Compartir

Herpes en la nariz: causas, síntomas y tratamiento

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 11 julio 2019
Herpes en la nariz: causas, síntomas y tratamiento

La mayoría de las personas que padecen de herpes nasal ni siquiera se dan cuenta, en muchas ocasiones, pasa desapercibido porque no se hacen evidentes los síntomas o no se toman en cuenta.

El herpes es una enfermedad que se presenta de forma periódica producida por un virus que se conoce como VHS (virus del herpes simple), este virus, una vez se aloja en el cuerpo, puede permanecer en él por el resto de la vida. Es una causa de consulta frecuente con el dermatólogo debido a que es una enfermedad contagiosa.

El herpes en la nariz se hace evidente por la aparición de las lesiones tipo ampolla, que van desde una a varias, estas lesiones aparecen tanto en la parte interna como externa de la nariz. En este artículo de ONsalus, conocerás mucho más acerca del herpes en la nariz: causas, síntomas y tratamiento.

También te puede interesar: Rabia: causas, síntomas y tratamientos

Herpes en la nariz: causas

La causa que da origen a la aparición del herpes en la nariz es la contaminación por el virus del Herpes Simplex tipo 1 (VHS-1), este virus causa lesiones en la región nasal y en los labios.

Después de que estés en contacto con este virus, el mismo puede encontrarse en tu cuerpo de forma latente sin causar ningún síntoma. Existen factores de riesgo que pueden reactivar la presencia del virus como:

  • Infecciones por repetición: pueden debilitar el sistema inmunológico, lo que es un medio propicio para la activación del virus del herpes simple
  • Fiebre: es producto de un proceso infeccioso que afecta al sistema inmunológico, ya que lo debilita, permitiendo así la infección con el virus.
  • Gripe o resfriado: los pacientes que se encuentran en estas circunstancias por el exceso de rinorrea, pueden encontrarse lesiones en el interior de la mucosa nasal o en las alas de la nariz, así como también lesiones tipo ampollas y que, al limpiarse la nariz de secreción nasal, la piel puede estar lesionada, dando origen a la diseminación en el área nasal del virus del herpes simple.
  • Cansancio o agotamiento físico: contribuye a debilitar el organismo, promoviendo así la reactivación del virus.
  • Estrés: es uno de los factores desencadenantes de la activación del virus del herpes simple. Emociones como la ansiedad o depresión pueden ser el detonante de la aparición de las lesiones producidas por el herpes simple en la nariz.
  • Menstruación: durante este periodo, las hormonas pueden afectar al organismo permitiendo que el virus se active y aparezcan los síntomas de la enfermedad.
  • Alimentación: una dieta rica en alimentos procesados y baja en productos naturales, como las frutas y los vegetales, puede propiciar la aparición de enfermedades alérgicas que traerían como consecuencia el herpes simple en la nariz.
  • Rayos solares: estimulan la reproducción del virus que se encuentra en el organismo debido al efecto de los rayos ultravioletas.
  • Contacto físico: el contacto frecuente entre las personas que se encuentran contagiadas de este virus es una de las causas de que las personas sufran de herpes en la nariz.
Herpes en la nariz: causas, síntomas y tratamiento - Herpes en la nariz: causas

Herpes de la nariz: síntomas

Los síntomas del herpes en la nariz se caracterizan por la aparición de:

  • Sensación de hormigueo en la región nasal.
  • Ardor.
  • Inflamación y enrojecimiento de la zona.
  • Dolor.

Todos estos síntomas pueden aparecer alrededor de unos 3 días antes de que se hagan evidentes las lesiones tipo ampollas o úlceras en la región nasal.

Además, pueden aparecer lesiones tipo granos en el área interna o externa de la fosa nasal, acompañadas de líquido.

El herpes de la nariz puede evidenciarse tanto en la parte interna como externa de la nariz.

Cómo se contagia el herpes en la nariz

El contagio de esta enfermedad suele ser de persona a persona con el contacto directo, puede ser a través de un beso en el área infectada o donde se encuentre la lesión. Por su cercanía con la boca, puede llegar a ocasionar herpes labial o en las mejillas.

Después de estar en contacto con el virus, el tiempo para que aparezca el herpes es de unas 3 semanas aproximadamente, esto puede variar en cada individuo de acuerdo a cómo se encuentre su sistema inmune o si se está pasando por una situación de estrés.

Cuando aparecen las ampollas, estas se llenan de líquido. Dichas lesiones no se deben manipular ni drenar, con esto se evita que el líquido se ponga en contacto con otras áreas y la zona que se encuentra afectada se ponga más grande. Este es el momento en que se puede contagiar a otras personas.

Estas ampollas se deben dejar que drenen por sí solas, luego se formará una costra que no se debe tocar hasta que sane totalmente la lesión. Este período puede ser de varias semanas hasta que la piel vuelva a la normalidad. Generalmente, suele tratarse de 7 a 14 días, siempre y cuando tenga un tratamiento adecuado.

Cómo curar un herpes en la nariz: tratamiento

El tratamiento del herpes en la nariz debe ser indicado por el médico especialista, en este caso el dermatólogo. Este se encargará de corroborar la presencia de la lesión en el área nasal o, en caso de duda, solicitar los exámenes pertinentes para llegar al diagnóstico definitivo.

En un inicio, se deben mantener limpias ambas fosas nasales por medio de un lavado nasal cada 4 horas sin tocar las lesiones con los dedos. Así se podrá evitar la diseminación de la infección hacia otras áreas y no contaminar aún más la fosa nasal. Esto se debe realizar con algodón o hisopos.

El tratamiento debe iniciar con la parte farmacológica, con la indicación de antivirales, antihistamínicos, analgésicos y antiinflamatorios además de antibióticos, dependiendo de la sintomatología y las lesiones que se presente en el área nasal.

Deben emplearse antivirales vía oral, como es el caso del Aciclovir, un antiviral para controlar la sintomatología. Además, es necesaria la aplicación de tratamientos de uso tópico durante la presencia de estas lesiones. Asimismo, es necesaria la ingesta de vitaminas que fortalecen el sistema inmunológico de la persona que la padece.

El Aciclovir en crema es utilizado para el tratamiento de las lesiones causadas por el herpes en la nariz.

Herpes en la nariz: causas, síntomas y tratamiento - Cómo curar un herpes en la nariz: tratamiento

Cómo prevenir el herpes en la nariz

Lo ideal es mantener ciertas medidas higiénicas para prevenir y controlar la aparición del herpes en la nariz:

  • Hay que evitar tocarse las costras o tener cualquier contacto directo con personas infectadas sin tomar las debidas medidas higiénicas, como el lavado de las manos después de haber tenido contacto con las lesiones.
  • Aplicar protector solar con protección alta cada 2 horas en toda la cara, de esta manera, se previenen los efectos de los rayos ultravioletas.
  • Implementar una alimentación sana, libre de aditivos químicos, con abundante consumo de frutas y verduras frescas.
  • Cumplir con las indicaciones médicas para evitar el contagio de la infección.

Es importante conocer las causas y los síntomas del herpes en la nariz para evitar su diseminación e incluso controlar la aparición de las lesiones. El control dermatológico es importante con un diagnóstico preciso además de una medicación apropiada. Con esto, se podrá prevenir la aparición frecuente de la infección por herpes en la nariz.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Herpes en la nariz: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema inmunitario.

Escribir comentario sobre Herpes en la nariz: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Herpes en la nariz: causas, síntomas y tratamiento
1 de 3
Herpes en la nariz: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba