menu
Compartir

¿Puedo tener molusco contagioso y mi pareja no?

 
Por Delfina Viana. Médica.. 5 mayo 2021
¿Puedo tener molusco contagioso y mi pareja no?

Las erupciones causadas por molusco contagioso son bastante incómodas para quien las padece, ya que son muy visibles y, como su nombre indica, se suelen diseminar fácilmente en la misma persona o transmitirse a otros.

Aunque es bastante común ver estos contagios en diferentes áreas de piel o bien de persona a persona, déjame decirte que este virus no afecta a todos por igual. Este microorganismo, así como cualquier otro, se contagia en la medida que tu sistema defensivo, o el de tu pareja, se lo permite.

En este artículo de ONsalus comprenderás qué es el molusco contagioso, cómo se dispersa y cómo hacer para evitar que se propague. Si te interesa, continúa leyendo y te ayudamos a responder la pregunta: "¿puedo tener molusco contagioso y mi pareja no?".

También te puede interesar: Molusco contagioso: síntomas y tratamiento

¿Qué es el molusco contagioso?

El molusco contagioso es un tipo de enfermedad viral que afecta a la piel. Aparece una erupción de la piel en forma de protuberancias que pueden ser bien pequeñas o adquirir un mayor tamaño.

En el centro suelen tener una pequeña depresión y pueden enrojecerse y picar. Pueden aparecer en diferentes zonas de la piel, más frecuentemente en la cara, el cuello, las axilas y la parte superior de las manos. En los adultos pueden aparecer en los genitales.

Mi pareja tiene molusco contagioso y yo no, ¿es posible?

Como su nombre lo indica, esta enfermedad vírica es contagiosa. Suele transmitirse fácilmente al manipular las lesiones haciendo que la enfermedad se expanda en la piel de la misma persona o bien que se transmita a otras personas.

Existen diversas formas por las que el molusco contagioso se puede diseminar:

  • Manipulación de las lesiones: tocarlas, rascarlas o apretarlas hace que la lesión fácilmente se distribuya por el mismo sector de piel o por otros más alejados.
  • Si se toca las lesiones con algún objeto, por ejemplo, una toalla, hay posibilidad de contagiar las lesiones a otra persona o a otras áreas de la piel.
  • Mediante relaciones sexuales. Si el molusco contagioso se encuentra en el área genital, cabe la posibilidad de contagio entre dos personas durante el acto sexual.

Y si es tan fácil el contagio, ¿puede ser posible que tú tengas molusco contagioso y tu pareja no? Pues déjame decirte que sí porque la predisposición para sufrir de esta y otras enfermedades virales no solamente depende de exponerse al virus, sino de cómo está tu sistema defensivo.

Una persona que tiene un buen sistema inmunitario puede tocar y manipular este tipo de lesiones sin contagiarse porque lo más importante no es el microbio, sino quien con sus hábitos le da hospedaje o no en su cuerpo. El terreno donde se quiere asentar el virus es lo principal.

¿Cuánto tiempo tarda en aparecer el molusco contagioso?

Como hemos visto antes, el hecho de padecer o no lesiones por molusco contagioso depende de tu sistema inmunitario. Hay quienes tienen contacto con las lesiones y nunca desarrollan la erupción.

Cuando el sistema inmunitario no es tan fuerte las lesiones pueden aparecen en el transcurso de 2 a 7 semanas tras haber tenido contacto con el virus. De todas maneras, esto no es matemático y puede aparecer más adelante si las defensas bajan por alguna razón.

Cómo eliminar el virus del molusco contagioso

Así mismo, aunque padezcas de molusco contagioso puedes hacer que este desaparezca si adoptas buenos hábitos. Si tus defensas se fortalecen, es muy probable que puedas superar esta y cualquier otra enfermedad. Y te preguntarás: "¿cómo mejorar tus defensas para no padecer molusco contagioso ni otro virus?". La respuesta es simple, pero requiere compromiso, cambiar los malos hábitos y buscar la causa por la cual tus defensas están bajas. Puedes pensar que unas vitaminas son suficientes para subir tus defensas, pero déjame decirte que no es así. Es necesario mejorar tu digestión, dormir bien y evitar el estrés. ¿Todo eso? Si, pero no es imposible... Empieza poco a poco.

