Compartir

Urografía excretora: qué es y cómo prepararse

 
Por Jorge Andrés Caraballo, Odontólogo. Actualizado: 26 septiembre 2017
Urografía excretora: qué es y cómo prepararse

En la medicina de hoy en día, existen muchos métodos y estudios distintos que pueden ser aplicados para ayudar a su médico a realizar un diagnostico acertado respecto a los malestares que usted pueda padecer. Un elemento de mucha utilidad son los estudios por imagen, de entre los cuales las más acertadas en muchas ocasiones son las tomografías computarizadas y las resonancias magnéticas, las cuales pueden ser aplicadas para diagnosticar muchas enfermedades. Para la evaluación de las vías urinarias, existe un estudio especializado que consiste en la toma de tomografías o por resonancia con la previa ingesta de un medio de contraste. En este artículo de ONsalus, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre la urografía excretora: qué es y cómo prepararse.

Qué es la urografía excretora

La urografía excretora es un estudio complementario que se encarga de evaluar tanto la integridad estructural del tracto urinario superior (los riñones, vejiga y uréteres), como la función excretora de estos órganos. Conocida también con otros nombres como pielografía o urografía intravenosa, es un estudio que puede darle a su médico información sobre el tamaño, forma, posición, densidad y terminación de los riñones, vejiga y uréteres.

Urografía excretora: qué es y cómo prepararse - Qué es la urografía excretora

Cuándo debe realizarse una urografía excretora

Es un estudio que se indica para confirmar la presencia o ausencia de alteraciones de las vías urinarias en pacientes en los que se presume puede existir alguna debido a los síntomas o alguna otra evidencia. Los ejemplos más comunes de su indicación son:

  • Malformaciones congénitas
  • Cálculos renales
  • Sangre en la orina
  • Presencia de masas abdominales
  • Bloqueos u obstrucciones
  • Valoración antes de una cirugía
  • Traumatismos
  • Pielonefritis
  • Hidronefrosis
Urografía excretora: qué es y cómo prepararse - Cuándo debe realizarse una urografía excretora

Cómo se realiza una urografía excretora

Antes de realizar el estudio es importante hacer una evaluación de la función renal del paciente. Para lograr la visualización de las vías urinarias superiores, al paciente se le inyecta lo que se conoce como medio de contraste, un liquido que es visible en las radiografías.

Dicho medio de contraste es administrado por vía intravenosa a través de un catéter en una dosis que depende del peso del paciente. Inmediatamente después de su administración, al paciente se le realizan diversas tomas en un estudio radiográfico que suele ser la conocida como tomografía computarizada, aunque también puede hacerse mediante resonancia magnética. Posteriormente, se hacen más radiografías a los 5, 20 y 40 minutos después de la administración del medio de contraste. La manera en la que se toman las radiografías pueden variar dependiendo de si se trata de una tomografía o de una resonancia.

Una vez culminado el estudio, su doctor evaluara junto con el técnico radiográfico las imágenes obtenidas, por lo general en un ordenador. A partir de los hallazgos del estudios, se pueden indicar otros estudios distintos o planificar el tratamiento para resolver las posibles alteraciones.

Urografía excretora: qué es y cómo prepararse - Cómo se realiza una urografía excretora

Qué debo hacer antes de una urografía excretora

Antes de realizar una urografía excretoria, su médico le va a dar toda la información necesaria respecto a cómo se hace el procedimiento y las pautas que debe seguir antes de su realización. En este punto, es importante que su algo no te ha quedado claro se lo preguntes al profesional para que no te quede ninguna duda al respecto.

Algo de suma importancia es mencionar todos los compuestos ante los que usted presenta o cree haber presentado reacciones alérgicas, ya que algunos de los medios de contrastes tienen componentes que pueden producir este tipo de reacción, uno de los ejemplos más comunes es el yodo.

La preparación para la realización del estudio empieza un día antes su aplicación, ya que las vías digestivas deben estar completamente despejadas.

Para ellos, se suele solicitar al paciente no ingerir alimentos desde 12 hasta 24 horas antes del estudio, complementado con la toma de laxante y la realización de enemas. Se recomienda que el día anterior al estudio y las primeras horas del mismo día, la alimentación consista en líquidos livianos como caldos y jugos colados.

Como parte de los preparativos inmediatos antes de ingresar al equipo de tomografía o resonancia, se le pedirá remover cualquier tipo de joyería, anteojos, audífonos, prótesis dentales removibles y cualquier accesorio similar ya que los metales de estos pueden interferir con el estudio.

Debe informar a su médico sobre cualquier otro tipo de prótesis que tenga, como por ejemplo implante coclear, clips para aneurismas cerebrales, bobinas en vasos sanguíneos, marcapasos y desfibriladores, ya que los mencionados pueden contraindicar la realización del estudio. Otros aparatos como válvulas cardiacas, extremidades artificiales o estimuladores nerviosos pueden ser contraindicadores del estudio para ciertos casos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Urografía excretora: qué es y cómo prepararse, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Riñones y sistema urinario.

Escribir comentario sobre Urografía excretora: qué es y cómo prepararse

¿Qué te ha parecido el artículo?

Urografía excretora: qué es y cómo prepararse
1 de 4
Urografía excretora: qué es y cómo prepararse

Volver arriba