Compartir

Granos con pus: por qué salen y cómo curarlos

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 16 julio 2019
Granos con pus: por qué salen y cómo curarlos

La aparición de lesiones en la piel, como los conocidos granos de pus, es uno de los principales motivos de consulta con los dermatólogos. Son muchas las personas que han padecido de estas lesiones en algún momento de su vida con mucha más frecuencia durante la adolescencia.

La aparición de los granos con pus puede darse a cualquier edad de forma inesperada y son múltiples los factores internos y externos que pueden provocarlos. Es uno de los problemas estéticos más frecuentes e incluso con más demandas de tratamientos estéticos. En este artículo de ONsalus, te explicamos por qué salen los granos con pus y cómo curarlos sin que afecten a la salud de tu piel.

¿Qué son los granos con pus?

Los granos con pus son lesiones elevadas que se presentan en la piel de color rojizo, y como su nombre indica, contienen pus en su interior. Estos granos se abren de forma espontánea dejando salir la pus y cicatrizando luego.

Estas lesiones son características durante los brotes de acné y más frecuentes aún durante la adolescencia. Estas lesiones producto del acné pueden aparecer a cualquier edad, si su inicio es durante la pubertad, esta se puede presentar a lo largo de los años.

Los granos con pus de forma habitual se presentan en zonas de la cara donde se encuentra una mayor cantidad de glándulas sebáceas, como la frente, la barbilla y la nariz.

Granos con pus: por qué salen y cómo curarlos - ¿Qué son los granos con pus?

Por qué salen granos con pus

Son muchos los factores capaces de desencadenar la aparición de granos con pus, van desde causas internas hasta externas, entre las cuales se pueden mencionar:

  • Alteración de las glándulas sebáceas, lo que ocasiona la producción excesiva de sebo.
  • Obstrucción de los poros por acumulación de células muertas, da origen a la aparición de pequeños comedones.
  • Cambios hormonales a los cuales están sometidos los jóvenes y adolescentes.
  • Una alimentación con alto contenido de grasa puede ser el detonante de que aparezcan estas lesiones.
  • Predisposición genética: es importante conocer los antecedentes familiares para dilucidar si ha habido casos de estas lesiones en el grupo familiar.
  • Exposición frecuente a situaciones de estrés.
  • Falta de medidas higiénicas adecuadas

Existen otras causas que alteran el ritmo normal de la piel y generan la aparición de los granos con pus:

  • Consumo de algunos medicamentos, como esteroides, estrógenos y testosterona.
  • Exceso de humedad y de sudoración.
  • La aplicación de algunos productos de belleza, como maquillaje, o para el cabello con alto contenido en grasa.

Algunas infecciones a nivel cutáneo como la dermatitis por contacto pueden dar paso a la generación de este tipo de granos, especialmente, donde la piel se roza con las prendas de vestir. Si la temperatura es elevada, el sudor humedece la ropa y esta, a su vez, se pone en contacto con la piel.

Cómo curar los granos con pus

Para quitar los granos con pus, se deben seguir algunas recomendaciones sugeridas por el dermatólogo previa evaluación, donde verificará la presencia de la lesión y en qué condiciones se encuentra con la finalidad de que el grano sea erradicado sin complicaciones y evitando la diseminación hacia otras áreas. Lo ideal es llevar un tratamiento estético con control dermatológico, de esta forma, se obtendrán los mejores resultados.

A continuación, mostramos las medidas que se deben adoptar para curar los granos con pues con mayor rapidez.

Limpieza

Se debe realizar una limpieza en el área a tratar, empezando por aplicar vapor donde se encuentra el grano, de esta manera, se suaviza la piel para extraer el material contenido en el grano. Después de haber salido de la ducha, es el momento ideal para realizar este procedimiento.

Se recomienda utilizar material que evite el contacto directo de las uñas sobre el grano, como algodón o gasa humedecida en alcohol. Con ello, se podrá limpiar el grano y la zona que lo rodea, ejerciendo presión sin maltratar, para evitar contaminarse por el material extraído del grano.

Drenar

El grano se debe drenar justo hasta que se aprecie la salida de sangre, esto indicará que ya se extrajo el material purulento que se encontraba almacenado en el grano.

Debes tener en cuenta que dependiendo de las condiciones en que se encuentre el grano, este podrá estar más doloroso de lo habitual. Según el grado de infección en que se encuentre puedes requerir de otros utensilios, como una aguja previamente desinfectada con alcohol y calor, para drenar mejor el material purulento que se encuentra en el interior del grano.

Aplicar un astringente

Después de haber drenado el grano, es necesario realizar de nuevo una limpieza en el área para verificar la higiene de la zona y evitar reinfección de la lesión.

Solo así se procederá al cierre del poro, esto se hace aplicando productos con efecto astringente.

Posterior a este procedimiento, notarás que tu piel se encuentra enrojecida e incluso inflamada, para eliminar estos síntomas puedes utilizar remedios caseros como:

  • Limón con sal: tiene un gran poder astringente además de limpiar la zona.
  • Hielo: la aplicación de hielo en el área manipulada contribuye a bajar la inflamación, esto lo logras aplicando hielo envuelto en una toalla durante unos 10 minutos en la zona donde se realizó el drenaje.
  • Aloe vera: tiene propiedades astringentes y reduce la inflamación. Aplica un poco de gel de aloe vera en la zona y deja que se seque por sí solo.

En el siguiente artículo, puedes ver efectivas mascarillas caseras para granos y espinillas en la cara.

Granos con pus: por qué salen y cómo curarlos - Cómo curar los granos con pus

Consejos para prevenir los granos con pus

Para prevenir la aparición de granos con pus o una vez aparezcan sean eliminados de forma rápida, se deben adoptar las siguientes medidas:

  • Aplicar medidas higiénicas lavando la cara con agua y jabones neutros o suaves, especiales para este tipo de lesiones.
  • Evitar manipular los granos, esto se debe a que al drenarlos con tus propias manos, el material que se encuentra infectado puede contaminar aún más la zona ya inflamada.
  • Evitar dormir con maquillaje, esto favorece la aparición de granos e incluso otras lesiones, como manchas y arrugas prematuras.
  • Usar protector solar para evitar los daños ocasionados por los rayos ultravioletas y prevenir la aparición de complicaciones.
  • Mantenerse alejado de ambientes húmedos y contaminados.
  • Llevar una vida relajada, evitando exponerse a estrés excesivo.
  • Mantener una alimentación balanceada. Los buenos hábitos alimenticios permiten una mejor regeneración de la piel.

Si este es tu caso y sufres frecuentemente de granos con pus, no dudes en acudir al dermatólogo, él se encargará de brindarte toda la ayuda que necesites de acuerdo a los síntomas que presentes y te orientará acerca de cómo prevenir la aparición de nuevos granos de pus.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Granos con pus: por qué salen y cómo curarlos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Granos con pus: por qué salen y cómo curarlos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Granos con pus: por qué salen y cómo curarlos
1 de 3
Granos con pus: por qué salen y cómo curarlos

Volver arriba