Compartir

Afonía: causas y tratamiento

Valoración: 5.0 | 5 votos
Afonía: causas y tratamiento

La afonía es la imposibilidad de emitir cualquier tipo de sonido al intentar hablar, es decir, es la pérdida de la voz. Esta condición puede ser parcial o total, es decir, en algunos casos la persona con afonía puede emitir algún tipo de sonido acompañado de ronquera y en otros casos a la persona se le puede dificultar tanto hablar que la pérdida de la voz solo le permite emitir algunos susurros. A su vez, la afonía puede ocurrir de manera rápida o gradual, y la mayoría de las veces esto depende directamente de su causa.

Esta condición está totalmente relacionada con la función de la laringe, por lo cual puede verse acompañada con un dolor intenso de garganta y carraspera. Muchos son los factores que inciden en su aparición y van desde enfermedades en la laringe hasta problemas psicológicos. Te invitamos a seguir leyendo este artículo de ONsalus donde abordaremos las causas y tratamiento de la afonía.

    Índice
  1. ¿Afonía o disfonía?
  2. Causas de la afonía
  3. Tratamiento de la afonía
  4. Cuándo ir al médico por afonía
  5. Remedio casero para la afonía
  • ¿Afonía o disfonía?

    A menudo las personas confunden estos dos términos con la pérdida de la voz, y lo cierto es que si bien ambos están considerados como un trastorno vocal, son dos cosas totalmente diferentes, por lo que resulta importante aprender a diferenciarlos. La afonía, como ya mencionamos anteriormente, es la pérdida parcial o total de la voz, es decir, a la persona le resulta imposible hablar o solo puede emitir ciertos sonidos.

    En cambio, la disfonía es lo que conocemos como ronquera, es decir, una alteración en el sonido de la voz sin que esta deje de existir por completo. La mayoría de las personas ha experimentado al menos una vez la disfonía después de gritar fuertemente en un concierto o de hablar por mucho tiempo. Sin embargo, locutores, profesores, cantantes y cualquier profesional que trabaje con la voz son más propensos a sufrir esta afección. Esta condición aparece por una sobrecarga de las cuerdas vocales, pero a diferencia de la afonía suele mejorar e incluso desaparecer con el paso de los días. No obstante hay que tomar en cuenta un detalle muy importante: la afonía puede comenzar con disfonía, mientras que la disfonía en la mayoría de los casos no se convierte en afonía.

    ¿Cómo reconocer la afonía?

    El principal síntoma de la afonía es la pérdida de voz total.Cuando la afonía es gradual la voz puede comenzar con ronquera y luego va perdiendo su intensidad hasta no oírse o sonar como un susurro. La afonía puede estar acompañada de otros síntomas, pero eso dependerá de su causa.

    ¿Afonía o disfonía?
  • Causas de la afonía

    La pérdida total de la voz puede suceder por muchos factores que suelen afectar principalmente a la laringe y posteriormente desencadena una imposibilidad de emitir sonidos o hablar. Las causas de la afonía más comunes son:

    • Las enfermedades en el aparato respiratorio, tales como laringitis, amigdalitis, bronquitis, tos persistente, nódulos o tumores pueden ocasionar afonía.
    • Usar de manera inadecuada la voz también puede ocasionar su pérdida total. Algunos ejemplos de maltratar la voz son gritar, proyectar la voz de forma inadecuada o cantar muy alto.
    • Muchas veces a afonía aparece después del uso de elementos tóxicos y dañinos como el tabaco, razón por la que los fumadores tienen mayor riesgo de sufrir afonía. Las bebidas alcohólicas, la pimienta, el vinagre y productos químicos abrasivos como el cloro pueden irritar la laringe y desencadenar una afonía temporal.
    • Las personas con problemas psicológicos como ataques de ira o histeria pueden sufrir de afonía debido a un uso exagerado de la voz para proyectar gritos, rabia y malhumor.
    • Las cirugías o afecciones de la laringe están totalmente relacionadas con la aparición de la afonía. Por lo tanto, la laringitis, cáncer de laringe o nódulos en la laringe puede ocasionar pérdida total de la voz.
    • El daño de los nervios puede afectar la función de la laringe.
    • Engrosamiento de las cuerdas vocales.
    • Cáncer de tiroides o de laringe.
    • Trastornos neurológicos como la esclerosis múltiple, Parkinson o esclerosis lateral amiotrófica.
    • Reflujo, acidez o problemas estomacales.
    • El clima y las bebidas frías pueden desencadenar una afonía temporal.
    • La afonía también puede ser una señal de bocio, inflamación de la epiglotis, parálisis de las cuerdas vocales y enfermedades crónicas que debilitan el tono muscular e imposibilitan la capacidad de hablar.
    • El aire seco de la calefacción o los aires acondicionados puede afectar la laringe y causar afonía a largo plazo.
    • Alergias, como por ejemplo ser alérgico al polen.
    Causas de la afonía
  • Tratamiento de la afonía