Mejora tu alimentación

Si lees mis artículos verás que es algo en lo que suelo insistir, y es que si el combustible que aportas a tu cuerpo es bueno, es más probable que este funcione mejor.

Es importante dejar de lado aquello que tu cuerpo no puede metabolizar apropiadamente como, por ejemplo, los alimentos procesados. Recurrir a alimentos naturales y libres de químicos será mucho mejor para tu salud. Procura incorporar suficientes cereales integrales, fruta y verdura de estación, y mejor legumbres que gran cantidad de carnes o lácteos como aporte proteico.

Además, es importante comer en calma, despacio, masticando bien. Dar espacio a la digestión y no comer a cada rato es otra de las claves fundamentales para que tu cuerpo pueda nutrirse adecuadamente y así fortalecer tus defensas.

Revisa tus hábitos de sueño

Tu cuerpo necesita dormir de 6 a 8 horas por la noche para poder efectuar sus tareas de limpieza y regeneración de tejidos. Si te acuestas tarde, duermes de día o duermes hasta tarde, le dificultas a tu organismo cumplir con sus funciones básicas y así también bajan las defensas.

Practica ejercicio

Realizar actividad física cada día, acorde a tu capacidad física y preferiblemente por las mañanas dota a tu cuerpo de vitalidad. Practicar ejercicio de forma excesiva es tan perjudicial como el sedentarismo.

Hidrata tu cuerpo

La hidratación es importante tanto por fuera como por dentro y no solo se logra con agua. Si bien es importante incorporar agua pura a temperatura ambiente o tibia, también lo es incorporar grasas saludables para mantener la oleosidad que el organismo necesita. Una manera deliciosa y saludable de hacerlo es incorporando ghee a tus platillos.

Aquieta tu mente

La relajación mental ha demostrado ser sumamente útil para disminuir los procesos inflamatorios en el cuerpo, así como para mejorar las defensas. Existen muchas técnicas para lograrlo y en todas ellas un factor común: prestar atención plena a lo que estás viviendo en este momento. Puedes concentrarte en tu respiración, saborear lo que comes o escuchar verdaderamente a la persona con la que hablas. La clave es estar donde estás sin que tus pensamientos te lleven a otro lado.

Cómo evitar que se propague el molusco contagioso

Para evitar que el molusco contagioso se disperse por la piel, ten en cuenta dos cosas importantes:

  • Procura mejorar tus defensas.
  • Evita manipular las lesiones.

En esto de evitar tocar las lesiones, ten en cuenta también:

  • Cuando uses toalla para secarte, hazlo suavemente, sin arrastrar y por supuesto no compartas este elemento de higiene ni cualquier otro objeto personal (como ropa, peines, etc.).
  • No toques, rasques o exprimas las lesiones.
  • Cubre las protuberancias con una tela o vendaje impermeable cuando nades, de esta manera, evitas su dispersión en el agua.
  • Es conveniente que laves tus manos para evitar dispersar las lesiones.
  • Si padeces de molusco contagioso en el área genital, es conveniente que evites el contacto sexual hasta que las lesiones desaparezcan.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Puedo tener molusco contagioso y mi pareja no?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema inmunitario.

Bibliografía
  • Chen, X., Anstey, A. V., & Bugert, J. J. (2013). Molluscum contagiosum virus infection. The lancet infectious diseases, 13(10), 877-888.
  • van der Gaag, E. (2013). Molluscum contagiosum clearance following a dietary change. Cutis, 92(4), E3-4.
  • Nieman, D. C., Lila, M. A., & Gillitt, N. D. (2019). Immunometabolism: a multi-omics approach to interpreting the influence of exercise and diet on the immune system. Annual review of food science and technology, 10, 341-363.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Puedo tener molusco contagioso y mi pareja no?
¿Puedo tener molusco contagioso y mi pareja no?

Volver arriba