorrea:

    • Embarazo.
    • Diabetes.
    • Cambios climáticos.
    • Condones con sabor.
    • Lubricantes con aroma.
    • Antibióticos e inmunosupresores.
    • Tampones.
    • Jabón, desodorante o duchas vaginales.
    • Ropa interior de tela sintética, es recomendable preferir aquellas de algodón.
    • Prenda íntima tipo hilo dental.
    • Prendas ajustadas.
    • Higiene deficiente.
  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Leucorrea: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre leucorrea: causas, síntomas y tratamiento