Compartir

Arenilla en los riñones: síntomas y tratamiento

 
Por Delfina Viana. Actualizado: 22 noviembre 2019
Arenilla en los riñones: síntomas y tratamiento

Solo alguien que ha sufrido un cólico nefrítico puede saber cuán fuerte es y, seguramente, hará lo que esté a su alcance para no volver a sufrirlo. Tener arenilla en los riñones puede hacer que debas recurrir de inmediato a urgencias médicas, pero conociendo el origen de este problema, puedes llegar a evitarlo e incluso prevenirlo con ciertas medidas simples.

En este artículo de ONsalus, te acercamos información confiable y actualizada para que sepas cuáles son los síntomas de arenilla en los riñones, qué tratamiento médico se hace en caso de tenerla y qué remedios caseros pueden ayudar.

También te puede interesar: Dieta para las piedras en los riñones

Por qué sale arenilla en los riñones: causas

La función de los riñones es la de filtrar y limpiar los tóxicos que circulan por la sangre. Para su buen funcionamiento, necesitan de cierta cantidad de aporte de líquido.

Cuando el líquido que reciben es insuficiente (orinar menos de 1 litro por día), así como cuando la cantidad de tóxicos es muy alta, puede quedar cierto residuo en los mismos riñones y que, posteriormente, puede pasar a los conductos que sacan la orina de nuestro cuerpo (uréteres y uretra). Estos residuos van acumulándose formando arenilla y, cuando la cantidad es muy grande, se forman los famosos cálculos renales, los cuales generan mucho dolor al pasar por los uréteres y la uretra.

En la mayoría de los casos, se presenta en personas sin ningún antecedente previo, pero si la persona ya ha padecido de litiasis renal tiene más posibilidades de volver a tener otro episodio que alguien que nunca tuvo este problema. Por otro lado, también se ha visto que hay mayor riesgo de arenilla cuando hay familiares que han sufrido el mismo problema.

Otras condiciones que favorecen la aparición de cálculos renales son:

  • Obesidad, diabetes, hipertensión arterial y síndrome metabólico.
  • Dietas bajas en calcio: la naranja, la espinaca (no en cálculos de oxalato de calcio), las almendras, el orégano y el tomillo son fuentes ricas en calcio aprovechable y disminuyen la posibilidad de tener arenilla. No así los lácteos, ya que se ha demostrado que generan inflamación en el cuerpo. Por otro lado, los suplementos de calcio aumentan la posibilidad de sufrir cálculos.
  • Dietas ricas en proteína animal: carne, huevos, lácteos aumentan el riesgo. También los suplementos proteicos.
  • Dietas ricas en sal: no solo sal agregada a los platos, sino también la presente en alimentos procesados.
  • Ciertos medicamentos: vitamina C en altas dosis, algunos diuréticos, antiácidos, corticoides, teofilina, aspirina, vitamina D, quimioterapia, sulfamida, nitrofurantoína, indinavir, topiramato.
  • Hipercalcemia: hiperparatiroidismo, inmovilización prolongada, neoplasias, sarcoidosis, enfermedad de Paget.
  • Hipertiroidismo.
  • Gota.
  • Malabsorción intestinal: enfermedad inflamatoria intestinal, cirugía intestinal, diarrea crónica, abuso de laxantes.
  • Enfermedades renales.
  • Enfermedades genéticas: cistinuria, hiperoxaluria primaria, síndrome de Lesch-Nyhan, fibrosis quística.
  • Infecciones recurrentes del tracto urinario.
Arenilla en los riñones: síntomas y tratamiento - Por qué sale arenilla en los riñones: causas

Síntomas de arenilla en los riñones

Puede que no aparezca ningún síntoma mientras sean partículas muy pequeñas o no pasen a los conductos excretores del riñón, y solo sean descubiertas por algún examen de laboratorio, como una ecografía.

Cuando la arenilla o los cálculos pasan a uréteres y los obstruyen parcial o totalmente es cuando se produce el cólico renal, cuyos síntomas son:

  • Dolor: en la espalda baja, muy intenso, de comienzo brusco, unilateral, de tipo cólico (dura entre 20 y 60 minutos, cede y vuelve a aparecer). Puede extenderse a la zona baja del abdomen, al testículo o el muslo de ese lado, o simular una apendicitis. No se calma en ninguna posición.
  • Ganas de orinar permanentemente, sensación de que no se ha orinado del todo, ardor al orinar.
  • Hematuria: es decir, sangre en la orina.
  • Náuseas y vómitos.
  • Estreñimiento.
  • Febrícula (entre 37,5 y 38°C)

Otra forma de manifestarse la arenilla puede ser con infecciones urinarias: dolor para orinar, necesidad de orinar frecuentemente, pus en la orina.

En ciertos casos, se debe recurrir a emergencias de inmediato:

  • Embarazo.
  • Pacientes con un solo riñón.
  • La persona no orina.
  • Trasplantado renal.
  • Fiebre mayor a 38°C.

