Compartir

Petequias en las piernas: causas y tratamiento

 
Petequias en las piernas: causas y tratamiento

Las petequias son pequeñas manchas rojas que se relacionan con problemas de sangrado. Pueden aparecer en cualquier lugar del cuerpo dependiendo de su origen.

Cuando se ubican en las piernas, puede ser debido a problemas de mala circulación venosa, enfermedades infecciosas, por la influencia de algunos fármacos o por una inflamación de los vasos sanguíneos, entre otros.

Si te interesa conocer en profundidad las causas de la aparición de petequias en las piernas y su tratamiento, sigue leyendo este artículo de ONsalus.

Mala circulación venosa en las piernas

Puedes sufrir de mala circulación venosa en las piernas por distintas razones:

  • Permanecer mucho tiempo de pie.
  • No mover las piernas.
  • Permanecer mucho tiempo sentado/a en la misma posición.
  • Hábitos alimenticios poco saludables.
  • Tabaquismo.

En estos casos, puedes sufrir de diversos síntomas tales como piernas cansadas o pesadas, aparición de varices y arañitas, inflamación de los pies y piernas, dolor en las piernas y, por supuesto, petequias o puntos rojos en las piernas.

Las petequias son pequeñas manchas redondeadas rojizas o amarronadas que se deben al sangrado que se produce en los vasos sanguíneos más pequeños: los capilares.

Estas manchitas pueden aparecer por sí solas, tras un golpe leve, al realizar masajes e incluso con la simple aplicación de cremas que supuestamente facilitan la circulación (como las que contienen sustancias refrescantes).

Tratamiento

Para mejorar la circulación venosa de tus piernas, puedes seguir algunos de los siguientes consejos:

  • Intenta descansar con las piernas en alto.
  • Utiliza calzado cómodo.
  • Puedes usar medias de compresión que favorecen el retorno venoso.
  • Mejora tu alimentación: busca productos naturales sin conservantes u otros químicos, sin aceites vegetales. Evita el exceso de harinas y azúcar refinada, prefiere productos integrales, frutas y verduras.
  • Realiza ejercicio según tu estado físico y a tu ritmo, pero de manera constante.
Petequias en las piernas: causas y tratamiento - Mala circulación venosa en las piernas

Exposición solar excesiva

Aquellas personas que tienen piel sensible y que exponen sus piernas demasiado tiempo al sol, sobre todo en horarios en que este es muy fuerte, pueden sufrir la aparición de petequias en las piernas.

Puedes manifestar además: ardor, enrojecimiento e incluso ampollas si la exposición fue demasiado excesiva.

Tratamiento

Algunas medidas que puedes adoptar para mejorar tu piel rápidamente son:

  • Aplicar compresas frescas sobre la piel.
  • Evitar el calor.
  • Beber agua y jugos de frutas.
  • Aplicar pastas refrescantes como sándalo o aloe vera.
  • Hidratar la zona con aceite de coco. Este también tiene naturaleza fría.

Infección en las piernas

Una infección por hongos, virus o bacterias puede generar alteraciones en la circulación.

Una infección por hongos frecuentemente se asienta en las uñas o dedos de los pies, y esta es una puerta de entrada para otros tipos de microorganismos que causan infección en pies y piernas.

Por otro lado, un traumatismo en un pie o pierna también puede favorecer una infección bacteriana en esas zonas.

Cuando hay una infección localizada, habrá dolor, inflamación, fiebre e incluso puede acumularse y salir pus. Ante una inflamación importante, los vasos sanguíneos más pequeños pueden verse debilitados y dar lugar a la aparición de petequias.

En personas con bajas defensas, la infección puede extenderse a otras zonas del cuerpo y complicar aún más la situación, tal es el caso de aquellos que sufren de diabetes, por ejemplo.

No obstante, también puede ser que la infección haya comenzado en otra zona del cuerpo (como por ejemplo una angina por estreptococos) y se disperse por el organismo, dando lugar a fiebre, malestar general y la aparición de petequias en las piernas, tronco, brazos y cabeza.

Tratamiento

El tratamiento oportuno de la infección puede ayudar a disminuir la inflamación y el daño de los capilares. Para lograrlo, se deben mantener limpias las heridas, tratar la infección por hongos con medicación local o por boca y las infecciones bacterianas con antibióticos.

Puedes consultar con tu médico o médica la posibilidad de utilizar algunos remedios caseros que ayuden a mejorar la infección:

  • Puedes limpiar la herida con infusión de manzanilla o caléndula: tienen propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes.
  • Puedes aplicar una combinación de cúrcuma en polvo y ghee (manteca clarificada). Puedes usar otros aceites suaves como el de coco o de sésamo. El ghee es ideal porque de por sí sana los problemas cutáneos.
  • Otra opción es la miel: tiene propiedades antimicrobianas, cicatrizantes y antiinflamatorias si se aplica directamente sobre la herida.

Es esencial también en cualquier caso tener buenos hábitos para que esta infección y cualquier otro problema de salud desaparezcan y se recupere el equilibrio corporal. Estos hábitos a los que nos referimos son fundamentalmente:

  • El descanso apropiado por la noche.
  • Una alimentación saludable.
  • Mantener la mente tranquila.

