Compartir

Herpes labial: contagio, síntomas y tratamiento

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. Actualizado: 23 mayo 2017
Herpes labial: contagio, síntomas y tratamiento

El herpes labial es una infección muy contagiosa causada por el llamado virus del herpes simple tipo I que ocasiona la aparición de unas ampollas pequeñas, dolorosas y purulentas en los labios (calenturas), las cuales van drenando con el paso de los días hasta convertirse en costra y cicatrizar. Tras la primera infección, el virus queda inactivo en los principales nervios de la cara, pero puede reactivarse debido a algunas circunstancias y es entonces cuando aparecen esas calenturas. Su activación puede estar motivada por determinados factores como por ejemplo una bajada de defensas, el estrés, los cambios hormonales, tener fiebre o la exposición a condiciones meteorológicas extremas. En ONsalus explicamos con más detalle la forma de contagio, los síntomas y el tratamiento del herpes labial.

También te puede interesar: Remedios caseros para el herpes labial

Contagio del herpes labial

El herpes labial u oral está causado, como se ha indicado, por el virus herpes simplex tipo 1 y existen dos posibles vías de contagio: la infección por gotitas o la infección por contacto entre personas.

Por lo general, este virus se transmite cuando se establece un contacto con la persona infectada a través de la saliva o los labios. Es por ello que resulta tan importante no tocar las ampollas o lesiones del afectado, evitar los besos, así como compartir enseres u objetos de higiene personal (toallas, vasos, cubiertos, ropa de cama, barras de labios, cuchillas de afeitas, etc.) que puedan entrar en contacto con el herpes labial.

Es conveniente tener en cuenta que en una gran mayoría de los casos, la infección por virus del herpes simplex se contrae desde la niñez (normalmente entre los 3 y 5 años de edad), pues en esa etapa el contacto con secreciones orales entre por ejemplo madre e hijo, hermanos o compañeros de juego es muy frecuente.

Existe el riesgo de que el contacto sexual conlleve al contagio de herpes labial, pues a través de la práctica de sexo oral el virus puede transmitirse a la zona genital y viceversa. Es por esto que no se aconseja tener contacto oral-genital mientras el virus se encuentre activo y se deben extremar las precauciones en cuanto a la protección durante las relaciones sexuales.

Sin embargo, el contagio no solo puede producirse durante una crisis de herpes labial, ya que es posible que el virus permanezca en la cavidad bucal del paciente afectado y la transmisión tenga lugar incluso cuando no haya presencia de heridas o calenturas.

Además de ser una infección altamente contagiosa, también existe la posibilidad de que esta se extienda hacia otras partes del cuerpo o áreas de la piel. Por ello, no es aconsejable tocar las heridas o lesiones de forma constante ni tratar de reventarlas, ya que deben sanar por sí solas. Es muy importante lavarse las manos antes y después de aplicar cualquier tipo de tratamiento sobre el herpes labial.

Herpes labial: contagio, síntomas y tratamiento - Contagio del herpes labial

Síntomas del herpes labial

Cuando una persona está infectada por el virus del herpes simplex, este permanece en los principales nervios de la cara de por vida. No obstante, son muchos los pacientes infectados que nunca llegan a desarrollar un herpes labial y a presentar síntomas. Por el contrario, en aquellos que sí lo que padecen, los síntomas pueden variar de gravedad en cada caso y, generalmente, suelen aparecer de 1 a 3 semanas después de haber contraído el virus.

