Salud sexual del hombre

Escozor después de la eyaculación: causas y tratamiento

Escozor después de la eyaculación: causas y tratamiento

El escozor después de la eyaculación suele estar relacionado a enfermedades de trasmisión sexual, infecciones urinarias o inflamación de la próstata. Es una situación que, sin duda, preocupa mucho al hombre y, además, puede afectar a su autoestima o convertir los momentos de placer en frustración. Lo importante es acudir al urólogo para una valoración detallada del caso, que permita determinar el diagnóstico y precisar el tratamiento apropiado, ya que es la única manera de eliminar por completo este malestar.

¿Has tenido últimamente escozor después de la eyaculación? Te invitamos a que sigas leyendo este artículo de ONsalus para que conozcas las causas que puedan estar generando este síntoma y sus posibles tratamientos.

Índice
  1. Infecciones de la vía urinaria baja
  2. Tricomoniasis
  3. Uretritis no Gonocócica (UNG)
  4. Clamidia
  5. Prostatitis

Infecciones de la vía urinaria baja

Las infecciones en la vía urinaria baja se deben a agentes bacterianos, que transitan por el tracto de la vejiga y la uretra, siendo la Echerichia coli el microorganismo implicado comúnmente en estas patologías.

Con mayor probabilidad aparecen en los hombres con más de 50 años de edad, que tienen el riesgo de sufrir hiperplasia de próstata, sin embargo, no existe una causa única y pueden aparecer debido a factores anatómicos del tracto urinario, cambios hormonales, elementos conductuales, gran actividad sexual y a ciertas enfermedades como diabetes, cálculos renales, reflujo vesicouretral, etc.

Usualmente, los síntomas de esta patología son dolor y ardor al orinar, fiebre baja y, en ocasiones, escozor después de eyacular.

Tratamiento

Por lo general, el tratamiento para infecciones urinarias se basa en el uso de antibióticos, previamente recetados por el especialista, puesto que es necesario determinar primero el tipo de bacteria que está causando la infección. Normalmente, se deben tomar durante 7 días, aproximadamente, sin embargo, dependiendo del caso pueden prolongarse por mayor tiempo.

Tricomoniasis

La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual muy común, causada por un parásito llamado tricoma, que se traspasa durante el sexo sin protección, puesto que se encuentra en los fluidos de la esperma y el líquido preeyaculatorio.

Este parásito puede infectar fácilmente el pene, la vulva, la vejiga y la uretra.

Los hombres con esta afección suelen presentar molestias al tener relaciones sexuales, escozor después de la eyaculación, irritación y ardor al orinar.

Tratamiento

Esta enfermedad, normalmente, se trata con antibióticos específicos como Metronidazol o Tinidazol según la consideración del especialista. Casi siempre se indican por vía oral y se toman en una o varias dosis, según la particularidad del caso. Asimismo, es indispensable que la pareja también realice el mismo tratamiento para evitar volver a contraer la infección.

Durante el período de tratamiento, no se pueden tener relaciones sexuales; y una vez curado, lo recomendable es usar métodos de protección para disfrutar del sexo de manera segura y no volver a contagiarse.

Uretritis no Gonocócica (UNG)

La uretritis es una infección propia de la uretra, un tubo que va desde la vejiga y a través del pene por el que pasa la orina. Puede causarla cualquier organismo, sin embargo, con mayor frecuencia se desarrolla por la bacteria clamidia, adquirido a través de las relaciones sexuales sin protección.

Normalmente, los hombres entre los 15 y 30 años, sexualmente activos, con parejas múltiples, son los que comúnmente tienen mayor riesgo de contraer esta infección.

Una vez contagiados, los hombres suelen sentir dolor, ardor y escozor durante y después de la relación sexual, sensibilidad en el pene, fiebre y, en ocasiones, secreción de líquido purulento. Es una situación muy desagradable que se debe atender con prontitud para minimizar los malestares y evitar complicaciones.

Tratamiento

Principalmente, el tratamiento consiste en eliminar el agente patógeno que ha causado la infección y evitar su propagación a otras partes del cuerpo. Para ello, el médico tratante recomienda tomar antibióticos y antiinflamatorios no esteroideos.

Por otra parte, es fundamental que la pareja reciba el mismo tratamiento y no mantengan relaciones hasta que la infección no haya desaparecido.

Clamidia

La clamidia también es una enfermedad de transmisión sexual muy común, que se desarrolla a causa de una infección bacteriana. Usualmente, los varones jóvenes entre los 15 y 24 años, con gran actividad sexual y sin protección, tienen mayor riesgo de contraer la infección.

Los hombres con esta patología presentan ardor al orinar, escozor alrededor de la abertura del pene y después de la eyaculación. En ocasiones, pueden presentar secreciones por el pene en pequeñas cantidades.

Es importante tratarla a tiempo y apropiadamente, de lo contario, puede generar complicaciones como infecciones uretrales e inflamación de los testículos.

Tratamiento

La clamidia se trata con antibióticos, el más recomendado es la doxiciclina o azitromicina. Lo ideal es tomarlo durante 7 días, según las indicaciones previas por parte del especialista.

Las personas en pleno tratamiento no deben mantener relaciones sexuales. Igualmente, la pareja también tiene que tratarse para evitar aparezca nuevamente la infección.

Prostatitis

Esta afección tiene que ver con la inflamación de la próstata, que puede ser causada por una infección bacteriana que se encuentra en la uretra o la vejiga. Con frecuencia, genera dolor al orinar, en la zona pélvica y los genitales, incomodidad durante la eyaculación y, una vez terminada, ganas de orinar a cada rato, fiebre y escalofríos.

Tratamiento

La prostatitis cuando es producto de una infección bacteriana es tratada con antibióticos, entre ellos ciprofloxacino y trimetoprima por vía oral y, aproximadamente, durante 4 semanas. También, el médico tratante suele recomendar antiinflamatorios y antipiréticos como diclofenaco y paracetamol respectivamente, cada 8 horas.

Igualmente, es importante guardar reposo, hacer baños de asiento e ingerir abundante líquido para garantizar una rápida curación.

Escozor después de la eyaculación: causas y tratamiento - Prostatitis

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Escozor después de la eyaculación: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor masculino.

Bibliografía
  • Benedi, J. (2005). Antibioterapias en infecciones urinarias. [Documento en Línea]. Disponible: https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-antibioterapia-infecciones-urinarias-13074095
  • Piera, M. (2003). Infecciones urinarias. Prevención y tratamiento. [Documento en Línea]. Disponible: https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-infecciones-urinarias-prevencion-tratamiento-13049604
  • Zea-Mazo, J. y col. (2010). Virus de transmisión sexual: relación de semen y virus. [Documento en Línea]. Disponible: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0210-48062010001000006
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
arturoo Marquez
Hola gracias x la informacion
1 de 2
Escozor después de la eyaculación: causas y tratamiento