Compartir

Rinofaringitis: qué es, síntomas, tratamiento y remedios caseros

Rinofaringitis: qué es, síntomas, tratamiento y remedios caseros

¿Quién no ha pasado por un resfriado? De hecho, es la causa más común de consulta al médico. Por esto mismo, es que se buscan soluciones de todo tipo y hasta se toman muchos medicamentos innecesarios, que generan gasto y provocan efectos adversos que se podrían evitar si se tuviera la información adecuada.

¿Qué es la rinofaringitis?, ¿qué síntomas pueden presentarse?, ¿qué tratamiento médico es el más adecuado?,¿qué remedios caseros se pueden utilizar? Si quieres saber esto y mucho más, lee a continuación este artículo de ONsalus.

También te puede interesar: Remedios caseros para el resfriado

¿Qué es la rinofaringitis?

La rinofaringitis o resfriado común es una infección de las vías respiratorias. Comienza por la nariz y la garganta (rinofaringe) y, habitualmente, se extiende a la laringe y los pulmones. Tiene un curso benigno y limitado, es decir, que puede durar unas semanas y resolverse espontáneamente, aún sin el uso de medicación, porque está causado por virus.

Los virus, a diferencia de las bacterias, tienen un periodo de vida limitado en nuestro cuerpo, que en las rinofaringitis suelen ir de los 7 a los 10 días. Los síntomas de la rinofaringitis pueden durar hasta un par de semanas más (21 días) debido a que persiste la inflamación, pero esto no significa que uno esté empeorando, sino que es parte de la evolución normal de este tipo de enfermedad.

Síntomas de rinofaringitis

Los principales síntomas de la rinofaringitis son:

  • Rinitis, es decir, con nariz tapada, moco claro tipo agua y sensación de tragar moco por la garganta.
  • Al mismo tiempo, o por esos días, suele aparecer dolor de garganta, que se presenta como un ardor, molestias para tragar y sensación de tener algo en la faringe. Al abrir la boca, suele encontrarse enrojecida, pueden verse un poco aumentadas de tamaño las amígdalas y, a veces, cubiertas de un pequeño exudado blanquecino sobre las mismas (esto puede generar confusión con una faringitis bacteriana, pero ya veremos como diferenciarlas).
  • También puede acompañarse de fiebre, o dolor en el cuerpo, la espalda y las articulaciones.
  • Después de unos días, aparece la disfonía, que es una ronquera o directamente la pérdida de la voz, y es debido a que la laringe está inflamada.
  • Posteriormente, empezará la tos, seca o con algo de secreción clara, la misma puede ser muy molesta, sobre todo al acostarse, pero es importante saber que solo suele durar entre 2 o 3 semanas y, poco a poco, debe ir cediendo. En caso contrario o si aparece fiebre nuevamente, es cuando debe consultarse al médico de confianza.

Es importante diferenciar este cuadro de un dolor de garganta causado por bacterias, ya que esta infección requiere el uso de antibióticos. La faringitis bacteriana suele presentarse con fiebre alta, dolor de garganta, sin secreciones nasales, sin tos ni disfonía. Aún así, hay veces que este cuadro también puede ser por virus, por eso, la importancia de consultar a un médico de confianza y no automedicarse con antibióticos cuando no es necesario. Si los antibióticos se utilizan cuando no hace falta, se corre el riesgo de generar bacterias resistentes, es decir, que los antibióticos ya no servirán para tratarlas.

Rinofaringitis: qué es, síntomas, tratamiento y remedios caseros - Síntomas de rinofaringitis

Rinofaringitis: tratamiento

El tratamiento médico de la rinofaringitis se limita a disminuir la inflamación, lo más adecuado es:

