menu
Compartir

Por qué se calientan las plantas de los pies

 
Por qué se calientan las plantas de los pies

¿Tus pies parecen hervir? Déjame decirte que no eres la única persona a la que le sucede. He aquí una combinación de varios factores: tu constitución, el clima, tus hormonas y, algo muy importante y que tal vez no tengas en cuenta, tus hábitos.

Pero no te preocupes, que no está todo perdido. Si tienes en cuenta los consejos que a continuación te voy a dar vas a poder controlar esta sensación tan molesta.

En este artículo de ONsalus, aprenderás por qué se calientan las plantas de los pies y cómo aliviarlos.

Cambios hormonales

Los ciclos femeninos son bastante complejos. Las olas hormonales que se presentan durante la adolescencia, la menstruación, el embarazo, la lactancia y la menopausia pueden generar una gran cantidad de síntomas, entre ellos el calor en las plantas de los pies.

Además, pueden aparecer otras molestias como:

  • Sofocos.
  • Sudoración profusa.
  • Transpiración con olor.
  • Acné.
  • Erupciones en la piel.
  • Picazón en el cuerpo.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Manchas en el cutis u otras zonas de la piel.

Síndrome de pies ardientes

El síndrome de pies ardientes o de Grierson-Gopalan se manifiesta con un ardor en la planta de los pies considerable. Lo particular de este síndrome es que estas molestias aparecen casi exclusivamente por la noche, ya que durante el día no suele haber problemas.

Otros síntomas que acompañan a la sensación de quemazón son:

  • Hormigueo.
  • Pinchazos.
  • Sensación de ardor en dorso de los pies e incluso en pantorrillas (aunque no es tan frecuente).

Si bien pueden encontrarse algunas causas específicas, la mayoría de las veces se desconoce el origen. Entre las posibles patologías que pueden generar estos síntomas están:

Falta de vitamina B

Si en tu dieta hay pocos alimentos frescos y muchos procesados, es posible que la provisión de esa vitamina sea escasa. También es común cuando la digestión no es normal, ya que esta vitamina se absorbe y en parte se produce en los intestinos.

Se observa con más frecuencia en condiciones como el alcoholismo, la desnutrición, la celiaquía y otros síndromes de malabsorción.

Hipotiroidismo

En algunos casos de mal funcionamiento de la glándula tiroidea, es posible que aparezcan los ardores típicos de este síndrome.

Diabetes

Es frecuente que los pacientes que sufren de esta enfermedad tengan problemas en los nervios periféricos. En ocasiones, pueden tener menos sensibilidad, lo cual los hace susceptibles a lesiones, en otras, puede haber sensación de quemazón de la piel de piernas y pies.

Falta de minerales

Bajos niveles de potasio y magnesio pueden dar este tipo de molestias, es el llamado Síndrome de Gitelman.

Estas sensaciones también pueden aparecer en otras zonas de piel.

Artritis reumatoidea

No es de los síntomas más comunes, pero en algunos casos de esta enfermedad inflamatoria crónica de las articulaciones, puede haber sensación de quemazón en los pies por la noche.

Problemas vasculares periféricos

Cuando la circulación sanguínea es deficiente, en los miembros inferiores pueden aparecer una gran variedad de síntomas, tales como:

  • Adormecimiento
  • Ardor.
  • Hormigueos.
  • Inflamación.
  • Coloración azulada.
  • Extremidades frías.

Son muchas las razones por las cuales la circulación puede verse alterada: diabetes, varices, estasis por permanecer mucho de pie, etc.

Traumatismos

Los golpes y las lesiones en miembros inferiores pueden ocasionar alteraciones en la sensibilidad.

Compresión de un nervio

Si la sensación de ardor se produce solamente en un pie, es posible que lo que está sucediendo es una compresión del nervio tibial posterior.

Esto suele suceder dentro del canal del tarso, con lo que se conoce como síndrome tarsal.

¿Qué hacer?

Como verás son múltiples las causas, es por ello que es tan necesario saber qué es lo que está sucediendo.

Si los síntomas son compatibles con el síndrome de pies ardientes se realizarán:

  • Preguntas para intentar conocer más acerca de tu problema.
  • Un examen médico completo.
  • Se solicitarán estudios de acuerdo a la sospecha clínica: análisis de sangre, de orina, radiografías o estudios por imágenes más complejos, etc.

El tratamiento irá dirigido a la causa base. También pueden indicarse analgésicos, antiinflamatorios, baños de agua fría y medicación específica para la patología.