    El tratamiento de la afonía consistirá en tratar la causa que la origina para revertir o reparar la pérdida de voz. A menudo, cuando la afonía es gradual es más sencillo diagnosticar a qué se debe y poder así tratar a la persona a tiempo para que no llegue a perder la voz por completo. La afonía debe ser examinada por un médico cuando dura más de una semana sin ningún tipo de mejora a medicamentos o remedios caseros y cuando no está asociada con la presencia actual de ninguna enfermedad del sistema respiratorio.

    El especialista médico, por lo general un otorrinolaringólogo, examinará la laringe, las cuerdas vocales y consultará los síntomas que acompañan la condición para poder determinar su posible causa. Es probable que el médico solicite realizar exámenes para completar el diagnóstico, tales como tomografías computarizadas, ORL, endoscopia y videoestroboscopia.

    El tratamiento para la afonía puede sugerir:

    • Cuando la causa es un maltrato de las cuerdas vocales se puede pedir a la persona un descanso absoluto de la voz por la cantidad de tiempo que se considere necesario.
    • Cuando el origen de la afonía es una infección, se puede recetar antibióticos, antiinflamatorios locales y descanso de la voz.
    • Cuando la afonía está relacionada con la presencia de quistes, tumores y nódulos es posible la realización de una cirugía y, dependiendo de la gravedad del caso, quimioterapia o radioterapia.
    • Cuando la afonía se debe a pólipos en las cuerdas vocales es necesario remover dichas masas a través de cirugía.
    • Mantenerse hidratado, evitar fumar, tomar analgésicos y utilizar un humidificador de vapor frío puede ayudar a tratar la afonía.
  • Cuándo ir al médico por afonía

    La afonía, si bien puede ser pasajera, también puede estar acompañada de ciertos síntomas que deben ser examinados por un especialista de la salud. Acude al médico siempre que:

    • La afonía no presenta ningún tipo de mejora después de una semana.
    • La pérdida de la voz es total.
    • Los ganglios linfáticos del cuello están inflamados.
    • Tos y dificultad para tragar.
    • Tos con sangre.
    • Dolor de garganta crónico.
    • Pérdida de peso sin razón aparente.

    Acude a emergencias de inmediato si presentas:

    • Pérdida súbita del habla.
    • Pérdida en la capacidad para hablar correctamente o dificultad para pronunciar bien las palabras, ya que puede ser un indicio de derrame cerebral.
    • Presentsa afonía y problemas para respirar.
    Cuándo ir al médico por afonía
  • Remedio casero para la afonía

    Mientras la condición se alivia por completo puede resultar útil hacer uso de un remedio casero que permita aliviar la irritación en la garganta y recuperar la voz de manera más rápida. Por esta razón aquí en ONsalus compartimos contigo este remedio casero para la afonía a base de miel, cebolla, sábila y jengibre. La mezcla de estos ingredientes ofrecerá un efecto antiinflamatorio natural muy potente que permitirá propiciar alivio.

    Ingredientes

    • 1 cebolla morada mediana.
    • 1 taza de cristal de sábila
    • 15 gramos o una cucharada de jengibre molido.
    • 2 cucharadas de miel.

    Pela la cebolla morada, pícala en trozos medianos. Luego, procesa en la licuadora la cebolla con todos los ingredientes y guarda el jarabe en un envase de vidrio. Toma una cucharada de este remedio natural para la afonía todos los días dos veces al día.

    Remedio casero para la afonía
  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Afonía: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre afonía: causas y tratamiento