Tratamiento médico de la arenilla en los riñones

Si la arenilla es descubierta por análisis y la persona no tiene síntomas, se tenderá a tratar de mejorar la función del riñón, a través de:

  • Aumentar la ingesta de agua: 2,5 a 3 litros por día. Otras bebidas como el café, el te negro, sodas, jugos con conservantes, bebidas azucaradas, si bien hidratan, tienen sustancias que no colaboran en la limpieza del riñón.
  • Reducir el consumo de sal.
  • Aumentar el consumo de verduras, cereales de grano entero y legumbres disminuye la formación de cristales en la orina.

Esto mismo se aplica a aquellas personas que sí tengan síntomas, pero cuando sobreviene el dolor, la acción médica debe ser efectiva en el momento, ya que se trata de una emergencia médica. En este caso, se puede recurrir a los siguientes medicamentos para la arenilla en los riñones o tratamientos:

  • Analgésicos: el diclofenaco, el naproxeno y la dipirona son excelentes en estos casos. La segunda no solo calma el dolor, sino que relaja el músculo de los conductos excretores y puede darse en conjunto con otros analgésicos.
  • Anticolinérgicos (Buscapina): su uso está muy extendido en el cuadro agudo, ya que se creía que frenaba el cólico al relajar los músculos del uréter, pero se ha demostrado que no tiene mejor eficacia que administrar solo analgesicos u opiáceos.
  • Opiáceos: se administra morfina en caso de que el dolor no ceda con analgésicos comunes o que estos estén contraindicados.
  • Antieméticos: para mejorar las náuseas y vómitos se usa metoclopramida.
  • Sedantes: cuando hay demasiada agitación y taquicardia a causa del cólico, puede indicarse benzodiazepinas para calmar al paciente.
  • Calor local: aplicar calor en la zona adolorida es una medida que ayuda mucho al paciente.

Habitualmente, cuando cede el cólico, se intenta un tratamiento conservador, es decir, sin otras terapias, ya que gran parte de los cálculos se eliminarán solos hasta en 4 semanas. Suele recurrirse a ciertos medicamentos que colaboran a eliminar más rápido y con menos dolor los cálculos, pero solo si estos miden menos de 10 mm. Estos medicamentos son:

  • Alfabloqueadores: se utiliza tamsulosina.
  • Calcioantagonistas: como la nifedipina.
  • En algunos casos, se utiliza corticoides, pero se ha visto que no ofrecen ventajas y tienen muchos efectos adversos, por eso, se desaconseja su uso.

Cuando los cálculos no se expulsan solos o cuando estos son de un tamaño muy grande, el especialista puede indicar otros tratamientos como:

  • Litotricia extracorpórea: por ondas de choque, se procede a destruir el cálculo para que pueda ser eliminado más fácilmente.
  • Ureteroscopía: es una técnica invasiva, pero que ofrece mejores resultados, sobre todo, en cálculos muy grandes y de ubicaciones difíciles.
  • Nefrolitotomía percutánea: se trata de un pequeño procedimiento quirúrgico para extraer cálculos. No es un método muy usado.
Arenilla en los riñones: síntomas y tratamiento - Tratamiento médico de la arenilla en los riñones

Remedios caseros para la arenilla en los riñones

Es muy importante aumentar la ingesta de agua y corregir hábitos alimenticios: la dieta debe ser estrictamente compuesta de frutas y verduras crudas y semillas. Deben suspenderse los causantes del desequilibrio: bebidas carbonatadas, azúcar refinada, sal, proteína animal (carne, huevos, lácteos) y gluten.

Además, se puede recurrir a la medicina natural para disminuir la arenilla en el riñón:

  • Cola de caballo: es una hierba que ayuda a limpiar al riñón de impurezas. Se debe hacer una infusión, sola o combinada con otras hierbas con similar efecto.
  • Perejil: también consumido en tisana ayuda a la depuración renal.
  • Flores de heno: aplicadas en forma de compresas calientes en la zona adolorida por el cólico renal. No solo actúa a través del calor, sino que es un potente antiinflamatorio.

En caso de presentar dudas, se sugiere la consulta con el médico de confianza.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Arenilla en los riñones: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Riñones y sistema urinario.

Bibliografía
  • Susaeta R. Diagnóstico y manejo de litiasis renales en adultos y niños. Revista Médica Clínica Las Condes 2018; 29(2):97-212.
  • Esquena S. Cólico renal: Revisión de la literatura y evidencia científica. Actas Urol Esp 2006; 30 (3): 268-280. Disponible en http://scielo.isciii.es/pdf/aue/v30n3/v31n3a04.pdf

Escribir comentario sobre Arenilla en los riñones: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Arenilla en los riñones: síntomas y tratamiento
1 de 3
Arenilla en los riñones: síntomas y tratamiento

Volver arriba