Compartir

Ajo para la hipertensión arterial: beneficios y cómo usarlo

Por Melanie Re. Actualizado: 26 septiembre 2017
Ajo para la hipertensión arterial: beneficios y cómo usarlo

El ajo es un alimento que nunca debe faltar en el hogar debido a los grandes beneficios que ofrece. Si bien la propiedad más conocida de este alimento es su gran efecto de antibiótico natural, existen otros factores que muchas personas no conocen, por ejemplo, que es ideal para el tratamiento natural de la hipertensión arterial. Esto se debe a que posee diversos nutrientes, especialmente los aminoácidos ajoeno, la aliína y la alicina, que aportan excelentes beneficios al sistema circulatorio.

Para numerosos pacientes de hipertensión, realizar un tratamiento para esta patología con ajo y otras hierbas naturales es, sin duda, la mejor opción. Esto es gracias a que sus efectos secundarios son insignificantes a diferencia de algunos fármacos para este padecimiento. Asimismo, acompañar con ajo el consumo de medicamentos que el médico recete puede ayudar a ofrecer resultados más rápidos con menos dosis que las normales.

Si todavía no conoces mucho sobre este tema, en el siguiente artículo de ONsalus encontrarás toda la información sobre el ajo para la hipertensión arterial: beneficios y cómo usarlo.

También te puede interesar: Complicaciones de la hipertensión arterial

Beneficios del ajo para la hipertensión

El ajo ofrece numerosos beneficios para el tratamiento de la hipertensión arterial debido a que se trata de un alimento:

  • Antioxidante.
  • Vasodilatador.
  • Hipotensor.
  • Fluidificador de la sangre.
  • Con propiedades cardiotónicas.
  • Impide la formación de placa de ateroma, es decir, depósitos de grasa.
  • Disminuye los triglicéridos y el colesterol.
Ajo para la hipertensión arterial: beneficios y cómo usarlo - Beneficios del ajo para la hipertensión

¿Cómo obtener las propiedades del ajo?

Para llegar a gozar de los beneficios del ajo, es importante que los nutrientes que lo componen se conserven hasta el momento de su ingesta y, para ello, hay que tener algunas consideraciones en la preparación de los alimentos.

Los componentes principales que se necesitan adquirir son el ajoeno y la alicina. Para ello, es indispensable que se triture o corte el diente de ajo crudo y se deje por unos minutos antes de comerlo o incluirlo en las comidas, ya que estos aminoácidos se forman cuando el jugo del ajo entra en contacto con el oxígeno en el aire. Si se consume el ajo entero, no se logra adquirir la totalidad de sus propiedades, sobre todo aquellas relacionadas con la salud del sistema circulatorio.

La mejor manera de comer los dientes de ajo es crudos o cocinarlos un poco a temperaturas no muy altas, como en las cremas de verduras. Mientras que muchos de sus nutrientes se pierden si el ajo se fríe, sofríe, se asa al horno o se pone a hervir, por lo que no mantiene propiedades medicinales y solo sirve para darle sabor a las comidas.

Ajo para la hipertensión arterial: beneficios y cómo usarlo - ¿Cómo obtener las propiedades del ajo?

Jugo de ajo, una bebida natural contra la hipertensión arterial

Preparar jugo con este alimento puede ser una de las formas más eficaces de usar el ajo alimento para tratar la hipertensión arterial. Esta manera de ingerir ajo es muy deliciosa y puede ayudar, no solamente a disminuir este trastorno y los síntomas que provoca, sino también a quienes buscan perder un poco de peso debido a la alicina que contiene, que también reduce el nivel de grasa corporal. Para hacerlo, necesitas:

  • 1 diente de ajo mediano o grande.
  • 1 puñado de perejil.
  • 3 zanahorias medianas.
  • 1 rodaja de jengibre.
  • 1 manzana mediana.

Preparación

Para realizarlo, es muy sencillo. Debes lavar correctamente todos los ingredientes y pelar el ajo y las manzanas. A continuación, utiliza el procesador de alimentos con todos los ingredientes, menos con el perejil, hasta que obtengas un líquido que sea espeso y cremoso.

Finalmente, agrega este resultado a una licuadora con el perejil y licua durante algunos minutos. Bebe uno o dos vasos por día para obtener increíbles resultados en poco tiempo. Se recomienda que bebas uno por la mañana en ayunas y otro a lo largo del día, pero puedes ingerir más cantidad si lo deseas.

