menu
Compartir

Por qué una verruga se pone negra

 
Por Magce Bonilla. 16 junio 2022
Por qué una verruga se pone negra

Las verrugas son protuberancias muy comunes que suelen aparecer en la piel y en la mayoría de los casos son inocuas. Algunas de ellas pueden cambiar de color y volverse negras debido a cambios hormonales, la exposición al sol al envejecimiento. Estas lesiones pueden aflorar en cualquier parte del cuerpo y aunque la mayoría desaparecen por sí solas, hay otras que ameritan de un tratamiento específico a base de medicamentos y procesos quirúrgicos ambulatorios para eliminarlas por completo. No todas las verrugas son contagiosas, únicamente las que son de origen vírico. En algunas circunstancias, suelen ser dolorosas, especialmente, aquellas que salen en la planta del pie, mientras que la que aparecen en el cuello, rostro, manos y axilas normalmente no causan dolor.

Continúa leyendo este artículo de ONsalus y descubre por qué una verruga puede ponerse negra y qué debes hacer para prevenir su aparición.

También te puede interesar: Por qué sangra una verruga y cómo curarla

Por qué salen las verrugas

Las verrugas son nódulos limitados de aspecto rugoso y color grisáceo que aparecen en cualquier parte de la piel, sin embargo, las áreas más comunes son los dedos, las manos, el cuero cabelludo y la planta de los pies. Generalmente, aparecen por el virus papiloma humano (VPH), que contempla más de 150 tipos, y se transmiten por el tacto. No se perciben inmediatamente, sino que tardan de dos a seis meses aproximadamente en salir.

También, suelen aparecer a consecuencia de alteraciones endocrinas, como la resistencia a la insulina, por problemas de obesidad y en mujeres embarazadas. En estos casos, surgen numerosas verrugas pequeñas, generalmente en la zona del cuello y las axilas, que no producen dolor ni escozor.

Por qué una verruga se pone negra - Por qué salen las verrugas

Por qué una verruga se vuelve negra

En circunstancias particulares, las verrugas pueden cambiar de color, usualmente, de marrón claro a oscuro, o negro, aunque no es lo habitual. Dichos cambios se producen cuando la persona presenta alteraciones hormonales, se expone con frecuencia al sol o en algunas mujeres embarazadas.

Por otro lado, a partir de los 40 años de edad, usualmente, pueden aparecer verrugas marrones, que cambian de color a negro, conocidas como verrugas seborreicas o queratosis seborreica. Generalmente, se presentan en la vejez y, a medida que pasa el tiempo, se hacen más grande y más oscuras.

La queratosis seborreica hace referencia a lesiones pigmentadas benignas oscuras muy comunes, que suelen aparecer en cualquier parte del cuerpo. Son de tipo verrugoso, de superficie aterciopelada, áspera o costrosa y normalmente de forma redonda. A pesar de que son antiestéticas, específicamente si están en el rostro, pueden tratarse dermatológicamente y no son contagiosas[1].

También son conocidas como verrugas seniles, puesto que aparecen a mediana edad y pueden multiplicarse a medida que pasa el tiempo. Son fáciles de distinguir por su color marrón oscuro o negro y no tienen un tamaño establecido. A veces, pueden crecer rápidamente y representar un síndrome paramenopáusico cutáneo, por lo que a pesar de ser generalmente lesiones benignas, es importante estar atento a su desarrollo y acudir al dermatólogo con prontitud al observar cambios atípicos.

¿Verrugas negras o lunares?

Algunos lunares marrones pueden cambiar de color a negro con el tiempo y, en ocasiones, por su aspecto rugoso, forma y tamaño, suelen confundirse con verrugas.