Constitución física

Lo habrás experimentado, tus pies hierven y los de tu pareja están helados. Habéis hecho lo mismo, habéis comido lo mismo y estáis bajo la misma cobija, pero aún así no podrás evitar sobresaltarte cuando apoye sus pies sobre los tuyos. Y es claro por qué sucede esto, no todos somos iguales.

Eres parte de ese grupo de personas a las que el calor acompaña a todos lados. Sea verano o invierno, tus manos y tus pies suelen estar más bien calientes y húmedos, algo enrojecidos e incluso pueden transpirar con más olor.

Pero no te preocupes, hay cosas que puedes hacer para disminuir el calor de tu cuerpo. Continúa leyendo y encontrarás la respuesta más abajo.

Clima

En algunas épocas del año, es más común que quienes tienden a sufrir el calor, lo experimenten de una forma más intensa.

No necesariamente esto sucede en verano, aunque es bastante frecuente. De hecho, lo que suele suceder es que las personas que suelen sufrir más el calor pueden notar que sus pies hierven cuando empieza el otoño.

Y te preguntarás, ¿por qué? Durante los meses de verano, el cuerpo va acumulando calor en su interior, después viene la época de lluvias donde crees que te sientes mejor, pero cuando nuevamente el sol asoma, tu fuego interno se aviva con más ahínco y es cuando puedes sentir más calor, sofocos, pies calientes y, claro, está la digestión empeora apareciendo problemas como acidez o reflujo.

La alimentación

Así como te he comentado que hay personas que tienen más predisposición que otras a tener y sufrir más calor, tus hábitos también pueden hacer que ese calor aumente más o disminuya.

Los alimentos son una parte fundamental. A continuación, te detallo una lista con los alimentos que pueden favorecer que tu cuerpo genere más calor:

  • Pescado.
  • Mariscos.
  • Pollo.
  • Cerdo.
  • Yogur.
  • Cerveza.
  • Vino.
  • Encurtidos.
  • Chucrut.
  • Kombucha.
  • Kéfir.
  • Café.
  • Bebidas con cafeína.
  • Bebidas con colorantes.
  • Alcohol en general.
  • Zanahoria.
  • Tomate.
  • Rábanos picantes.
  • Chile.
  • Piña.
  • Limón.
  • Cítricos.
  • Especies picantes
  • Harinas refinadas.

Qué hacer cuando sufres de calor en los pies

Lo mejor en estos casos es intentar devolver el cuerpo a un estado de equilibrio. Experimentamos esos síntomas de una forma más intensa cuando con nuestros hábitos fomentamos ese calor. Para disminuirlo, te sugiero que:

  • Te alimentes de forma natural.
  • Evites los ultraprocesados, el exceso de lácteos, carnes, harinas y azúcar refinados.

Si tu cuerpo no tiene que gastar tanta energía en la digestión, producirá menos calor y habrá menos sustancias tóxicas que tu cuerpo deberá limpiar.

Consume más frutas y verduras. Los vegetales y las frutas frescas son excelentes para disminuir el exceso de calor en el cuerpo. Las mejores opciones son:

  • Manzana.
  • Pera.
  • Melocotones.
  • Ciruelas.
  • Banana.
  • Uvas.
  • Granada.
  • Aguacate.
  • Verduras de hoja verde (mejor algo cocidas).
  • Coles.
  • Espárragos.
  • Berenjena.

Evita tomar sol. La exposición por largos períodos de tiempo al sol intenso pueden aumentar esa sensación de calor corporal. Es por ello que intentar mantenerse en zonas frescas y a la sombra es una indicación que te recomiendo seguir.

Bebe agua, ya que otros líquidos no hidratan de la misma manera. Beber agua a temperatura ambiente e incluso infusiones tibias son necesarias para devolver a tu organismo su equilibrio. A pesar de lo que muchos piensan, las bebidas muy frías no te ayudarán en este proceso, ya que dificultan tu digestión y generas más calor en ese proceso. Los jugos de frutas también pueden hacerte mucho bien.

Consume grasas saludables, especialmente, recomendado es el ghee. La mantequilla clarificada es una sustancia que al facilitar la digestión, colabora en el proceso de disminuir el calor en el cuerpo y, por ende, en la planta de tus pies. El aguacate y el aceite de coco también son muy buenas opciones.

Utiliza los aromas a tu favor. El aroma de las flores y los perfumes suaves son herramientas que puedes usar a tu favor para disminuir el calor corporal. Se ha demostrado que la estimulación del sentido del olfato es muy útil cuando se intenta apaciguar la mente y disminuir el metabolismo corporal.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué se calientan las plantas de los pies, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué se calientan las plantas de los pies
Por qué se calientan las plantas de los pies

Volver arriba