Compartir

¿La fluoxetina engorda?

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 3 septiembre 2019
¿La fluoxetina engorda?

La fluoxetina es un fármaco utilizado para tratar la depresión, un trastorno mental relacionado con la afectividad. Actualmente, este ha ido en aumento y puede resultar de graves consecuencias para el que la padece.

Uno de los nombres más conocidos de esta medicación es Prozac, pero existe su formato genérico y su formato bajo muchos más nombres de marcas. La prescripción de este fármaco es de vital importancia en los casos de pacientes depresivos, los cuales en muchos casos deben consumirlo por largos periodos de tiempo y sienten curiosidad de saber si, entre los efectos secundarios, que puede tener este fármaco existe el riesgo de engordar. En este artículo de ONsalus, conocerás la respuesta a la duda sobre si la fluoxetina engorda o no y mucho más sobre este medicamento.

También te puede interesar: Fluoxetina: usos y efectos secundarios

Qué es y para qué sirve la fluoxetina

La fluoxetina es un fármaco antidepresivo, actúa como un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina. Su función es potenciar el efecto de la serotonina, la misma es un neurotransmisor a través del cual se comunican las neuronas. Al aumentar su cantidad, se mantiene el equilibrio mental. Debido al tipo de medicamento, debe ser indicado por un médico especialista conocedor de la materia.

La fluoxetina sirve para tratar diversas enfermedades y afecciones. Concretamente, este antidepresivo es utilizado en el tratamiento de enfermedades como:

  • Depresión: se utiliza en aquellos cuadros depresivos persistentes que interfiere con la actividad diaria del que la padece. Aprende más sobre este tema en este otro artículo de ONsalus en el que se explica todo sobre Depresión: tipos, causas, síntomas y tratamiento.
  • Trastorno obsesivo compulsivo: se caracteriza por la presencia de un cuadro ansioso donde existen pensamientos recurrentes y persistentes que pueden ocasionar temor preocupación y conductas repetitivas.
  • Trastornos alimenticios: conocidos como bulimia nerviosa, la fluoxetina es prescrita en los casos de excesos en el comer y cuando se presentan vómitos frecuentes como complemento farmacológico, aunado a la psicoterapia.
  • Ataques de pánico: estos se presentan de manera repentina e inesperada, sintiendo miedo extremo y preocupación por la aparición de estos ataques.
  • Trastorno disfórico premenstrual: es utilizado para aliviar los síntomas de esta alteración, la cual se caracteriza por la presencia de síntomas como cambios en el estado de ánimo, irritabilidad, distensión abdominal, sensibilidad en los senos.
  • Trastorno bipolar: esta medicación también utilizada para tratar el trastorno bipolar que cursa con cuadro depresivo.

La fluoxetina ha resultado eficaz como tratamiento de apoyo en otras alteraciones como:

  • Obesidad.
  • Alcoholismo.
  • Cefaleas crónicas.
  • Trastornos por estrés postraumáticos.
  • Disfunciones sexuales.

Puedes informarte más sobre qué es este medicamento y más aspectos en este otro artículo de ONsalus sobre Fluoxetina: usos y efectos secundarios.

¿La fluoxetina engorda? - Qué es y para qué sirve la fluoxetina

¿La fluoxetina engorda?

La fluoxetina NO engorda, con la administración de este tipo de antidepresivos se aumenta la cantidad de serotonina en el sistema nervioso, lo cual causa felicidad en la persona que realiza dicho tratamiento. Al sentirse de esta manera, difícilmente buscará la forma de sobrealimentarse, pues lo que estimula a ello es la depresión y la tristeza, es por ello que no ocasiona aumento de peso.

Cuando las personas se encuentran en cuadros depresivos buscan la manera de satisfacer la sensación de vacío que experimentan comiendo. La comida produce la liberación de serotonina en pequeñas cantidades. La fluoxetina causa pérdida de peso siempre y cuando esté prescrita de forma correcta por un médico especialista conocedor de la materia.

Fluoxetina: dosis

La dosis diaria de fluoxetina varía de acuerdo a la edad del paciente, sintomatología que presente y a la enfermedad que se vaya a tratar. La presentación con la cual se consigue en el mercado para ser ingerido por vía oral es de 20 mg. La dosis a usar va de 20 a 60 mg al día.

El médico indicará su ingesta en dosis pequeñas una vez al día, la cual se irá aumentado progresivamente si el paciente lo necesita hasta llegar a tomarla 2 veces al día. Se debe evitar su ingesta durante la noche, ya que puede modificar el sueño.

Las formas de presentación de fluoxetina es de pastillas o comprimidos, cápsulas y líquida y deben ser ingeridas según lo indique el médico.

¿La fluoxetina engorda? - Fluoxetina: dosis

Fluoxetina: efectos secundarios

Los efectos secundarios de la fluoxetina que se pueden manifestar al poco tiempo de su ingesta son:

  • Nerviosismo.
  • Dolor de cabeza.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Pérdida de la memoria.
  • Ansiedad.
  • Imposibilidad de conciliar el sueño incluso para mantenerlo.
  • Boca seca.
  • Pérdida de apetito y de peso.
  • Acidez.
  • Bostezos.
  • Debilidad.
  • Temblor incontrolable en parte del cuerpo.
  • Cambios en el deseo sexual.
  • Aumento del sudor.

Otros efectos secundarios que se se pueden presentar, aunque son poco frecuentes, y que requieren de la asistencia médica de forma inmediata son:

  • Lesiones en piel tipo sarpullido, urticaria, acompañada de picazón.
  • Fiebre.
  • Dolor articular.
  • Presencia de inflamación en cara, garganta, lengua, labios, ojos, tobillos, pies, parte inferior de las piernas.
  • Dificultad para respirar y tragar.
  • Problemas gastrointestinales como: mareos, náuseas, vómito, diarrea.
  • Espasmos musculares o rigidez intensa.
  • Sudoración.
  • Agitación.
  • Estado de confusión que pueden llegar a alucinaciones.
  • Pérdida de la coordinación.
  • Desmayos.
  • Convulsiones.
  • Sangrado o presencia de moretones.

Recomendaciones para dejar de tomar fluoxetina

Lo importante que debes tener en cuenta si estás en tratamiento con fluoxetina, tanto en el inicio del tratamiento como al cese del mismo, es que debe estar bajo las órdenes de tu médico, quien suspenderá el tratamiento en caso de ser necesario. Para dejar de tomar fluoxetina hay que hacerlo lentamente y de forma progresiva, pues esta es la única manera de evitar la aparición del efecto rebote. Si se da el llamado efecto rebote, este se hará evidente con la aparición de una sintomatología mayor que la que dio inicio a la toma del medicamento.

La fluoxetina es un medicamento eficaz en las patologías anteriormente señaladas siempre y cuando sea indicado, además de controlado, por un médico especialista, quien evaluará el tiempo de duración del tratamiento dependiendo de la enfermedad a tratar.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿La fluoxetina engorda?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Escribir comentario sobre ¿La fluoxetina engorda?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿La fluoxetina engorda?
1 de 3
¿La fluoxetina engorda?

Volver arriba