Compartir

Síntomas de senos paranasales inflamados

 
Por Judit Casas. 24 mayo 2018
Síntomas de senos paranasales inflamados

Quizás notas que tu cabeza retumba, como si tuviera una presión en varias zonas como el entrecejo, la zona baja de los ojos o en los lados superiores de la mandíbula. Estos lugares constan de una cavidad que se llaman senos paranasales y quizás si te sientes así estés sufriendo una dolencia común que consiste en la inflamación de estos senos.

Hoy, en este artículo de ONsalus vamos a conocer los principales síntomas de senos paranasales inflamados, te contaremos qué son los senos paranasales y como podemos evitar su inflamación o cómo tratarla.

Qué son los senos paranasales

Los senos paranasales son las cavidades óseas situadas en nuestra zona facial, en concreto forman parte de los huesos que componen la nariz. Existen cuatro grupos de senos paranasales:

  • Los frontales, que es la cavidad situada en el entrecejo
  • Los maxilares, colocados a los lados de la nariz, por debajo de los ojos.
  • Los senos etmoidales que son pequeños huecos situados entre la parte alta de la nariz y la zona ocular
  • El seno esfenoidal que se sitúa en la zona posterior de la nariz.

Todas estas cavidades tienen la función de reducir el peso de nuestros huesos faciales y craneales, aligerar nuestra fisionomía, pero otorgarle dureza y estabilidad a la vez. Sirven para resonar y producir la voz y están llenos de aire que ayuda a amortiguar los golpes.

Estos senos están recubiertos por tejido celular mucoso, es decir, por unas membranas celulares que generan mucosidad para proteger a nuestro cuerpo de los agentes exteriores que pueden atacarnos, y que posteriormente son eliminados a través de la mucosidad por pequeños orificios que comunican con las fosas nasales y que expulsan los elementos contaminantes. Esta membrana puede inflamarse de forma fácil debido a la obstrucción de las cavidades de eliminación de mucosidad. Cuando esto sucede, se genera mucosidad, se puede convertir en una infección o en la existencia de un agente que rasga la pared y la inflama. Cuando estamos ante esta situación hablamos de sinusitis, o senos inflamados e infectados.

Síntomas de senos paranasales inflamados - Qué son los senos paranasales

Síntomas de senos paranasales inflamados

Tener los senos paranasales inflamados suele ser un síntoma de otras enfermedades posteriores y más graves. Normalmente nos puede indicar que sufrimos alguna de las siguientes dolencias: alergia respiratoria, catarro, resfriado o gripe, sinusitis esporádica o sinusitis crónica. Ante cualquiera de estas enfermedades, los síntomas que nos indican que tenemos los senos paranasales inflamados más comunes son los mismos, aunque no tienen porque darse todos a la vez. A continuación, te presentamos los principales síntomas de senos paranasales inflamados:

  • Presión ocular: debido a que las cavidades colocadas alrededor de los ojos se hinchan, es normal notar cierta presión ocular, como si nuestros ojos estuvieran apretando hacia afuera.
  • Dolor en el rostro: es un dolor presente sin movimiento pero que se agudiza al realizar movimientos faciales, se debe a que la inflamación provoca cierta presión hacia nuestra propia zona ósea y rebota a la piel y notamos el dolor.
  • Dolor de cabeza y cefaleas: es un dolor continuo y punzante, se siente como una presión craneal que no disminuye, sino que aumenta cuando colocamos la cabeza inclinada hacia abajo.
  • Mucosidad nasal: si aumenta nuestra mucosidad es señal que nuestro cuerpo está trabajando ante un ataque externo o interno como puede ser una inflamación. Notar que nuestra nariz no deja de sacar líquido, como una gota de agua constante que va cayendo y tenemos que limpiar.
  • Sensación de mucosidad pero que no se puede eliminar: es una de las sensaciones más comunes. Cuando nuestros senos paranasales están inflamados por culpa de una obstrucción de las vías de eliminación de la mucosidad, tenemos la sensación de tener mocos, porque realmente están presentes en esas cavidades, pero no podemos eliminarlos.
  • Fiebre: al inflamarse puede llegar a suceder que se infecte y nuestro cuerpo ante las infecciones o a los elementos externos actúa mediante la generación de fiebre como síntoma para eliminar la causa que no funciona de nuestro cuerpo. Así que si tenemos episodios de fiebre de más de 38ºC podemos estar ante una inflamación de los senos paranasales causada por infección.
  • Aliento apestoso: aunque realicemos higienes bucales. Se debe a que las cavidades tienen una mucosidad en sí que no es eliminada y se infecta cambiando el olor del aire que entra a nuestro cuerpo al respirar y dándole cierto hedor.
  • Tos: tener tos porque la mucosidad pasa a las vías respiratorias y nuestro cuerpo debe eliminarla y procura haciéndolo mediante la tos.
  • No notar los gustos y olores: ya que tenemos la zona inflamada y las funciones de la nariz pierden parte de su utilidad ya que se ven obstruidas. Eso implica que al comer no notemos los gustos o que no tengamos sensibilidad ante los olores.

Para estar padeciendo de senos inflamados no necesitas tener o sufrir todos estos síntomas, sino que con que sientas que te identificas con varios de ellos puede que ya estés viviendo esta situación. Es ese caso te aconsejamos que visites a tu médico.

Síntomas de senos paranasales inflamados - Síntomas de senos paranasales inflamados

Prevención y tratamiento de los senos paranasales inflamados

Para evitar que nuestros senos paranasales se inflamen podemos realizar ciertos hábitos en nuestro día a día que mejoran nuestra salud y facilitan que esta dolencia no aparezca:

  • Beber 1,5 litros de agua diarios, ya que ayudan a mantener limpio y estable el organismo y a eliminar la mucosidad.
  • Mantener una higiene personal y en casa adecuada. Lavarse las manos a menudo, ducharse a diario y mantener la casa limpia de polvo o de suciedad ayuda a mantener los agentes externos que nos atacan alejados de nuestro cuerpo y nuestro hogar.
  • Realizar higienes nasales y drenar los senos paranasales: mediante el uso de vahos de agua hirviendo con eucalipto, con la limpieza nasal con agua y sal o con suero fisiológico.
  • No fumar: nos permite tener las cavidades respiratorias limpias y en buen estado.
  • Utilizar un humidificador en casa: lo que nos asegura que la humedad del aire sea idónea y no dañe nuestros tejidos mucosos por la sequedad del aire.
  • Tomar alimentos picantes: ya que eliminan las bacterias del cuerpo y destapan la presión de la zona nasal.

Cuándo ir al médico por senos paranasales inflamados

Visitar al médico: en el caso de sufrir de forma común y habitual esta dolencia deberás visitar a tu médico y que te recomiende cuál puede ser tu tratamiento más adecuado que puede ser desde un cambio en la dieta, la toma de más líquidos, la propuesta de realizar más ejercicio, la ingestión de fármacos antialérgicos u otros medicamentos o, en los casos más difíciles, la operación quirúrgica. En el siguiente artículo te hablamos sobre los remedios naturales para la sinusitis.

Esperamos que este artículo de ONsalus sobre los síntomas de senos paranasales inflamados te sea útil para reconocer tal dolencia y para actuar en consecuencia a tu situación, visitando a tu médico o realizando curas preventivas.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Síntomas de senos paranasales inflamados, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

Escribir comentario sobre Síntomas de senos paranasales inflamados

¿Qué te ha parecido el artículo?

Síntomas de senos paranasales inflamados
1 de 3
Síntomas de senos paranasales inflamados

Volver arriba