Cuando mejore la infección, sería bueno comenzar a moverte, realizando ejercicios de manera suave y según tu estado físico.

Alteraciones de las células sanguíneas

En algunas enfermedades, las células sanguíneas encargadas de controlar infecciones (glóbulos blancos), llevar oxígeno y hierro (glóbulos rojos) o de controlar hemorragias (plaquetas) pueden bajar demasiado en cantidad o ser anormales y dar lugar a la aparición de cardenales o petequias en las piernas.

Este es el caso de problemas como:

Pueden además aparecer otros síntomas tales como: debilidad, fiebre, pérdida de peso, sangrado de nariz, formación de grandes moretones sin traumatismo previo, infecciones frecuentes, sudoración excesiva, dolor óseo.

Tratamiento

Es importante llegar al diagnóstico correcto, para lo cual además de revisarte detenidamente, el profesional que te reciba te solicitará estudios. Entre ellos, pueden estar: estudios de sangre, ecografía, radiografía, tomografía computada o resonancia, según cada caso.

Más allá del diagnóstico y el tratamiento que el médico o médica crean conveniente según tu caso, es fundamental que corrijas las causas que te llevaron a ese estado de salud:

  • Mejora tu dieta. Deja todo aquello de origen no natural y procesado, refinados, azúcar, bebidas con endulzantes y químicos, exceso de carne y lácteos.
  • Deja de lado sustancias poco saludables como el café, el alcohol y el tabaco.
  • Es clave buscar armonía y calma, la mente es una herramienta poderosa que puede llevarte a estados de enfermedad o salud.
  • Procura descansar apropiadamente: por la noche, entre 6 y 8 horas. Evita permanecer despierto/a hasta tarde.
  • Disminuye el uso de pantallas. Los aparatos electrónicos generan demasiada estimulación que el organismo debe procesar y que sobrecarga los órganos de limpieza y depuración corporal. Es recomendable reducir su uso a 12 horas semanales como máximo y, en lo posible, no utilizarlos de noche.
  • Ejercítate. Hacer un poco de ejercicio al día es muy recomendable para mejorar este y cualquier problema de salud.

Vasculitis

Se trata de la inflamación de los vasos sanguíneos. Como resultado, habrás menos circulación en la zona afectada, debilitamiento de tejidos, aparición de cicatrices y petequias. Puede afectar a cualquier zona del cuerpo, incluidas las piernas.

Entre los otros síntomas que pueden padecerse, están:

  • Fiebre.
  • Dolor en la zona afectada.
  • Debilidad.
  • Erupción en la piel.
  • Dolor de cuerpo.
  • Dolor de cabeza.

Muchas veces, no se conoce la causa, pero en algunos casos puede relacionarse con infecciones virales importantes, enfermedades autoinmunes, cáncer y reacción a ciertos medicamentos.

Existen algunos casos particulares que pueden afectar a las piernas:

Tromboangeítis obliterante

También conocida como enfermedad de Buerger, es causada por el hábito de consumir tabaco.

Suele afectar tanto a los pies como a las manos, pero puede extenderse también por otras zonas del cuerpo.

Púrpura de Schoenlein-Henoch

Esta vasculitis puede afectar a diversas zonas del cuerpo, pero con frecuencia se manifiesta en las piernas. También puede aparecer sangre en la orina, dolor abdominal y en las articulaciones.

Vasculitis alérgica

Se produce por hipersensibilidad en aquellas personas susceptibles a ciertas sustancias. Es frecuente que aparezca por fármacos o tras una infección.

Suelen aparecer manchas rojas en la zona baja de las piernas.

Tratamiento

Dependiendo de la evolución del cuadro y su causa, se prescribirá un tratamiento u otro.

En muchos casos, la vasculitis se corrige sola. Es clave para ello que se adopten cambios en aquellos hábitos poco saludables.

En otros casos, debe recurrirse a distintos tratamientos como:

  • Antibióticos.
  • Antiinflamatorios.
  • Corticoides.
  • Tratamientos biológicos.

Puedes consultar más información en el artículo Vasculitis en las piernas: causas, síntomas y tratamiento.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Petequias en las piernas: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sangre, corazón y circulación.

Bibliografía
  • Kazandjieva J, Antonov D, Kamarashev J, Tsankov N. Acrally distributed dermatoses: Vascular dermatoses (purpura and vasculitis). Clin Dermatol. 2017 Jan-Feb;35(1):68-80. doi: 10.1016/j.clindermatol.2016.09.013. Epub 2016 Sep 10. PMID: 27938815.
  • Mitkov MV, de Mello D, Hogeling M. Erythematous eruption on the left leg. Cutis. 2016 Feb;97(2):E4-6. PMID: 26919509.
  • Guo D, Lam JM. Henoch-Schönlein purpura. CMAJ. 2016 Oct 18;188(15):E393. doi: 10.1503/cmaj.151072. Epub 2016 Jul 18. PMID: 27431304; PMCID: PMC5056890.
  • Loyal J, Sinclair NR, Hugh JM, Cook DL, Pierson JC. Sunburn purpura. Cutis. 2017 Oct;100(4):E15-E17. PMID: 29136065.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Petequias en las piernas: causas y tratamiento
1 de 2
Petequias en las piernas: causas y tratamiento

Volver arriba