En estos casos, si cambian la tonalidad de su color, pero permanecen estables durante un tiempo largo, de meses o años, probablemente no sean peligrosos. Sin embargo, si existen cambios de color de forma dispar, un aumento brusco de tamaño mayor a 6 mm y genera cierto picor y molestia, puede ser un caso clínico serio que amerita rápidamente de una valoración detallada médica por parte del dermatólogo para descartar la posibilidad de un indicio de malignidad o cáncer de piel. En el siguiente artículo te mostramos algunos consejos para detectar un lunar maligno.

Por qué una verruga se pone negra - ¿Verrugas negras o lunares?

¿Las verrugas se pueden contagiar?

El origen de las verrugas es infeccioso, por lo tanto, son muy contagiosas siempre y cuando exista un contacto físico directo con la persona que las padece. Asimismo, también suelen contagiarse por la exposición a baños y piscinas públicas de manera frecuente.

Por otra parte, algunas verrugas típicas del virus del papiloma humano se contraen únicamente a través del contacto sexual.

Tipos de verrugas

Las verrugas se clasifican según el lugar donde aparecen y su forma en 5 tipos:

  1. Verrugas vulgares: reconocidas como protuberancias pequeñas, por lo general, redondas y ásperas, del mismo color de la piel. A veces, presentan una coloración grisácea o marrón.
  2. Verrugas planas: también, pequeñas, que aparecen en grupo. Su forma es totalmente aplanada y de textura suave. Normalmente, afloran en el rostro.
  3. Verrugas plantares: conocidas como ojo de pescado, se presentan en las plantas de los pies, de color amarillo con un punto negro en su interior. Por su localización, tienden a ser dolorosas debido al contacto diario con los zapatos al caminar.
  4. Verrugas genitales: se manifiestan en los órganos sexuales femeninos o masculinos. Aparecen debido al virus del papiloma humano, son de color rosadas y de textura blanda. Es importante tratarlas con prontitud porque puede predisponer la posibilidad de un cáncer en esa zona.
  5. Verrugas filiformes: se presentan con frecuencia en personas de la tercera edad, son delgadas y largas. Suelen aparecer en la cara y el cuello.

Cómo prevenir las verrugas

Las verrugas se pueden prevenir tomando en cuenta ciertos cuidados, específicamente, las que son víricas. En este sentido, es importante:

  • Mantener una buena higiene en las manos y los pies. Es fundamental no bañarse ni caminar descalzo en duchas públicas, vestuarios o gimnasios.
  • No compartir toallas, ropa íntima u objetos de aseo personal.
  • Utilizar preservativos durante las relaciones sexuales para proteger los genitales de alguna infección previa.
  • Evitar el contacto directo con las verrugas de otra persona, si ocurre, lo recomendable es lavar inmediatamente las manos con agua y jabón.

Cuándo preocuparse por una verruga

Es importante estar atento al aspecto de las verrugas. Si empiezan a crecer de tamaño, a cambiar su coloración y forma, lo correcto es acudir lo más pronto posible al especialista para una valoración clínica detallada y un tratamiento adecuado.

Si presentas enrojecimiento, picor, dolor, cambio del color de marrón a negro y una apariencia atípica de la verruga, también es recomendable acudir al dermatólogo para evaluar la situación y descartar algún tipo de sospecha maligna.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué una verruga se pone negra, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Referencias
  1. Manual MSD versión para profesionales (2022). Queratosis Seborreica. [Documento en Línea]. Disponible: https://www.msdmanuals.com/es-ve/professional/trastornos-dermatol%C3%B3gicos/tumores-cut%C3%A1neos-benignos,-proliferaciones-y-lesiones-vasculares/queratosis-seborreica
Bibliografía
  • Balziskueta, E y col (2002). Verrugas. [Documento en Línea]. Disponible: https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-verrugas-130414
  • Mayo Clinic (2020). Verrugas comunes. [Documento en Línea]. Disponible: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/common-warts/symptoms-causes/syc-20371125

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Por qué una verruga se pone negra
1 de 3
Por qué una verruga se pone negra

Volver arriba