Compartir

Ventolín: para qué sirve, dosis y efectos secundarios

Ventolín: para qué sirve, dosis y efectos secundarios

Ventolín es un medicamento que pertenece a los broncodilatadores y, como tal, dilata las vías respiratorias, de acción corta. Su compuesto activo es el salbutamol o albuterol que alivia los broncoespasmos de algunas afecciones. Es un fármaco en polvo y su administración es por nebulización mediante un inhalador. Llega directamente a las vías respiratorias aliviándolas temporalmente. Su principio activo descomprime las vías respiratorias y alivia síntomas como la presión en el pecho, las dificultades para respirar o la respiración sibilante, propia del estrechamiento de las vías respiratorias. El uso más frecuente del Ventolín es el asma, pero puede tratar otras afecciones respiratorias. En cualquier caso, solo se administra con receta médica y se deben seguir las dosis estipuladas. En este artículo de ONsalus te explicamos para qué sirve, cuáles son la dosis y los efectos secundarios de Ventolín.

Para qué sirve Ventolín

Ventolín se utiliza para tratar problemas respiratorios provocados por el asma u otras insuficiencias respiratorias, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). También trata síntomas como la opresión en el pecho, dificultad para respirar o respiración sibilante o estridente. Por otro lado, ayuda a prevenir algunos problemas como las dificultades respiratorias provenientes de alergias o incluso ataques de asma cuando se hacen esfuerzos. En niños, es muy común cuando presentan bronquitis o bronquiolitis.

Lo que hace este medicamento es que relaja los músculos de las paredes de las vías respiratorias y de esta forma mejora la respiración.

Cómo usar Ventolín

Ventolín en inhalador

Ventolín normalmente se presenta en inhalador y se administra directamente por vía oral, pero también puede presentarse en disco.

El inhalador pulveriza una dosis de polvo en la boca. Para usarlo, primero hay que agitarlo bien. Una vez hecho, se inserta en la boca y debes inhalar a la vez que pulsas el inhalador, ni antes ni después. De esta forma, llega directamente a los pulmones. Para evitar expulsar el medicamento, es recomendable aguantar la respiración durante unos segundos, por ejemplo puedes contar hasta 10. Así se evita que el medicamento se exhale en la respiración. Si necesitas aplicar una segunda dosis, debes esperar al menos durante medio minuto (otros 30 segundos). El Ventolín inhalador suele presentarse en dosis de 100 mg cada aplicación y cada inhalador tendrá 200 aplicaciones.

Ventolín en disco

El Ventolín en disco es mucho menos popular y es menos usado. Se trata de un disco que administra la cantidad necesaria de medicamento, también mediante inhalación. Sin embargo, su uso es diferente. Se debe presionar la palanca que aparece en el disco para que este deposite el medicamento en polvo en la boquilla. Una vez hecho esto, se inhala. Del mismo modo que con el inhalador, después es recomendable aguantar unos segundos para no exhalar el medicamento.

Para tomar Ventolín, es importante seguir las indicaciones del médico en cuanto a duración del mismo y no suspender antes el tratamiento.

Consejos para usar Ventolín correctamente

Antes de nada debes saber cómo utilizarlo. Si es la primera vez que lo usas, tendrás que quitar la tapa de la boquilla (apretando suavemente por los lados), agitarlo bien y hacer una pulsación para comprobar que funciona adecuadamente. Debes hacer esto mismo si has dejado de usar Ventolín durante un tiempo largo y has vuelto a usarlo. Quitar la boquilla también te servirá para comprobar que está limpio.

Para usarlo, primero se debe agitar a conciencia. Se sujeta verticalmente con el pulsador hacia arriba y se introduce en la boca, entre los dientes pero sin morderlo, cerrando los labios sobre el aparato para que no se salga nada. Después, debes pulsar el inhalador hasta el fondo al mismo tiempo que inhalas. Seguidamente, cierra la boca aguantando la respiración y saca el inhalador dejando de apretar. Es recomendable, como hemos visto antes, aguantar la respiración unos segundos (lo que se pueda) para evitar exhalar el medicamento. Una vez usado, debes colocar el protector en la boquilla para evitar que se ensucie.

