Compartir

Molusco contagioso: síntomas y tratamiento

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. 27 diciembre 2016
Molusco contagioso: síntomas y tratamiento

El molusco contagioso es una enfermedad infecciosa de la piel que es más común en los niños y afecta a ambos géneros por igual. Esta afección es causada por un virus de la familia de los proxivirus, que puede estar presente en casi cualquier parte. El contagio se lleva a cabo por contacto directo con el virus, es decir, cuando una persona toca algún objeto o lesión contaminados con el microorganismo, sin embargo, existen muchos casos en que personas que portan el virus no presentan ningún síntoma de molusco contagioso.

Este virus también puede transmitirse a través de las relaciones sexuales y cuando se manifiesta suele confundirse con herpes o verrugas genitales. No obstante, toallas, ropa y juguetes son las vías más comunes de infección en niños. Esta enfermedad afecta principalmente el rostro, cuello, axilas y manos, zonas donde la persona manifestará una serie de pápulas o nódulos indoloros. En este artículo de ONsalus te informamos todo lo que necesitas saber sobre la infección molusco contagioso: síntomas y tratamiento.

También te puede interesar: Angioedema: causas, síntomas y tratamiento

Causas del molusco contagioso

El molusco contagioso es una infección causada por un virus de la familia de los proxivirus, la misma que también es responsable del virus de l viruela. El virus que causa esta enfermedad es muy resistente a situaciones adversas, razón por la cual se encuentra presente en gran parte del mundo y suele proliferar en ambientes húmedos y templados. Las principales formas de contagio son:

  • Contacto con lesiones contaminadas: las pápulas o nódulos que causa el molusco contagioso están compuestas por células de la piel que contienen el virus, por lo tanto, al tocar algunas de estas lesiones el virus se traspasa fácilmente.
  • Objetos contaminados: como el virus está en la piel y suele afectar a las manos, es común que la persona contaminada vaya infectando los objetos que toca. Sin embargo, como el virus es muy resistente en la humedad, es más frecuente que se encuentre en toallas y bañadores.
  • Piscinas: las piscinas y baños públicos son los lugares donde mayor concentración hay del virus que causa el molusco contagioso. Es casi imposible desinfectar estas zonas.
  • Autocontagio: cuando una persona tiene molusco contagioso es posible que vaya propagando el virus a otras partes de su piel a través del contacto con sus propias lesiones.

Síntomas del molusco contagioso

Muchas personas están contaminadas con el virus que lo causa esta infección y nunca han presentado ningún síntoma, sin embargo, al ser portadores del mismo sí pueden transmitirlo. Cuando la infección se hace evidente, los síntomas del molusco contagioso son pápulas indoloras que pueden llegar a crecer hasta convertirse en nódulos de color carne o similar a una perla. Estas lesiones causan comezón y el rascado en exceso facilita la propagación del virus a otras partes de la piel.

Cómo son las lesiones del molusco contagioso

Son como una especie de ampolla con un hoyuelo en el centro y pueden llegar a medir entre 2 y 5 milímetros de ancho. Estas pápulas no presentan inflamación ni enrojecimiento a menos que la persona se rasque de manera muy brusca. En el centro de las lesiones se puede apreciar un nódulo blanco y pequeño con apariencia cerosa.

En los niños, la infección es más común en el rostro, el cuello, las manos y las axilas, mientras que los adultos suelen presentar lesiones en los genitales, el abdomen y la cara interna de los muslos. Las pápulas pueden agruparse y formar grandes grupos, esto es mucho más común en personas con el sistema inmune débil, quienes pueden llegar a presentar hasta 200 lesiones en todo el cuerpo.

Molusco contagioso: síntomas y tratamiento - Síntomas del molusco contagioso

Tratamiento del molusco contagioso

Lo primero que se debe hacer ante la manifestación de las pápulas en la piel es acudir al dermatólogo para que realice una exploración física completa de todo el cuerpo y pueda determinar si en efecto las lesiones son causadas por el molusco contagioso. Esta infección cutánea se manifiesta de manera tan característica que el médico podrá realizar el diagnóstico con solo analizar la forma y ubicación de las lesiones.

En la mayoría de los casos en que la persona cuenta con un sistema inmune fuerte, la infección suele desaparecer por sí sola después de dos meses sin necesidad de tratamiento y controlando el rascado para evitar que se propaguen las pápulas. Cuando el molusco contagioso causa muchas pápulas y la persona decide tratarlas para eliminar el virus lo antes posible, se puede llevar a cabo alguno de los siguientes tratamientos:

  • Extirpación por curetaje: se utiliza en lesiones individuales y se realiza de manera quirúrgica. Consiste en raspar de manera superficial las lesiones que se deseen eliminar con un anillo afilado. No suele dejar cicatrices, puede causar sangrado y es la opción más utilizada para tratar el molusco contagioso.
  • Crioterapia: esta técnica consiste en aplicar nitrógeno líquido a una temperatura inferir a 0°C para congelar las lesiones y destruir las células contaminadas con el virus.
  • Láser: se utiliza en casos de lesiones abundantes y agrupadas que se encuentran en zonas delicadas como los genitales.
  • Lociones tópicas: es el más lento de los tratamiento del molusco contagioso. Consiste en aplicar en las lesiones cremas y ungüentos que eliminen el virus de la piel progresivamente.

Una vez que el molusco contagioso ha sido tratado y han desaparecido todas las lesiones de la piel, existe el riesgo de que las pápulas aparezcan de nuevo al cabo de seis meses. En casos de personas con un sistema inmune debilitado puede que la enfermedad no responda al tratamiento y el especialista médico deba combinar varias técnicas para alcanzar la recuperación.

Cómo prevenir el molusco contagioso

En vista de que el molusco contagioso es causado por un virus que se encuentra en casi todas partes, que puede sobrevivir en muchos ambientes y que se propaga con facilidad, resulta importante saber cómo podemos prevenir el contagio. A continuación te ofrecemos algunos consejos para evitar esta infección:

  • Lavarse las manos varias veces al día.
  • No compartir ningún tipo de artículo de uso personal como toallas, ropa interior, cepillo de dientes, bañadores, etc.
  • Usar preservativo puede reducir el riesgo de contagio por relaciones sexuales.
  • No se deben rascar o tratar de extirpar manualmente las lesiones. Aplicar un poco de talco en la piel puede ayudar a aliviar la comezón.
  • En baños públicos o gimnasios es necesario evitar recostarse las paredes y maquinarias.
  • Los deportes que sugieren el contacto físico con otras personas, como la lucha libre, representan un riesgo de infección de molusco contagioso.
Molusco contagioso: síntomas y tratamiento - Cómo prevenir el molusco contagioso

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Molusco contagioso: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Molusco contagioso: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Molusco contagioso: síntomas y tratamiento
1 de 3
Molusco contagioso: síntomas y tratamiento

Volver arriba