Compartir

Paroxetina: para qué sirve, cómo tomarla y efectos secundarios

 
Por Dra. Gennesis González, Médico. 7 diciembre 2020
Paroxetina: para qué sirve, cómo tomarla y efectos secundarios

La Paroxetina es un medicamento que trata la depresión complicada por la ansiedad o episodios depresivos mayores, como los trastornos obsesivos compulsivos, trastornos de ansiedad generalizada y ataques de pánico.

La dosis media gira alrededor de los 20 mg al día dependiendo de cada condición a tratar y esta debe ser administrada preferiblemente en las mañanas junto con las comidas. La manera en la que se debe tomar la paroxetina debe ser indicada por el médico debido a los posibles efectos secundarios que se pudiesen presentar tras sus primeras tomas, dentro de estos se incluyen vómitos, diarrea, estreñimiento, inquietud, somnolencia, etc.

La paroxetina es un fármaco antidepresivo que debe ser prescrito e indicado solo por el especialista. Si quieres saber más, continúa leyendo este artículo de ONsalus sobre para qué sirve la paroxetina, cómo tomarla y sus efectos secundarios.

También te puede interesar: Sertralina: usos, dosis y efectos secundarios

¿Qué es la Paroxetina y para qué sirve?

En líneas generales y para entender un poco cómo funciona este medicamento, debes saber que todas las personas tenemos en nuestro cerebro una sustancia química o neurotransmisor denominado serotonina, conocido habitualmente como un regulador del estado de ánimo o también como la hormona de la felicidad. En aquellas personas que padecen de depresión o ansiedad, los niveles de esta sustancia, la serotonina, se encuentran más bajos que en el resto de la población general, y este medicamento, la Paroxetina, ayuda aumentar los niveles de serotonina a nivel cerebral.

De esta manera, médicamente este fármaco pertenece al grupo de los denominados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina en las terminaciones nerviosas. Esta es la acción propiamente dicha que permite aumentar la concentración de este neurotransmisor.

La Paroxetina sirve para el tratamiento de:

Se absorbe en el sistema digestivo y los niveles plasmáticos de este medicamento se obtienen al cabo de 7 o 14 días tras el inicio del tratamiento. Esto implica que el efecto comenzará a hacerse estable y notable una vez transcurrido este periodo de tiempo. Es metabolizado en el hígado y tiene un tiempo de semivida de eliminación de 21 horas.

¿Cómo tomar Paroxetina?

La Paroxetina se administra por vía oral y la dosis recomendada está en torno a los 20 mg, siendo esta la cantidad óptima para la mayoría de los pacientes.

Sin embargo, el cómo tomar la Paroxetina dependerá estrictamente de cada persona y de los trastornos asociados a su diagnóstico, de ahí la importancia de que sea solo administrada si el especialista lo indica. La respuesta del paciente será imprescindible en el momento de ajustar la dosis, la cual se puede aumentar 10 mg hasta que la respuesta sea la esperada por el médico.

La Paroxetina se debe tomar sin masticar una vez al día preferiblemente por las mañanas y con los alimentos:

  • En caso de tratar la depresión, la dosis inicial es de 20 mg y la dosis máxima diaria que se puede administrar es de 50 mg al día.
  • En caso de tratar a pacientes con trastorno obsesivo compulsivo, la dosis recomendada es de 40 mg al día. Sin embargo, el paciente deberá comenzar con la dosis inicial de 20 mg e irá aumentando 10 mg semanalmente de acuerdo a su respuesta al medicamento. La dosis máxima requerida en este caso puede oscilar alrededor de los 60 mg al día.
  • Para tratar los trastornos de pánico, se recomienda la dosis diaria de 40 mg al día, aumentando semanalmente 10 mg hasta que la respuesta del paciente sea la óptima. La dosis máxima diaria es de 60 mg. La revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría en el año 1996 realizó un estudio en relación al uso de la Paroxetina en 31 pacientes que sufrían de trastornos de pánico demostrando la efectividad de este fármaco en este tipo de enfermedades. Se concluyó que al final del tratamiento 28 de los 31 pacientes estudiados tuvieron resultados muy mejorados o bastante mejorados con el uso de la Paroxetina. Afortunadamente, en este estudio los efectos secundarios referidos fueron escasos, los más frecuentes fueron náuseas en el 19.3%, mareo o vértigo en el 9.6% y astenia o cansancio en el 9.6%[1].
  • En caso de trastorno de fobia social, de estrés postraumático y de ansiedad generalizada, la dosis inicial será de 20 mg siendo esta la recomendada y su dosis máxima diaria será de 50 mg.

El médico indicará la dosis a tomar y el ajuste que se requerirá de acuerdo también a los síntomas que se vayan presentando o no después de cada toma y a la respuesta individualizada de cada persona.

En el caso de que la Paroxetina se haya indicado en personas mayores de 65 años, actualmente, la dosis recomendada al día es de máximo 40 mg para ellos.

Por otro lado, su uso en niños y adolescentes, generalmente, está contraindicado salvo que el médico haya decidido que su administración sea beneficiosa para su salud.

Efectos secundarios de la Paroxetina

Como todos los medicamentos, la paroxetina puede provocar algunos efectos adversos tras su administración, especialmente, durante las primeras semanas de su uso, incluyendo:

  • Dolor de cabeza.
  • Somnolencia.
  • Vértigo.
  • Insomnio.
  • Estreñimiento.
  • Diarrea.
  • Sangrados inusuales.
  • Vómitos con sangre.
  • Heces con sangre.
  • Imposibilidad para orinar.
  • Convulsiones.
  • Inquietud
  • Cansancio.
  • Confusión.
  • Parestesia.
  • Palpitaciones.
  • Disminución de la libido.
  • Equimosis.

Raras veces se puede presentar como efectos adversos insuficiencia renal aguda, alopecia, amenorrea, angioedema y reacción anafiláctica.

Este medicamento suele ser controlado por los psiquiatras, evita la automedicación y su administración sin la debida prescripción e indicación.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Paroxetina: para qué sirve, cómo tomarla y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Referencias
  1. Garrido Carril, E., García-Pundo, U. R., Sánchez Alonso, R. M., Ramón, G., Rodríguez Campayo, M. A., & Sabater Ferragut, A. (1996). La paroxetina en los trastornos de pánico. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría., 16(59), 441-447.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Paroxetina: para qué sirve, cómo tomarla y efectos secundarios
Paroxetina: para qué sirve, cómo tomarla y efectos secundarios

Volver arriba