Compartir

Herida que supura líquido transparente: causas y tratamiento

 
Por Dra. Gennesis González, Médico. 22 junio 2020
Herida que supura líquido transparente: causas y tratamiento

La salida de líquido o fluido a través de las heridas es algo característico en el proceso de curación de las mismas. Este fluido proviene del sistema linfático y de los vasos sanguíneos, básicamente es una señal favorable durante la cicatrización de las heridas, de hecho, es considerada como una reacción de defensa corporal, ya que se encarga de eliminar los residuos celulares y bacterianos creando un entorno ideal para que este proceso se complete satisfactoriamente.

Cuando hay una salida excesiva de este líquido transparente por las heridas, tanto que nuestro organismo es incapaz de absorberlo y puede acumularse en el interior de las heridas, se denomina seroma. Si quieres saber más acerca de este tema, te invitamos a que continúes leyendo este artículo de ONsalus sobre las causas de una herida que supura líquido transparente y su tratamiento.

También te puede interesar: Herida que no cierra y supura: ¿qué hacer?

Por qué una herida supura líquido transparente

Ya sabemos que de manera normal las heridas supuran líquido transparente como parte de su proceso de curación. Este líquido proviene del sistema linfático y vasos sanguíneos¡ y es una señal favorable considerada como una reacción de defensa del cuerpo para eliminar residuos bacterianos y celulares.

Ahora bien, cuando hay salida excesiva de este líquido y nuestro organismo es incapaz de absorberlo, se acumula en el interior de las heridas y se forma lo que se conoce como seroma postquirúrgico. Esto sucede básicamente tras cirugías de gran invasión que tienden a dañar los vasos linfáticos de la zona y, consecuentemente, por la inflamación de los tejidos.

Este líquido transparente es la parte acuosa y clara de la sangre que queda después de separarlas de las células sanguíneas. Una herida puede supurar líquido transparente entre el séptimo y décimo día.

Las intervenciones quirúrgicas en las cuales se suele presentar la supuración de líquido transparente son:

  1. Aumento de mamas.
  2. Mastectomía.
  3. Abdominoplastia.
  4. Liposucciones.
  5. Cirugías que requieren drenajes posquirúrgicos.
  6. Cirugías que lesionan varios tejidos.

Todas ellas son consideradas cirugías invasivas que generan daños en los vasos sanguíneos y linfáticos, imposibilitando la capacidad de drenar el líquido exudado y con la consecuente acumulación y exudación a través de las heridas.

Signos y síntomas de un seroma

Habitualmente, esta complicación suele manifestar:

  • Salida de líquido transparente a través de la herida como signo característico.
  • Sensación de hinchazón.
  • En algunos casos, puede haber dolor.
  • Puede haber abultamiento de la cicatriz.
  • Puede haber coloración rojiza o marrón en un principio cuando el seroma se mezcla con sangre, pero a medida que va cicatrizando su coloración se va tornando más clara.

Su diagnóstico es fácil de identificar debido a los fundamentos clínicos con se origina y se manifiesta el seroma.

Tratamiento de una herida que supura líquido transparente

Este líquido suele reabsorberse por sí solo al cabo de un tiempo, aproximadamente en 20 días-1 mes.

En otros casos, suele requerirse el drenaje del mismo, esto dependerá de la cantidad de líquido y de la asociación de otros síntomas. El drenaje se realizará con una jeringa, una aguja o con la colocación de un tubo insertado en la piel que facilite la completa salida del líquido.

En caso de que exista dolor, el médico puede indicar analgésicos o antiinflamatorios de venta libre como el ibuprofeno o paracetamol.

Es oportuno que tras la realización de cirugías abdominales o en caso de cesárea segmentaria, utilices fajas compresivas. Evita, además, la realización de ejercicios intensos.

Para fomentar una correcta cicatrización, es importante que tengas una dieta equilibrada, sobre todo, que incluyas alimentos como la piña, zanahoria, naranja, vegetales de hojas verdes, carne, cereales integrales, huevo y pescado, los cuales estimulan y facilitan la cicatrización y curación de las heridas.

Descarta que la salida de este líquido se trate de un proceso infeccioso, ya que no es propiamente pus el líquido que sale a través de la herida, en este caso no será necesario la indicación y utilización de antibióticoterapia.

 

Cuidados de una herida que supura líquido transparente

Independientemente de la salida de líquido a través de la herida, en casa el paciente debe seguir las medidas básicas de higiene:

  • Lava tus manos antes y después de manipular el vendaje de la herida.
  • No reutilices el vendaje.
  • Trata de que la herida este siempre seca.
  • Lava diariamente la herida con agua y jabón, salvo que el médico descarte este procedimiento.
  • Si el vendaje se moja, cámbialo de inmediato.
  • Evita rascar y manipular la herida.

Los días posteriores a un procedimiento quirúrgico debes estar atento a los signos y síntomas que manifiestes, ya que estos son representativos del estado de la cicatrización y curación de la herida. Acude al médico si hay salida de líquido de otro color, enrojecimiento, mal olor e incluso fiebre.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Herida que supura líquido transparente: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Bibliografía
  • Román-Pérez, C. (2014). Cuidados de la herida quirúrgica. Avances.
  • Guarín-Corredor, C., Quiroga-Santamaría, P., & Landinez-Parra, N. S. (2013). Proceso de Cicatrización de heridas de piel, campos endógenos y su relación con las heridas crónicas. Revista de la Facultad de Medicina, 61(4), 441-448.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Herida que supura líquido transparente: causas y tratamiento
Herida que supura líquido transparente: causas y tratamiento

Volver arriba