Compartir

Cuello del útero inflamado: causas, síntomas y tratamiento

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. Actualizado: 5 marzo 2018
Cuello del útero inflamado: causas, síntomas y tratamiento

La inflamación del cuello del útero es una condición que se conoce médicamente como cervicitis y suele estar ocasionada por infecciones vaginales, enfermedades de transmisión sexual, contacto con productos irritantes o lesiones y traumatismos en la zona. Se trata de una afección que muchas veces se diagnostica cuando la mujer se está sometiendo a un examen ginecológico rutinario y puede causar síntomas como flujo vaginal anormal, sangrado vaginal intermenstrual, dolor en el bajo vientre y dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales). Su tratamiento se deberá establecer en base a la condición o afección causante, pero es importante iniciarlo lo más rápido posible para evitar que la inflamación se vuelva crónica y otras complicaciones de mayor gravedad. En el siguiente artículo de ONsalus, vamos a mostrar con detalle cuáles son las causas, los síntomas y el tratamiento del cuello del útero inflamado.

Cuello uterino inflamado: causas

El cuello uterino se encuentra situado entre la vagina y el recto y es el extremo más estrecho del útero. Si el cuello uterino se inflama puede provocar un sangrado vaginal anormal y se padece de lo que se conoce como cervicitis. A continuación, vamos a detallares cuáles pueden ser las posibles causas del cuello del útero inflamado:

  • Infecciones vaginales como, por ejemplo, la vaginosis bacteriana o la candidiasis.
  • Enfermedades de transmisión sexual (ETS): algunas ETS pueden dar lugar a la inflamación del cuello uterino, como es el caso de la gonorrea, clamidia, mycoplasma genitalium, tricomoniasis, herpes genital o virus del papiloma humano.
  • Reacciones alérgicas a productos irritantes, como los preservativos, las duchas vaginales o los espermicidas.
  • Lesiones provocadas durante el parto.
  • Colocación del DIU u otros elementos en el interior de la vagina que pueden acabar provocando lesiones como, por ejemplo, los diafragmas, los pesarios, las tapas cervicales, etc.
  • Miomas o pólipos uterinos.

Hay una serie de factores que pueden hacer que una mujer sea más propensa a presentar cervicitis en algún momento de su vida, y entre estos se encuentran los siguientes:

  • Mantener prácticas sexuales de alto riesgo.
  • No utilizar preservativo durante las relaciones sexuales.
  • Tener antecedentes de enfermedades de transmisión sexual.
  • Hacer duchas vaginales o usar productos químicos que resulten agresivos e irritantes en la zona vaginal.
  • Estar en la premenopausia o menopausia, ya que cuando los niveles de estrógenos se reducen en el cuerpo femenino, hay un mayor riesgo de presentar inflamación del cuello uterino.
Cuello del útero inflamado: causas, síntomas y tratamiento - Cuello uterino inflamado: causas

Útero inflamado: síntomas

En muchas ocasiones, cuando el cuello de útero está inflamado, es posible que la mujer afectada no presente ningún síntoma notorio. Por ello, la mayoría de veces es una condición que se diagnostica cuando se realiza un examen ginecológico rutinario. No obstante, cuando la cervicitis si es sintomática, se pueden presentar los siguientes signos y síntomas:

  • Flujo vaginal anormal y abundante que puede tener un color blanco, amarillo o gris y desprender mal olor.
  • Sangrado vaginal anormal entre periodos menstruales o después de mantener relaciones sexuales.
  • Dolor y molestias durante las relaciones sexuales.
  • Dolor al orinar.
  • Micción frecuente o difícil.
  • Escozor y comezón en la vagina.
  • Dolor o presión en el vientre bajo.
  • Sensación de hinchazón en la zona inferior abdominal.

Citología para detectar la inflamación del cuello uterino

Una de las primeras pruebas médicas que se realiza para detectar si el cuello uterino está inflamado es la citología. Esta prueba ginecológica permite analizar las células del cuello uterino y diagnosticar posibles anomalías en las células o en las paredes de este extremo del útero. Se trata de un examen que todas las mujeres deben hacerse de forma rutinaria una vez que hayan mantenido relaciones sexuales y a partir de los 21 años, a pesar de que no sean mujeres sexualmente activas.

