Compartir

Flebitis: qué es, tipos y tratamiento

Por Melanie Re. Actualizado: 5 abril 2018
Flebitis: qué es, tipos y tratamiento

A la inflamación de una vena se le conoce como flebitis y, aunque puede afectar a cualquier persona sin importar el sexo o edad, las personas de más de 40 años de vida son más propensas. Factores como la disminución de la velocidad del flujo venoso, lesiones directas o indirectas en la vena y ciertas condiciones de salud, suelen ser desencadenantes de dicha inflamación

Asimismo, es posible que no se noten síntomas cuando se trata de un grado leve, pero si es su variante grave pueden surgir complicaciones, como la embolia pulmonar que tiene una tasa aproximada del 10% de mortalidad. Por ello, es importante acudir con el médico si sospechas que sufres esta afección para la intervención a tiempo. Mientras tanto, si deseas saber más del tema, en este artículo de ONsalus te informamos de todo respecto a la flebitis: qué es, tipos y tratamiento.

También te puede interesar: Remedios caseros para la flebitis

Qué es la flebitis

Dentro del sistema circulatorio se encuentran más venas que arterias, ya que estas son las encargadas de llevar la sangre desde los capilares de los distintos tejidos hasta el corazón. Dicha sangre carece de oxígeno y, a cambio, transporta dióxido de carbono y otros elementos de desecho de los tejidos, que posteriormente serán eliminados y la sangre se reoxigena nuevamente al pasar por los pulmones.

Las venas son muy susceptibles a sufrir alguna alteración en su capa interna, tanto por factores internos como externos, que al exponerse a los mismos pueden desencadenar un proceso de inflamación en la pared de estos vasos sanguíneos, que a veces también existe la formación de coágulos, y es cuando ocurre la flebitis. Dicha afección puede ir acompañada de una serie de síntomas en el área afectada, entre ellos:

  • Dolor
  • Enrojecimiento
  • Sensibilidad
  • Sensación de calor
  • Abultamiento de la vena
  • En casos más serios, podría incluir contenido purulento y fiebre

Tipos de flebitis

Por el grado de afectación y vena en la que se desarrolla, la flebitis puede dividirse fundamentalmente en dos grupos:

  • Flebitis superficial: La inflamación se limita a venas superficiales y suele no ser una condición de peligro ni gravedad, por lo que tiende a disponer de un buen pronóstico con el tratamiento.
  • Flebitis profunda o tromboflebitis venosa: se caracteriza por la presencia de un coágulo sanguíneo adherido a la pared de la vena, especialmente en las piernas, logrando obstruir el flujo venoso y se produce la inflamación. Es una condición peligrosa si el coágulo logra viajar a otras partes del cuerpo y bloquea la circulación de sangre en órganos vitales, siendo los pulmones los que corren el mayor riesgo de sufrir embolia, lo que puede dañar el tejido y agravar la situación, incluso convertirse en una afectación mortal.
Flebitis: qué es, tipos y tratamiento - Tipos de flebitis

Causas de inflamación de la vena

Existen varios motivos por los cuales podría desarrollarse la inflamación en la vena y es importante saber reconocerlos para actuar lo más pronto posible y acudir a un centro médico si se sufre alguno de estos. Las principales causas de la flebitis son:

  • Lesión directa en la vena, especialmente al introducir incorrectamente, o de un calibre inadecuado, una aguja o catéter.
  • Sedentarismo o sobrepeso, ya que propician una disminución en la circulación venosa y favorecen el estancamiento del flujo sanguíneo.
  • Inmovilidad prolongada, no permite el correcto flujo venoso. Por ejemplo, por tener que mantener reposo a causa de una enfermedad o por cuidados postoperatorios.
  • Traumatismos y quemaduras.
  • Infecciones bacterianas, que puede ocurrir al aplicar una inyección sin las medidas de higiene adecuadas.
  • Compuestos químicos, ya sea una sustancias toxica que logra ingresar al organismo o un fármaco que provoca una reacción de irritabilidad e inflamación.
  • Predisposición genética, por presentar venas con paredes y válvulas débiles, como sucede con las varices, o problemas de coagulación.

Tratamiento para la flebitis

Para combatir la inflamación en la vena, el especialista, en este caso el angiólogo, que es el médico que se encarga del estudio de los trastornos en el sistema circulatorio, primero determina el lugar y extensión de la afectación, los síntomas que se hacen presentes y la causa que lo está generando para igualmente contrarrestarlo.

En general, el tratamiento suele incluir la administración oral de medicamentos antiinflamatorios, analgésicos y antibióticos si la flebitis es a causa de una infección bacteriana. También podría recetar la aplicación tópica de gel o cremas antiinflamatorias.

En el caso de que haya coágulos sanguíneos o se tenga predisposición a ellos, el médico puede recomendar anticoagulantes o fibrinolíticos para disolver los coágulos. Si estos no funcionan y se corre mayor riesgo de complicaciones, es posible que se tenga que recurrir a una trombectomía, es decir, la extracción del coágulo, aunque esto es poco frecuente.

Por otro lado, para complementar el tratamiento tradicional y ayudar a disminuir los síntomas, se puede seguir la terapia frío-calor, aplicando compresas en la zona afectada, o colocar externamente unas bandas elásticas o vendajes de compresión sobre el área de la vena inflamada.

Si se sigue el tratamiento adecuadamente, el pronóstico suele ser favorable. El tiempo de recuperación en el caso de flebitis superficial es de aproximadamente dos semanas; mientras que, en la flebitis profunda tiende a ser más tardado, desde varias semanas hasta meses.

Flebitis: qué es, tipos y tratamiento - Tratamiento para la flebitis

Algunas medidas de prevención para la inflamación de la vena

Hay factores que dependen del azar y que en un cierto sentido son incontrolables, no obstante, en nuestra mano está rebajar al máximo el riesgo de sufrir flebitis:

  • Sigue una dieta balanceada, baja en sal y especias.
  • Camina o ejercítate regularmente.
  • Eleva las piernas al descansar.
  • Mantén un peso corporal adecuado.
  • Evita permanecer mucho tiempo de pie o sentado, sobre todo con las piernas cruzadas.
  • Utiliza calzado cómodo, del tamaño de tu pie y de tacón bajo.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Flebitis: qué es, tipos y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sangre, corazón y circulación.

Escribir comentario sobre Flebitis: qué es, tipos y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Flebitis: qué es, tipos y tratamiento
1 de 3
Flebitis: qué es, tipos y tratamiento

Volver arriba