Los niños necesitarán ayuda para hacerlo. Es importante enseñarles los pasos a seguir en cuanto a respiración. Cuando son muy pequeños o bebés, es posible que se utilice una mascarilla adaptada que les cubra nariz y boca para facilitar su aplicación.

Ventolín: para qué sirve, dosis y efectos secundarios - Cómo usar Ventolín

Ventolín: dosis

La dosis de Ventolín que se debe tomar es, por lo general, de una aplicación (100 mg) o dos (200 mg) en adultos, en el caso de un ataque agudo o para prevenir uno antes del ejercicio. En el caso de los niños, únicamente se hará una aplicación, a no ser que le médico indique lo contrario.

En cualquier caso, no se debe sobrepasar la dosis máxima de Ventolín, que son 8 aplicaciones (800 mg) en un día (24 horas). No se debe exceder la dosis indicada por el médico ni tomar más asiduamente. Si la afección empeora, consulta al médico quien será el que, en todo caso, aumente la dosis.

El tiempo de aplicación de Ventolín cuando se efectúa de manera constante dependerá siempre de la afección y las indicaciones del médico. Hay casos en los que se necesita una aplicación de Ventolín de cada cuatro horas o incluso cada tres. Ventolín en niños y bebés deberá ser usado siempre bajo las indicaciones del pediatra. Si en estos casos olvidas una dosis, no tomes el doble, mejor espera a la siguiente dosis.

Sin embargo, en adultos lo más común es usarlo únicamente cuando se produzca un ataque de asma o dificultad respiratoria o, como hemos visto, para prevenir por ejemplo antes del ejercicio.

Si tras el uso de Ventolín la respiración empeora, se debe abandonar el tratamiento inmediatamente y acudir al médico tan pronto como sea posible. También es importante acudir al médico si el efecto no dura lo que debería o no está siendo tan efectivo como al principio.

Ventolín: efectos secundarios

Al igual que el resto de medicamentos, Ventolín tiene posibles efectos adversos y por eso no se debe abusar.

Los efectos secundarios que puede provocar son:

  • Palpitaciones.
  • Dolor de cabeza.
  • Nerviosismo o incluso temblor en las manos.
  • En los niños, puede causar hiperactividad.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Inflamación de los senos.
  • Dolor de garganta.

Si aparece alguno de estos síntomas. consulta con tu médico.

Ventolín: para qué sirve, dosis y efectos secundarios - Ventolín: efectos secundarios

Contraindicaciones del Ventolín

  • Ventolín está contraindicado en personas con hipersensibilidad al Salbutamol o alguno de los excipientes.
  • Si tienes alguna enfermedad cardiovascular, tiroidea o diabetes debes consultar a tu médico.
  • Las embarazadas y lactantes no deben usar Ventolín a menos que así lo indique el ginecólogo.

No debemos olvidar que es un medicamento que se prescribe con receta médica y, por lo tanto, no se puede adquirir sin esta. No obstante, si lo has usado alguna vez y dejaste de usarlo, es recomendable deshacerse de este en alguna farmacia. Si tienes que volver a tomarlo, lo recomendable será adquirir uno nuevo. No debes inhalarlo a menos que lo indique el médico y siempre seguir las instrucciones de tratamiento, duración y dosis.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ventolín: para qué sirve, dosis y efectos secundarios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Escribir comentario sobre Ventolín: para qué sirve, dosis y efectos secundarios

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Ángel Villoria Iglesias
Después de inhalar Ventolin.tengo arritmia. Cuanto me durarán?

Ventolín: para qué sirve, dosis y efectos secundarios
1 de 3
Ventolín: para qué sirve, dosis y efectos secundarios

Volver arriba