Salsa ajoaceite, excelente para controlar la tensión alta

Esta receta con ajo para bajar la tensión no lleva mucho tiempo en su realización y puedes servirla como acompañamiento de otros alimentos, como carnes, pescado, arroz o untarlo en el pan. Además, al ser una salsa casera, conserva los principios activos del ajo en altas cantidades, por lo que se adquiere mayores beneficios de este alimento. Su preparación incluye:

  • 2 dientes de ajo triturados o cortados.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 1 huevo o 2 cucharadas de leche entera.
  • Zumo de medio limón recién exprimido.
  • Sal.

Preparación

Inicia el procedimiento poniendo en un bol limpio el ajo, el huevo y la sal. Posteriormente, con ayuda de una batidora, tienes que ir mezclando los ingredientes a velocidad media, para ello, las cuchillas deben permanecer en el fondo de la mezcla. Sin dejar de batir, debes añadir el aceite de oliva poco a poco hasta obtener la textura espesa de tu agrado.

A manera de opción, puedes agregar un poco de zumo de limón lentamente mientras sigues batiendo la mezcla, esto para evitar que no se corte y que obtenga un mejor sabor. Es importante consumirla totalmente el día de la preparación, ya que podría descomponerse para el día siguiente aunque se haya refrigerado.

Ajo para la hipertensión arterial: beneficios y cómo usarlo - Salsa ajoaceite, excelente para controlar la tensión alta

Té de ajo, ideal para combatir la tensión alta

Beber de forma regular té de ajo puede ser otra forma muy recomendada para el tratamiento casero de la hipertensión arterial. Realizando esta bebida caliente y combinando las poderosas propiedades del ajo con otros ingredientes que lo ayudan a potenciar sus efectos, se convierte en ideal para numerosos trastornos. Para realizarlo, simplemente requieres:

  • 4 tazas de agua.
  • 5 dientes de ajo medianos.
  • El jugo de un limón.
  • 1 cucharadita de jengibre.

Preparación

Es tan sencillo de realizar como cualquier infusión. Primero, tienes que cortar o machacar los dientes de ajo y dejarlos aparte mientras pones a calentar el agua. Una vez que hierva, retíralo del fuego y añade el ajo, el jugo de un limón completo y el jengibre crudo rayado para mezclar todos los ingredientes correctamente.

Luego, cubre el contenido y déjalo reposar por los menos 20 minutos para finalmente colar y beber 4 tazas todos los días durante 7 días consecutivos; sin embargo, es recomendable que solo se consuman 2 tazas por día de manera regular para nunca dejar el tratamiento y ayudar a la hipertensión arterial de forma constante.

Otras formas de tomar ajo para la hipertensión arterial

  • Ingerir un ajo todas las mañanas en ayunas. Lo mejor es comer entre 1 o 2 dientes de ajo al día.
  • Macerar ajo con aceite de oliva, tomillo y laurel para consumir de forma habitual. El tiempo de maceración puede ser desde 1 mes hasta 6 meses.
  • Realizar una mezcla con ajo, vinagreta y albahaca para comer con pan de forma diría.
  • Agregar a sopas y ensaladas al final de la preparación y que esté previamente machacado o cortado.

Además, te recomendamos que consultes nuestro artículo Dieta para la tensión alta.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ajo para la hipertensión arterial: beneficios y cómo usarlo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sangre, corazón y circulación.

Escribir comentario sobre Ajo para la hipertensión arterial: beneficios y cómo usarlo

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Francisco Cordoba Zamora
Fantástico y el artículo
Maria
La sal en la salsa de ajo para bajar la tensión?
Melanie Re
Hola Maria, un hipertenso puede consumir hasta 4 gramos diarios de sodio; sin embargo, esto depende de cada persona y la situación de la misma, por lo que resulta indispensable seguir las recomendaciones de un profesional sobre el uso de la misma. De todas formas, recomendamos no ingerir sal hasta que un médico autorice la cantidad que él considere adecuada. Saludos!

Ajo para la hipertensión arterial: beneficios y cómo usarlo
1 de 4
Ajo para la hipertensión arterial: beneficios y cómo usarlo

Volver arriba