Compartir

Vaginosis bacteriana: síntomas, causas y tratamiento

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. 22 noviembre 2016
Vaginosis bacteriana: síntomas, causas y tratamiento

La vaginosis bacteriana es la infección vaginal más común que puede desarrollar una mujer, y es que se produce cuando las bacterias que viven normalmente en la vagina y se mantienen en equilibrio, crecen y proliferan de manera desmesurada. Es más frecuente entre mujeres de 15 a 44 años y aunque no se sabe a ciencia cierta qué la causa, sí existen algunos factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollarla, como por ejemplo tener varias parejas sexuales, hacer duchas vaginales o tomar ciertos antibióticos, entre otros. Es importante tratar la infección con los fármacos adecuados con rapidez para controlar los síntomas y evitar complicaciones que puedan afectar más gravemente a la salud sexual de la paciente. En este artículo de ONsalus explicamos con detalles cuáles son los síntomas, las causas y el tratamiento de la vaginosis bacteriana.

Síntomas de la vaginosis bacteriana

Los síntomas de vaginosis bacteriana pueden variar considerablemente de una mujer a otra y también se observan casos de pacientes que tienen este tipo de infección vaginal pero sin presentar ningún síntoma. Ahora bien, cuando si es sintomática las señales que pueden alertarte de sufrir vaginosis bacteriana son las que detallamos a continuación:

  • Flujo vaginal de color blanco o grisáceo poco espeso que desprende un olor desagradable, muy similar al del pescado. Este mal olor suele acentuarse después de haber mantenido relaciones sexuales y antes de que llegue la menstruación. Las secreciones de flujo pueden ser escasas o abundantes,
  • Ardor y escozor al orinar.
  • Picores vaginales internos y externos.

Causas de la vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es un tipo de infección vaginal que se produce cuando se da un crecimiento excesivo de las bacterias que normalmente se encuentran en la vagina en equilibrio. Se desconoce la causa exacta de este sobrecrecimiento bacteriano, pero los expertos señalan que hay ciertos factores que podrían llegar a alterar el equilibrio de las bacterias en la vagina y aumentar el riesgo de contraer vaginosis bacteriana; estos son los siguientes:

  • Tener diferentes parejas sexuales o una nueva pareja sexual.
  • Realizarse duchas vaginales, las cuales afectan al pH natural de la vagina y a la flora que la mantiene protegida frente a posibles infecciones.
  • Toma de antibióticos.
  • Usar el DIU.

A pesar de que la vaginosis bacteriana es mucho más común en mujeres sexualmente activas, también puede darse en aquellas mujeres que no tienen parejas sexuales o que nunca han mantenido relaciones sexuales. También conviene aclarar que la vaginosis bacteriana no es una enfermedad de transmisión sexual (ETS), pero su padecimiento puede aumentar el riesgo de contraer una ETS.

Vaginosis bacteriana: síntomas, causas y tratamiento - Causas de la vaginosis bacteriana

Diagnóstico de la vaginosis bacteriana

Ante el padecimiento de los síntomas anteriormente descritos, es importante que consultes a tu médico o ginecólogo. El especialista realizará un examen pélvico con el fin de diagnosticar la vaginosis bacteriana. Es posible que introduzca un espéculo en la vagina para tomar una muestra del flujo vaginal con un hisopo de algodón y analizarla posteriormente bajo microcospio. De esta forma, podrá determinar si existen signos de infección.

Es recomendable que no uses tampones ni mantengas relaciones sexuales 24 horas antes de acudir a la consulta médica para que las pruebas no salgan alteradas.

Tratamiento de la vaginosis bacteriana

El tratamiento de la vaginosis bacteriana suele basarse en la toma de antibióticos para frenar el crecimiento excesivo de las bacterias responsables de la infección. Por lo general, puede prescribirse la toma de pastillas antibióticas por vía oral o la aplicación directa en la vagina de cremas antibióticas. Estos tratamientos actúan de forma eficaz y rápida, pero es importante que te asegures de usar el fármaco recetado correctamente, que sigas las instrucciones del prospecto y que no lo suspendas antes de tiempo.

Es importante que mientras estás en tratamiento por vaginosis bacteriana, no ingieras alcohol, ya que la combinación de este con los antibióticos pueden causarte náuseas y vómitos.

La vaginosis bacteriana no puede transmitirse a una pareja masculina, pero si a una femenina, por lo que en este caso es posible que exista contagio y es muy probable que ella también necesite recibir tratamiento.

Si no recibes tratamiento...

Es fundamental tratar la vaginosis bacteriana y hacerlo ante los primeros síntomas para evitar complicaciones, y es que si esta infección no se cura como debe puede acarrear algunos problemas como los que mostramos a continuación:

  • Aumenta el riesgo de contraer VIH si se mantienen relaciones sexuales con una persona que está infectada por este virus.
  • Si tienes VIH y vaginosos bacteriana, existe un mayor riesgo de propagar el VIH a su pareja.
  • Aumentan las probabilidades de padecer una ETS, como la gonorrea o la clamidia.
  • Si presentas vaginosis bacteriana en el embarazo y no recibes tratamiento, es más probable que tengas un parto prematuro.
Vaginosis bacteriana: síntomas, causas y tratamiento - Tratamiento de la vaginosis bacteriana

Medidas para aliviar los síntomas de vaginosis bacteriana

Además del tratamiento médico, puedes aliviar los síntomas de vaginosis bacteriana, como la sensación de ardor y la picazón vaginal mediante algunos cuidados y medidas sencillas:

  • Lavar la zona íntima a diario con un jabón íntimo suave específico para esa área.
  • Secar bien la zona genital después de lavarla.
  • No realizar duchas vaginales ni aplicar desodorantes vaginales.
  • Al ir al baño, limpiar la zona genital siempre de delante hacia atrás y nunca a la inversa.
  • Utilizar tampones o compresas sin perfume.
  • Llevar ropa de interior de algodón y prendas de ropa holgadas.

Te recomendamos que también descubras los tratamientos naturales que te mostramos en el artículo Remedios caseros para la irritación vaginal.

Para prevenir la vaginosis bacteriana, se aconseja limitar el número de parejas sexuales y utilizar siempre preservativo al mantener relaciones sexuales.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Vaginosis bacteriana: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario sobre Vaginosis bacteriana: síntomas, causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Moni
Llevo cuatro ovulos de blastoestimulina y aún no noto mejoria completa en mis síntomas, será que aún es pronto?

Vaginosis bacteriana: síntomas, causas y tratamiento
1 de 3
Vaginosis bacteriana: síntomas, causas y tratamiento

Volver arriba