Compartir

Sabor a sangre en la boca: causas y tratamiento

 
Por Delfina Viana. 28 noviembre 2019
Sabor a sangre en la boca: causas y tratamiento

Revisar la boca, la lengua y los dientes es parte del examen médico rutinario y no solo porque permite ver hasta dónde llegan los ojos del médico, sino porque da pistas acerca de la salud del resto del cuerpo. Allí, se manifiestan procesos locales, que tienen que ver con irritación, lesiones por traumatismos, infecciones, entre otras, pero también se puede inferir la salud del resto del sistema digestivo, da pistas de cómo se encuentra la vía respiratoria y hasta permite conocer alteraciones hormonales.

Un síntoma que puede presentarse con frecuencia es sentir sabor a sangre en la boca. Si te interesa saber cuáles son las posibles causas y el tratamiento que se puede instaurar, no dejes de leer este artículo de ONsalus.

También te puede interesar: Mal sabor de boca: causas y remedios

Sentir sabor a sangre en la boca

Múltiples procesos pueden dar este síntoma tan común y a la vez preocupante. Saber que hay sangre en la boca da la pauta de que algo no está dentro de la normalidad y es por ello que conocer la causa puede tornarse tan relevante.

Es importante aclarar que la mayoría de las veces se trata de procesos benignos, pero que es fundamental resolver la situación porque puede dar pie a ciertas complicaciones que, a veces, pueden empeorar los síntomas y dificultar la forma de solucionarlos. A continuación, se detallan las principales causas de sentir sabor a sangre en la boca.

Sabor a sangre en la boca por inflamación de las encías

El mal estado de piezas dentarias, así como la mala higiene bucal, pueden favorecer la inflamación de las encías, también conocida como gingivitis. Esto puede llevar a que las mismas sangren durante el cepillado, la masticación o así sin más, dando en la boca ese sabor a sangre por el que estás preocupado.

Es algo muy frecuente, pero no por ello menos importante, ya que si el proceso continúa puede dar lugar a la inflamación de las estructuras cercanas, como el hueso, originando lo que se conoce como periodontitis.

Hay veces que esa inflamación es tal que genera úlceras cerca de las encías, y es lo que se conoce como estomatitis ulcerosa. Suele darse cuando erupcionan las muelas del juicio en personas que, además de una mala limpieza bucal, suelen fumar cigarrillo.

Lo importante para solucionarlo es mejorar la limpieza de la boca y los dientes, esto se logra mediante el cepillado después de cada comida. ¡Sí!, después de cada una de las comidas principales debes lavar tus dientes y, una vez al día, usar hilo dental para limpiar entre ellos. No es aconsejable el uso de enjuagues bucales frecuentemente, ya que alteran la flora propia (es decir, las bacterias que normalmente deben estar presentes para conservar la salud bucal).

Es recomendable que acudas a tu odontólogo para que te revise y controle que no haya otro tipo de daño por mala higiene (como caries, por ejemplo) y te instruya sobre el modo correcto de higienizar tu boca.

Sabor a sangre en la boca: causas y tratamiento - Sabor a sangre en la boca por inflamación de las encías

Sabor a sangre a causa de alteraciones hormonales

No es muy común, pero puede ser que a causa del embarazo o de alteraciones hormonales (como la que genera el uso de anticonceptivos orales), se genere una lesión pequeña en la boca que pueda sangrar.

Si es tu caso conserva la calma, este tipo de lesiones suelen desaparecer cuando la situación hormonal vuelve a la normalidad. Es importante que no contribuyas a la irritación de la boca: consume alimentos no muy condimentados, mantén una buena higiene bucal y consulta a tu médico u odontólogo de cabecera para que, de esta manera, te ayude a resolver tus dudas y revise el estado de tu cavidad oral.

Sabor a sangre por hemorragia en zonas cercanas a la boca

Si tienes un sangrado en pequeña cantidad en otras zonas cercanas a la boca, puede que el primero de los síntomas que aparezca sea el sabor a sangre en la boca. Esto puede suceder en los siguientes casos:

  • Sangrado nasal leve: como la nariz conecta hacia atrás con la garganta, puede ser que si tienes un pequeño sangrado en esta zona, lo percibas en la boca. Esto sucede con frecuencia si el episodio es durante la noche, favorecido por la posición acostada. Un pequeño sangrado puede ser común durante la irritación por resfriados, por sequedad (común durante el frío, por la calefacción seca), por irritación con tabaco o por tocarse la nariz.
  • Inflamación faríngea: si la irritación a nivel de la garganta es tal que la mucosa llega a sangrar un poco, puedes sentir sabor a sangre en la boca. Puede suceder por reflujo gastroesofágico severo o lesión traumática, por ejemplo.
  • Inflamación o infección pulmonar: hay algunos pocos casos en los que esto puede causar un sangrado a nivel pulmonar, es entonces cuando la tos puede traer algo de sangre y sentir ese sabor en la boca.

Si crees que alguna de estas es la razón por la cual sientes sabor a sangre en la boca, es importante que acudas al médico. Probablemente, sea algo simple de resolver pero, a veces, puede tratarse de problemas más complejos. Y como dato muy importante, si fumas, deja de hacerlo, ya que puede traerte muchos otros problemas de salud aparte de este.

Sabor a sangre en la boca: causas y tratamiento - Sabor a sangre por hemorragia en zonas cercanas a la boca

Lesiones en la boca por medicamentos

Existe la posibilidad de que algunos medicamentos generen lesiones en la boca (como metotrexato, sales de oro, antibióticos, quinidínicos, antirretrovíricos, sulfamidas, antiepilépticos, antiinflamatorios no esteroides, antimicóticos, entre otros).

Lo importante es no suspenderlos sin consultar previamente al médico, ya que a veces puede ser peor esto que un simple sangrado bucal. Pero si este es tu caso, no dudes en acudir al profesional que te los indicó, probablemente, pueda cambiarlos o ajustar las dosis.

Enfermedades específicas en la boca

Hay ciertas enfermedades muy infrecuentes que pueden dar lugar a lesiones en la boca que sangren, estas son:

  • Angina ampollosa: aparecen ampollas sangrantes en las mejillas y paladar blando, suele durar unos días y no se conoce la causa.
  • Malformaciones vasculares (Enfermedad de Rendu Osler Weber): si se presentan en la boca o en la nariz, pueden dar lugar a sangrados frecuentes.
  • Granulomas inflamatorios: por irritación local y en algunos casos por virus y malas defensas, puede aparecer lo que se conoce como botriomicoma y este puede sangrar.
  • Tumor: es muy raro, pero posible, que el sangrado en la boca o estructuras cercanas sea debido a una lesión tumoral sangrante, sobre todo, en personas que consumen tabaco o alcohol.

Si crees que alguno de estos es tu caso, no dejes de consultar a tu médico, probablemente, no sea grave, pero requiere que le prestes atención.

Qué hacer si siento sabor a sangre en la boca

Hay ciertas medidas generales que puedes tomar:

  • Mantén limpia tu boca.
  • Mejora tu alimentación: aumenta el consumo de frutas y verduras crudas, agua y evita alimentos procesados, carnes y lácteos.
  • ¡No fumes! El cigarrillo es una de las principales causas de irritación respiratoria y bucal, por ende, no es recomendable que sigas con ese mal hábito.
  • Consulta a tu médico u odontólogo de confianza.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Sabor a sangre en la boca: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Dientes y boca.

Escribir comentario sobre Sabor a sangre en la boca: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Sabor a sangre en la boca: causas y tratamiento
1 de 3
Sabor a sangre en la boca: causas y tratamiento

Volver arriba