Para confirmar el diagnóstico de la inflamación del cuello uterino, la citología puede ir acompañada de otros exámenes médicos como:

  • Colposcopia, mediante la cual se inspecciona el cuello del útero con un instrumento óptico.
  • Análisis de una muestra de flujo vaginal.
  • Análisis de orina.
  • Análisis de sangre.
  • Pruebas para detectar si se padece alguna enfermedad de transmisión sexual como gonorrea o clamidia.
  • Biopsia del cuello uterino.
Cuello del útero inflamado: causas, síntomas y tratamiento - Citología para detectar la inflamación del cuello uterino

Cuello del útero inflamado: tratamiento

El tratamiento del cuello del útero inflamado dependerá en cada caso de cuál sea la causa originaria de la inflamación. Es por ello que el tratamiento puede abarcar lo siguiente:

  • Toma de medicamentos antibióticos en caso de infecciones vaginales causadas por bacterias.
  • Toma de medicamentos antivirales en caso de infecciones vaginales ocasionadas por virus.
  • Toma de medicamentos antifúngicos en caso de infecciones provocadas por un crecimiento excesivo de hongos.
  • Cuando la inflamación del cuello uterino está provocada por objetos o productos irritantes, se debe suspender de inmediato la utilización de los mismos y se pueden recetar algunos medicamentos antiinflamatorios.
  • La terapia hormonal se puede usar en mujeres que han llegado a la menopausia y que están sufriendo las consecuencias de la disminución de los niveles de estrógeno en su cuerpo.

En el caso de infecciones vaginales o de transmisión sexual en las que existe riesgo de contagio, es importante que la pareja de la mujer afectada también se someta a los exámenes médicos oportunos e inicie un tratamiento si es necesario.

Cuando el tratamiento farmacológico no es suficiente para curar la inflamación del cuello uterino o esta se presenta de forma prolongada, se pueden sugerir otros tratamientos médicos como:

  • Tratamiento láser para destruir el tejido dañado del útero mediante la aplicación de un rayo de luz intensa.
  • Criocirugía o congelación del tejido dañado del útero.
  • Electrocauterización: se extirpa el tejido dañado del útero a través de electricidad.

Es muy importante recibir tratamiento para el cuello uterino inflamado para evitar posibles complicaciones como el padecimiento de dolor durante las relaciones íntimas prolongado y la enfermedad inflamatoria pélvica, que es la inflamación e infección de los principales órganos reproductivos femeninos, como el útero, los ovarios y las trompas de Falopio.

Medidas para prevenir la inflamación del cuello del útero

El riesgo de desarrollar cervicitis puede disminuirse poniendo en práctica medidas como las que mostramos en las siguientes líneas:

  • Evitar la utilización de productos íntimos irritantes. No son aconsejables las duchas vaginales, los tampones perfumados o los desodorantes vaginales.
  • Mantener una buena higiene sexual y usar preservativo en todas las relaciones íntimas.
  • Asegurarse de que cualquier objeto que se haya insertado en la vagina esté bien colocado y no produzca lesiones.
  • Tener la certeza de que la pareja sexual no padece ningún tipo de enfermedad de transmisión sexual.
  • No llevar a cabo prácticas sexuales de alto riesgo.
Cuello del útero inflamado: causas, síntomas y tratamiento - Medidas para prevenir la inflamación del cuello del útero

Cuello del útero inflamado en el embarazo

La inflamación del cuello uterino puede producirse en el embarazo, pero si se trata de forma temprana y correcta, no tiene por qué interferir en el desarrollo normal el feto. No obstante, siempre se debe detectar cuál es la causa originaria de manera rápida, ya que si existe una enfermedad de transmisión sexual, esta sí puede ocasionar complicaciones significativas en la salud de la mujer y la del bebé.

Además de lo anterior, es importante insistir en la importancia de recibir tratamiento temprano en caso de que el cuello uterino esté inflamado, ya que si la inflamación se prolonga mucho en el tiempo y se padece de una cervicitis crónica, se pueden presentar problemas de fertilidad.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuello del útero inflamado: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario sobre Cuello del útero inflamado: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Nalleli de la crus valderrama herrer
Mi duda es tengo mi útero inflamado ... Esto es posible que lo proboke un embarazo o kiere desir que estoy embarazada o a que se debe

Cuello del útero inflamado: causas, síntomas y tratamiento
1 de 4
Cuello del útero inflamado: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba