Compartir

Dieta para el hígado inflamado

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. 28 septiembre 2016
Dieta para el hígado inflamado

Entre los órganos sólidos del cuerpo humano, el hígado es el más grande y cumple funciones vitales para la salud: depura el organismo de toxinas, realiza la síntesis del colesterol, los triglicéridos y las proteínas y almacena las vitaminas y el glucógeno, entre otros. Además, es el único órgano que recibe sangre de dos partes distintas del cuerpo: desde la arteria hepática, que brinda el flujo proveniente del corazón, y desde la vena porta, que ofrece el fluido que circula desde los intestinos.

El hígado es un órgano vital para la salud y el bienestar del ser humano, por esta razón su inflamación, mejor conocida como hepatitis, representa un riesgo importante para la salud que debe atenderse de manera adecuada para evitar secuelas en la función que ejerce este órgano. Debido a que el hígado metaboliza gran parte de los alimentos que consumimos, llevar una dieta balanceada y saludable es muy importante para ayudarle a recuperarse de cualquier afección, pues mientras más saludable es nuestra alimentación, menos forzado es el trabajo del hígado.

En este artículo de ONsalus compartimos contigo cómo debe ser la dieta para el hígado inflamado y algunos consejos para recuperar rápidamente la salud hepática.

¿Qué es la hepatitis?

Se conoce como hepatitis la hinchazón o inflamación del hígado. Esta afección puede originarse debido a distintas causas, entre las más comunes encontramos:

  • Células inmunes del cuerpo que atacan por error al hígado.
  • Infecciones por virus de la hepatitis A, B, y C, o por contagio con bacterias y parásitos.
  • Abuso en la ingesta de alcohol y alcoholismo.
  • Sobredosis de medicamentos como paracetamol.
  • Esteatosis o hígado graso, patología que comúnmente afecta a personas con obesidad, sobrepeso y a quienes llevan una alimentación rica en grasas.
  • Trastornos hereditarios como la fibrosis quística.
  • Enfermedad de Wilson, afección en el que el organismo retiene demasiada cantidad de cobre.

Síntomas de la inflamación del hígado (hepatitis)

La hepatitis puede comenzar por malos hábitos alimenticios y mejorar rápidamente cuando se realiza un cambio importante en nuestra dieta diaria, previniendo que el hígado se vea afectado por una inflamación prolongada. Sin embargo, cuando la hepatitis perdura en el tiempo causará enfermedad hepática y puede incluso generar cáncer de hígado.

La causa de la hepatitis será la clave para determinar qué tan grave se encuentra el hígado, por ejemplo, afecciones como la hepatitis A y el hígado graso son reversibles y de corta duración y no causarán un daño mayor, al contrario de la hepatitis C y la cirrosis hepática. Los síntomas de la inflamación del hígado son:

  • Picazón.
  • Dolor muy leve o distensión abdominal.
  • Heces color arcilla.
  • Falta de apetito.
  • Náuseas.
  • Pérdida de peso.
  • Color amarillento de la piel, sobre todo cuando la causa de la inflamación es la infección por algún virus de la hepatitis.

Cuando el hígado se inflama por acumulación de grasa (esteatosis), sobrepeso u obesidad a menudo puede que no se presenten síntomas evidentes en la fase inicial.

Dieta para el hígado inflamado - Síntomas de la inflamación del hígado (hepatitis)

Importancia de la alimentación para desinflamar el hígado

El hígado se encarga de filtrar todas las toxinas de los alimentos y bebidas que ingerimos, pero cuando está inflamado no puede llevar a cabo correctamente esta función, ya sea por el virus que lo afecta, por la acumulación de grasas que no ha podido metabolizar o por un exceso de sustancias tóxicas que no ha podido desechar. Esta condición puede empeorar considerablemente si en lugar de una dieta saludable, le ofrecemos únicamente al hígado alimentos más difíciles de procesar a través de una alimentación rica en grasas, azúcares, bebidas alcohólicas, comida chatarra, frituras, gaseosas, etc.

Por el contrario, cuando ofrecemos a nuestro cuerpo una alimentación rica en fibra y vegetales estamos ayudando a que el hígado pueda metabolizar más fácilmente los alimentos y en lugar de grasas, toxinas, colesterol y triglicéridos, almacene, como debe ser, vitaminas y nutrientes que se traducirán en salud y energía para el cuerpo. A medida que el hígado pueda procesar debidamente los alimentos y sea depurado de todo tipo de desecho, podrá comenzar a trabajar mejor y a recuperarse de la causa que lo afecte.

Tratar a tiempo la inflamación del hígado haciendo cambios en nuestra alimentación es muy importante para evitar que esta condición se complique y ponga en riesgo la salud de este órgano debido a una cirrosis, insuficiencia hepática o cáncer de hígado.

Alimentos recomendados para el hígado

  • Los alimentos ricos en fibra son los mejores para desinflamar el hígado, ya que esta sustancia ayuda al órgano a absorber la grasa acumulada, al tiempo que estimula la depuración de toxinas por medio del tránsito intestinal. Encuentra fibra en el berro, las espinacas, pan integral, arroz integral, avena, entre otros.
  • Las verduras y frutas también contienen gran cantidad de fibra, es recomendable ingerir una pequeña porción en las mañanas y evitar los zumo, ya que contienen mucha fructosa y son más difíciles de digerir.
  • Los vegetales de hojas verdes son los que más antioxidantes y fibra contienen.
  • Prefiere las carnes magras que ofrecen menos grasa, tales como el pollo, el pescado y el pavo sin piel.
  • Lácteos desnatados y bajos en grasa.
  • Embutidos con poca sal y grasa, como el queso requesón y el pavo.
  • Toma mucha agua para desintoxicar el organismo.
  • Legumbres preparadas de forma ligera, sin carnes o embutidos añadidos.
Dieta para el hígado inflamado - Alimentos recomendados para el hígado

Alimentos que debes evitar para desinflamar el hígado

  • Limita el consumo de grasas buenas, incluso de aguacate y aceite de oliva. Lo recomendable es consumirlos únicamente dos veces a la semana.
  • Evita por completo las grasas trans y alimentos fritos.
  • Snacks con mucha sal, bollería, pasteles, tortas.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Comidas chatarras o muy condimentadas.
  • Harinas.
  • Lácteos.
  • Mantequilla y margarina.
  • Bebidas gaseosas o energéticas.
  • Cualquier alimento frito y grasoso.

Dieta para el hígado inflamado

Opciones de desayuno

  • Ensalada de frutas, dos rebanadas de pan integral con queso bajo en grasas, una taza de café solo o con leche desnatada.
  • Dos huevos revueltos con una tostada de pan integral. Un yogur desnatado con trozos de frutas. Una taza de café.
  • Un plato de avena cocida en leche desnatada. Una tostada de pan con mermelada sin azúcar.

Opciones de almuerzo

  • Una porción de pavo horneado, una porción de ensalada verde (berro, rúcula, pepino y vainitas) y arroz integral. De postre, ensalada de frutas.
  • Salmón a la plancha, batata al horno con canela y vegetales al vapor (acelgas, espinacas, coliflor y berro). De postre, yogur desnatado con frutas.
  • Una porción de pasta integral con vegetales (brócoli, espárragos, champiñones y zanahoria) y una porción de pollo al horno o a la plancha. De postre, una fruta.

Opciones de cena

  • Lasaña de berenjena elaborada con carne de res magra y leche desnatada.
  • Porción de atún a la plancha con ensalada de pepino, tomate, cebolla y un poquito de aguacate. Condimentar únicamente con limón y mostaza.
  • Crema de espárragos preparada únicamente con leche desnatada. Una porción de polo a la plancha.
Dieta para el hígado inflamado - Dieta para el hígado inflamado

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dieta para el hígado inflamado, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Escribir comentario sobre Dieta para el hígado inflamado

¿Qué te ha parecido el artículo?

Dieta para el hígado inflamado
1 de 4
Dieta para el hígado inflamado

Volver arriba