Compartir

¿Qué pasa si tomo fluoxetina y alcohol?

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 31 octubre 2019
¿Qué pasa si tomo fluoxetina y alcohol?

La fluoxetina es un medicamento antidepresivo utilizado para tratar una serie de procesos en los que está involucrada la parte anímica de las personas, como cuadros depresivos, alteración del pensamiento, trastornos alimenticios e incluso ataques de pánico.

La mezcla de fluoxetina y alcohol debido a sus componentes y efectos en el organismo debe ser vigilada por el médico para evitar efectos contrarios a lo esperado, llegando a complicaciones que pueden causarle daños graves al paciente. A continuación, en este artículo de ONsalus, respondemos a la pregunta: "¿qué pasa si tomo fluoxetina y alcohol?".

También te puede interesar: ¿La fluoxetina engorda?

Para qué sirve la fluoxetina

La fluoxetina es un medicamento antidepresivo, cuyo mecanismo de acción es inhibir de forma selectiva la recaptación de serotonina. Ella se encarga de potenciar el efecto de la serotonina, que actúa como un neurotransmisor para permitir que a través de ella se comuniquen las neuronas.

Este medicamento está indicado para diferentes patologías entre las que se encuentran:

  • Depresión.
  • Trastornos alimenticios.
  • Ataques de pánico.
  • Trastornos obsesivos compulsivos.
  • Trastorno de bipolaridad.
  • Trastorno disfóricos premenstrual.

Se ha utilizado con mucho éxito en apoyo de otras enfermedades como:

  • Cefaleas crónicas.
  • Obesidad.
  • Alcoholismo.
  • Disfunciones sexuales.
  • En casos de estrés postraumático.

Efectos del alcohol en el cuerpo

El alcohol es una sustancia química con diferentes usos y que se encuentra en diferentes preparados y bebidas. Esta sustancia actúa deprimiendo el sistema nervioso central, ocasionando el enlentecimiento de las funciones cerebrales. Tiene la capacidad de afectar al autocontrol, por ello, se puede confundir con un estimulante.

Una vez que se ingiere esta sustancia, es absorbido por el sistema digestivo, de allí pasa a la sangre y puede permanecer en ella hasta 18 horas.

Después de haber ingerido alcohol, pueden aparecer algunos efectos en las personas, los cuales van a variar de una persona a otra, de la cantidad consumida y de las concentraciones de alcohol que tenga la bebida. Entre estos efectos del alcohol, se encuentran:

  • Relajación.
  • Euforia.
  • Desinhibición.
  • Las personas se vuelven muy sociables.
  • Dificultad para asociar ideas e incluso para hablar.
  • Disminución de la coordinación motora.

Si la concentración en la sangre llega a ser mayor de 3 gramos de alcohol, puede presentarse apatía o somnolencia, lo que puede traer como consecuencia el coma e incluso la muerte.

Fluoxetina y alcohol: efectos y consecuencias

Los médicos indican que la combinación fluoxetina y alcohol se debe evitar, ya que la mezcla puede agravar los síntomas y, en algunos casos, puede resultar peligrosa. La mezcla de un antidepresivo como la fluoxetina con el alcohol puede ocasionar las siguientes alteraciones:

  • Aaumentar el cuadro de depresión y ansiedad: la ingesta de alcohol puede interferir en los beneficios del medicamento antidepresivo, haciendo más difícil el tratamiento de los síntomas que presentes. Cuando tomas alcohol, puedes sentir que tu estado de ánimo mejora en un plazo corto de tiempo, sin embargo, su efecto puede aumentar los síntomas de la depresión, además de la ansiedad.
  • Se pueden presentar alteraciones en el estado de alerta y en los pensamientos: la combinación de antidepresivos y alcohol puede afectar a tus habilidades motoras y coordinación, además de afectar a tu tiempo de reacción ante cualquier situación. En algunas ocasiones, hay combinaciones que pueden producirte sueño, con esto, tienes limitación al conducir o para hacer cualquier otra actividad en la que esté involucrada la concentración y la atención.
  • Cuando tomas inhibidores de la monoaminooxidasa combinados con bebidas alcohólicas o algunos alimentos pueden ocasionar aumento de la presión arterial de forma súbita y peligrosa.
  • Mezclar fluoxetina y alcohol puede hacer que te sientas sedado o somnoliento: la fluoxetina por sí sola puede hacerte sentir con cierto grado de somnolencia y sedación, al igual que el alcohol, por lo que si se toman juntos el efecto puede ser aún mayor.

Consejos para evitar tomar fluoxetina y alcohol

  • Acudir a tu médico es la mejor manera de seguir rigurosamente con la prescripción indicada sin poner en riesgo tu salud.
  • Lo principal que debes tener en cuenta es que no debes suspender la toma de fluoxetina o de otro medicamento por consumir alcohol. La gran mayoría de los antidepresivos como la fluoxetina necesitan de una dosis diaria para mantener los niveles adecuados en el organismo que ayuden a obtener los beneficios de su indicación. Si llegas a suspender el tratamiento y luego lo vuelves a reiniciar, esto puede agravar tu cuadro de depresión.
  • Lo recomendable es que no consumas una sola gota de alcohol si te encuentras con un cuadro depresivo, ya que puedes correr el riesgo de abusar de esta sustancia. Lo ideal es que busques ayuda especializada para poder superar la adicción al alcohol mientras controlas la depresión.
  • Lo más aconsejable es que acudas a centros especializados, como Alcohólicos Anónimos, para que te ayuden a superar la adicción a esta sustancia.
¿Qué pasa si tomo fluoxetina y alcohol? - Fluoxetina y alcohol: efectos y consecuencias

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué pasa si tomo fluoxetina y alcohol?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Escribir comentario sobre ¿Qué pasa si tomo fluoxetina y alcohol?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Qué pasa si tomo fluoxetina y alcohol?
1 de 2
¿Qué pasa si tomo fluoxetina y alcohol?

Volver arriba