A continuación, detallamos las distintas fases y los síntomas propios del herpes labial:

  1. Fase de Hormigueo: comezón, ardor, tirantez y/u hormigueo en los labios o en la piel alrededor de la boca. Estos son los primeros síntomas y pueden durar desde unas horas hasta unos dos días.
  2. Fase de Hinchazón: se hincha y se enrojece ligeramente el área en el que será visible el herpes labial.
  3. Fase de Ampollas: formación de una roncha roja o pápula que deriva progresivamente en una ampolla o ampollas que se agrupan en forma de racimo y que contienen líquido en su interior.
  4. Fase de Exudado: se produce la rotura de las ampollas formando una placa purulenta. Esta es la fase más contagiosa y molesta.
  5. Fase de Costra: las heridas o ampollas se secan y empieza a formarse una especie de costra de color marrón, de igual forma que ocurre con otras lesiones abiertas. Poco a poco se irá regenerando la piel dañada y la herida se cerrará.
  6. Fase de Cicatrización: se desprende la costra, la herida sana y el herpes labial se cura por completo.

Además de estos síntomas, los pacientes con herpes labial también pueden presentar:

  • Inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Fiebre.
  • Dolores de garganta y molestias al tragar.

Los síntomas del herpes labial suelen desaparecer por sí solos entre una o dos semanas, pero es importante prestarles atención y acudir de forma urgente al médico si estos son muy graves o no desaparecen tras dos semanas, si aparecen ampollas o lesiones cerca de los ojos o si se tiene un sistema inmunológico debilitado como consecuencia al padecimiento de determinadas enfermedades o la toma de ciertos medicamentos.

Herpes labial: contagio, síntomas y tratamiento - Síntomas del herpes labial

Tratamiento del herpes labial

En el caso de que la piel o las mucosas no se vean muy afectadas, el herpes labial puede sanar por sí solo al cabo de unos días. No obstante, en algunos casos sí que es necesario tratar la infección y aliviar sus síntomas mediante algunos medicamentos denominados antivirales, los cuales deben ser recetados por el médico. Se emplean, normalmente, en forma de pomada y actúan combatiendo el virus que origina la infección, reducen los dolores y aceleran la curación del herpes. Únicamente en el caso de que además de la infección vírica, aparezca una infección bacteriana se requerirá un tratamiento específico con medicación antibiótica y desinfectante a nivel local.

Por otro lado, existen unas tiritas o parches especiales de venta en farmacia que se colocan sobre el herpes y que ayudan a calmar los síntomas de forma más rápida. Estos son transparentes, por lo que no son visibles y apenas se notan.

Además de estos tratamientos, ciertas soluciones naturales y/o medidas de higiene que se lleven a cabo en el día a día pueden ayudar a curar el herpes labial más rápidamente y mejorar el bienestar del afectado. Las recomendaciones a tener en cuenta son las siguientes:

  • Aplicar sobre la lesión un bálsamo o crema labial con vitamina C, vitamina E, zinc o revesratrol.
  • Lavar las ampollas con agua y un jabón antiséptico de forma suave para evitar que la infección se extienda a otras zonas.
  • Colocar un poco de hielo envuelto en un paño sobre la zona afectada para reducir la hinchazón.
  • No tocar las lesiones frecuentemente y en el caso de tener que palparlas, lavarse muy bien las manos antes y después de hacerlo.
  • No compartir con otras personas objetos personales de higiene ni toallas y lavarlo todo bien y cambiar hasta las sábanas una vez que el herpes haya desaparecido.
  • Evitar el consumo de bebidas muy calientes, alimentos picantes, salados o cítricos, pues podrían agravar las molestias.
Herpes labial: contagio, síntomas y tratamiento - Tratamiento del herpes labial

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Herpes labial: contagio, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Dientes y boca.

Escribir comentario sobre Herpes labial: contagio, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Alicia
Muchísimas gracias por los consejos! Ahora que sé los componentes que debe incluir la crema para reducir rápidamente el herpes podré escogerla mejor. La que utilizo normalmente no me da buenos resultados, claro que tampoco me había fijado en su composición. Muy buena información!
Marta Vicente (Editor/a de ONsalus)
Gracias por comentar el artículo, esperamos que los consejos te sirvan de ayuda. Saludos.

Herpes labial: contagio, síntomas y tratamiento
1 de 4
Herpes labial: contagio, síntomas y tratamiento

Volver arriba