Heridas y lesiones

Herida que supura líquido amarillo: causas y tratamiento

 
Ivonne Nieves Blanco
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 25 enero 2024
Herida que supura líquido amarillo: causas y tratamiento

Las heridas que supuran líquido amarillo pueden surgir como consecuencia de diversos factores. Estas lesiones, conocidas como heridas abiertas, pueden exponer la piel a situaciones que desencadenan respuestas naturales del cuerpo, como la secreción de fluidos para facilitar el proceso de curación. Sin embargo, cuando la cantidad de líquido amarillo es excesiva, puede indicar la presencia de una infección.

Te invitamos a que continúes con la lectura de este artículo de ONsalus para que conozcas todo lo referente a una herida que supura líquido amarillo, las causas que lo ocasionan, cómo cuidarla y tratarla.

Índice
  1. Qué es un exudado purulento
  2. Otros síntomas de que la herida está infectada
  3. Qué hacer cuando una herida supura líquido amarillo

Qué es un exudado purulento

Cuando una herida secreta un líquido espeso de aspecto lechoso, amarillo o verde, se le denomina drenaje purulento. Este se caracteriza por ser espeso y contiene microorganismos como bacterias en estado de descomposición, así como glóbulos blancos. La presencia de estos microorganismos indica la presencia de una infección, y también puede estar acompañado de un olor fuerte. Este último, así como la consistencia y el color, dependen de los diferentes tipos de bacterias contenidas en este exudado purulento, capaces de desencadenar una infección.

El drenaje de una herida ocurre debido a la dilatación de los vasos sanguíneos. En las primeras etapas de la cicatrización, el cuerpo comienza a crear un medio húmedo alrededor de la herida para poder curarse. Cuando el drenaje se vuelve purulento, significa que la herida está infectada debido a la entrada de gérmenes al organismo a través de la herida, diseminándose a los tejidos cercanos a la herida.

Otros síntomas de que la herida está infectada

Además del exudado purulento, existen otros síntomas que indican que la herida está infectada; entre estos se encuentran:

  • Enrojecimiento y dolor en la piel que rodea la herida.
  • Sensación de cambio de temperatura e hinchazón en la región afectada (la piel se siente más caliente).
  • Olor desagradable.
  • La herida se abre.
  • Posible malestar general acompañado de fiebre y escalofríos.
  • Náuseas y vómito.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Retraso en la curación de la herida.

Reconocer a tiempo los síntomas de una herida infectada es importante para garantizar la intervención oportuna del médico, así como el tratamiento correcto de la infección con el fin de evitar complicaciones que puedan poner en riesgo la vida del paciente.

Qué hacer cuando una herida supura líquido amarillo

Al verificar la existencia de un drenaje purulento, lo primero que se debe hacer es identificar la causa de la infección y determinar por qué la herida está supurando. De acuerdo con esto, se indicará el tratamiento a seguir tras una revisión médica. Para ello, es necesario conocer el tipo de herida, su ubicación en el cuerpo e incluso el momento en que se encuentra su proceso de curación.

Después de la revisión, el médico procederá a recetar antibióticos para controlar la infección que está provocando la supuración del líquido amarillo en la herida, reduciendo así tanto el dolor como la hinchazón.

Posteriormente, se harán recomendaciones sobre el cuidado de la herida, como mantenerla limpia para facilitar su cicatrización. En caso de que la infección persista, podría ser necesario llevar a cabo una limpieza quirúrgica con el objetivo de eliminar el tejido infectado o muerto.

Al momento de la revisión, el médico verificará si existe riesgo de padecer ciertas condiciones médicas que pueden provocar la supuración de líquido amarillo, tales como:

  • Diabetes.
  • Herida producida por un objeto sucio.
  • La mordedura de un animal o de un humano.
  • Un cuerpo extraño, como madera o vidrio.
  • Una herida profunda.
  • Vejez.
  • Obesidad.
  • Deficiencia del sistema inmunológico.
  • La toma de medicamentos que afecten el sistema inmunológico (como los esteroides).
  • Si estás recibiendo quimioterapia, radiación o tienes una mala nutrición.
  • Fumadores, ya que pueden presentar afectación de los vasos sanguíneos, lo cual puede perjudicar la curación de las heridas.
  • Si tienes disminución del flujo sanguíneo hacia la herida, causada por una presión arterial alta o vasos sanguíneos bloqueados o estrechos.

Si presentas alguna de estas condiciones o afecciones y, al mismo tiempo, tienes una herida que supura líquido amarillo, debes consultar con tu médico de inmediato.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Herida que supura líquido amarillo: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Bibliografía
  • Castellanos-Ramirez, D. K., Gonzalez-Villordo, D., & Gracia-Bravo, L. J. (2014). Manejo de heridas. Cirujano general, 36(2), 112-120.
  • Montes, I. F. (2006). Manejo avanzado de heridas. Revista Mexicana de enfermería cardiológica, 14(1), 24-28.
  • Salem, C., Pérez, J. A., Henning, E., Uherek, F., Schultz, C., Butte, J. M., & González, P. (2000). Heridas. Conceptos generales. Cuadernos de Cirugía, 14(1), 90-99.
Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Herida que supura líquido amarillo: causas y tratamiento