  • Lavados nasales: con solución fisiológica o agua con sal. Ayudan a mantener libre de secreciones la nariz, permiten respirar mejor y, por ende, comer y dormir tranquilamente. En el siguiente artículo, te enseñamos Cómo hacer un lavado nasal correctamente.
  • Spray nasal con corticoide de baja absorción: se aplican una o dos veces por día en ambas fosas nasales (según indicación médica), ayudan a desinflamar la nariz, a disminuir la cantidad de moco y a respirar mejor. Los más suaves y con mejor efecto son el furoato de mometasona y el furoato de fluticasona.
  • Antiinflamatorios: acetaminofén (paracetamol) e ibuprofeno son los más utilizados. Solo deben usarse los primeros días para bajar la fiebre, mejorar el dolor de garganta y de cuerpo. Si no son necesarios, no se deben utilizar, porque también tienen efectos adversos (como toda medicación).
  • Antialérgicos orales: se utilizan para disminuir las secreciones y la inflamación. Los que mejor efecto tienen y dan menos sueño (el efecto adverso más común) son: desloratadina, cetirizina, levocetirizina.
  • Corticoides orales: pueden ingerirse solos o asociados a los antialérgicos. Se indican dosis bajas para colaborar en casos donde el cuadro sea muy molesto. El más indicado es la betametasona 0,6 mg, y puede tomarse 1 o hasta 2 veces al día si fuera necesario, por 2 o 3 días solamente.

Se sugiere evitar los siguientes medicamentos:

  • Antibióticos: no mejorarán el cuadro y se sobrecargará al cuerpo de medicación que no necesita, consumiendo la energía que necesita para recuperarse. Además, como hemos comentado, generan bacterias resistentes.
  • Jarabes para la tos: debido a que la causa es viral, los jarabes para la tos no suelen acortar el tiempo ni mejorar los síntomas que por sí solos irán desapareciendo. Lo único que, según estudios científicos, es útil para la tos es la combinación de antialérgicos (desloratadina, por ejemplo) con corticoides a baja dosis (betametasona 0,6 mg) por algunos días.
  • N-acetilcisteína: o medicación similar que ayuda a hacer más fluidas las secreciones, es decir, les aporta agua. No solo no mejorarán el cuadro, sino que aumentarán la producción de moco.
  • Mucolíticos: como la bromhexina, también hacen que la mucosidad sea más líquida y, por ende, que aumente su cantidad.
  • Antigripales: se trata de múltiples medicamentos agrupados, no todos necesarios. Es conveniente tomar por separado el fármaco que se necesite.

Remedios caseros para la rinofaringitis

Puedes mejorar tu cuadro con las siguientes recomendaciones y remedios caseros:

  • Guarda reposo: lo mejor que puedes hacer por tu cuerpo es acostarte y descansar mientras lo necesites, le ahorrarás esfuerzo y podrás recuperarte más rápido.
  • Mejora tu alimentación: aumenta las frutas y verduras crudas (ellas aportarán las vitaminas y la energía necesaria para superar tu cuadro), disminuye lácteos y gluten (ya que estos aumentan la inflamación y la producción de moco), evita los productos procesados, con conservantes, azúcar refinada y aceites vegetales (todos ellos te intoxican y dan demasiado trabajo a tu cuerpo para limpiarse).
  • Toma agua: necesitas estar bien hidratado para curarte.
  • Evita la exposición directa al sol: sobre todo los primeros días, ya que hará que empeore la congestión nasal.
  • Té de jengibre: déjalo hervir por 10 minutos y luego reposar otros 10 minutos, es un excelente antiinflamatorio. Puedes beber hasta 3 tazas diarias.
  • Miel y menta: ayudará a disminuir el dolor de garganta y, por otro lado, la miel es un excelente antimicrobiano.
  • Propóleo: mejora las defensas y colabora disminuyendo las molestias faríngeas.
  • Poleo: en infusión sirve para disminuir la irritación pulmonar, mejorando la tos.
  • Eucaliptus: se hierve y el vapor que resulta debe respirarse, descongestiona la vía aérea y colabora en la eliminación del moco.

Se sugiere que si los síntomas son muy intensos, muy duraderos o si tienes alguna duda, no dejes de consultar a tu médico de confianza.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Rinofaringitis: qué es, síntomas, tratamiento y remedios caseros, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

Bibliografía
  • Le Gac, M. S., Delahaye, L., Martins-Carvalho, C., & Marianowski, R. (2010). Rinofaringitis. EMC-Pediatría, 45(2), 1-5.

Escribir comentario sobre Rinofaringitis: qué es, síntomas, tratamiento y remedios caseros

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Jorge H
Excelente artículo!
Delfina Viana
Muchas gracias Jorge! Me alegro de que haya sido de utilidad..

Rinofaringitis: qué es, síntomas, tratamiento y remedios caseros
1 de 2
Rinofaringitis: qué es, síntomas, tratamiento y remedios caseros

Volver arriba