Compartir

Anginas con placas de pus: síntomas y tratamiento

 
Por Irene Juste. 2 octubre 2017
Anginas con placas de pus: síntomas y tratamiento

Las anginas inflamadas es la forma común de llamar al problema de la inflamación de las amígdalas y ,de hecho, es una forma de faringitis, es decir, de inflamación de la faringe o garganta. Además, la amigdalitis se da cuando también hay una infección en las amígdalas.

Cuando hay problemas en las amígdalas, las dos bolas o masas que hay a cada lado en el inicio de la faringe, es habitual que aparezcan placas de color blanquecino o amarillento, lo que indica la presencia de pus y, por ende, de infección. Se trata de uno de los problemas de garganta más comunes sobre todo en niños y adolescentes, pero también se da en personas adultas. Si te interesa conocer detalles sobre esta afección sigue leyendo este artículo de ONsalus en el que te contamos todo sobre las anginas con placas de pus, los síntomas y el tratamiento, entre otros detalles.

También te puede interesar: Remedios caseros para placas en la garganta

Causas de las anginas con placas

Las amígdalas son una zona que tenemos al principio de la garganta y que está compuesta de tejido linfoide o linfático. Su función es la de atrapar virus, bacterias y otros microorganismos y sustancias que pueden ser nocivos para el organismo, por lo que hace una función de filtro ayudando a eliminar residuos y elementos nocivos. Por ello, se considera parte del sistema inmunológico.

Las principales causas de las anginas con placas de pus son las siguientes:

  • Infección vírica: aunque el causante más habitual dentro de este grupo es el resfriado simple o común, existen infinidad de virus que pueden provocar esta reacción en las amígdalas.
  • Infección bacteriana: las bacterias más comunes causantes de este problema son Staphylococcus aureus, Streptococcus pneumonia y otros tipos de estreptococo.
  • Enfermedades subyacentes: aunque las infecciones comentadas son lo más común, es posible que la infección de anginas se dé de forma secundaria a una enfermedad que haya disminuido considerablemente la capacidad del sistema inmunológico.

Así, el contagio de anginas dependerá realmente de si la causa es por algo contagioso o no, pero en cuanto aparece el pus que indica infección se debe considerar que la afección probablemente sí se contagie. el contagio también dependerá de en qué fase de la enfermedad se encuentra quién padece anginas y si el resto de personas a su alrededor están sanas o si tienen el sistema inmune algo débil.

Anginas con placas de pus: síntomas y tratamiento - Causas de las anginas con placas

Síntomas de las anginas con placas de pus

Aparte de conocer las causas es necesario saber cuáles son los principales síntomas de las anginas con placas, mencionados a continuación, ya que estos van más allá de las placas visibles de pus:

  • Inflamación de la garganta.
  • Irritación de la faringe.
  • Problemas para tragar, incluso saliva o agua.
  • Afonía o pérdida de voz.
  • Pérdida de apetito.
  • Náuseas y molestias de estómago.
  • Vómitos.
  • Dolores de cabeza.
  • Escalofríos, destemple, décimas y fiebre.

Hay que tener presente que una infección en las amígdalas puede llegar a cursar sin grandes placas de pus e incluso sin fiebre, pero si se detecta alguno de los síntomas mencionados es necesario acudir al médico de forma pronta, quién diagnosticará el problema y dará el mejor tratamiento en cada caso.

Tratamiento para las anginas con placas de pus

Una vez el médico diagnostica el problema, de forma individual, recetará a su paciente la mejor opción de tratamiento, pero este dependerá totalmente de la causa que haya originado el problema en la faringe. Por ello, si se trata de una infección vírica recetará medicamentos antivirales y si se tarta de una infección bacteriana recetará medicamentos antibacterianos o antibióticos. Si el problema se ha dado por una enfermedad subyacente será vital tratar dicha enfermedad o patología y, como en los dos casos anteriores, también recomendará reposo y cuidados básicos para la garganta, como puede ser el refuerzo de los remedios caseros.

Es vital que no te automediques, ni a nadie que esté a tu cargo, como tus hijos o personas mayores. Hay que seguir las pautas del médico en todo momento y si se tienen dudas, del tipo que sean, comentarlo con el especialista.

Remedios naturales para las anginas con pus

Aparte del tratamiento con medicamentos, es recomendable usar remedios caseros para las placas de pus en las amígdalas como refuerzo de las indicaciones médicas, nunca como sustitutivo ya que hay una infección que es importante detener cuanto antes, evitando que empeore el cuadro de la enfermedad y aparezcan otras. Estas son las mejores opciones naturales para tratar las anginas con pus:

  • Infusión de tomillo y romero: estas dos plantas son muy conocidas por sus capacidades bactericidas, antisépticas, antiinflamatorias y limpiadoras. Haz una infusión de tomillo y romero, con una cucharada de hojas de cada planta para dos vasos de agua, dejando que hierva 5 minutos y, al entibiarse, bébela 3 veces al día y/o realiza gárgaras a lo largo del día las veces que necesites.
  • Gárgaras con bicarbonato de sodio: el bicarbonato diluido en proporción de una cucharada por un vaso de agua tibia es una de las primeras opciones de quienes padecen este problema, ya que es algo que se ha usado toda la vida para problemas de garganta. Este producto tiene propiedades antisépticas, antibacterianas y exfoliantes o limpiadoras que ayudarán a eliminar las placas y combatir la infección. Haz gárgaras entre 2 y 3 veces al día.
  • Gárgaras con agua con limón y sal: estos dos ingredientes son altamente antisépticos, antibacterianas. y limpiadores, por lo que ayudan a reducir la inflamación y la infección fácilmente, deshaciendo las placas de pus. Prepara un vaso de agua tibia con el jugo de medio limón y una pizca de sal. Cuando se haya disuelto bien haz gárgaras; puedes hacerlas al menos, 3 veces al día.
  • Ajo en ayunas: comer en ayunas un diente de ajo es un remedio que muchas personas usan para diversos problemas de salud, ya que contiene diversas propiedades muy beneficiosas. Para usarlo para tratar las anginas con pus puedes añadirlo a tus comidas, pero se recomienda que tomes un diente de ajo crudo en ayunas, masticándolo un poco y ayudándote con agua para tragarlo. sus propiedades antibacterianas, de hecho es conocido como uno de los mejores antibióticos naturales, y antiinflamatorias son muy útiles para tratar las anginas.
  • Vinagre de manzana: entre las propiedades del vinagre de sidra de manzana destaca su capacidad antiséptica, bactericida y antiinflamatoria. Por ello, es uno de los mejores remedios para reforzar el tratamiento médico, haciendo gárgaras con una cucharada de este vinagre diluida en un vaso de agua dos veces al día. Asimismo, también se puede incluir este producto natural en las comidas como las ensaladas.
Anginas con placas de pus: síntomas y tratamiento - Remedios naturales para las anginas con pus

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Anginas con placas de pus: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

Escribir comentario sobre Anginas con placas de pus: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Anginas con placas de pus: síntomas y tratamiento
1 de 3
Anginas con placas de pus: síntomas y tratamiento

Volver arriba