Compartir

Bultos debajo de la axila: causas

Valoración: 5.0 | 6 votos
Bultos debajo de la axila: causas

Sentir un bulto en cualquier parte del cuerpo es una situación que nos alarma y nos llena de angustia. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los bultos debajo de la axila no se deben a patologías graves, al punto que se cree que todos alguna vez en la vida tendremos algún tipo de protuberancia en esta zona del cuerpo. Lo primero que debes hacer es no asustarte y pensar que puede tratarse de alguna inflamación pasajera de los ganglios linfáticos, los cuales se encuentran debajo de la axila y suelen reaccionar a infecciones, bacterias y enfermedades virales.

80% de los casos en que se encuentra un bulto en la axila se trata de una afección benigna como la forunculosis, un quiste o una infección en alguna parte cercana del cuerpo. En todo caso siempre es importante reconocer qué patologías están relacionadas con la aparición de una protuberancia axilar para saber cuándo se trata de una emergencia médica y cuándo no. Como son muchas las causas de bultos debajo de la axila, en este artículo de ONsalus te decimos cuáles son.

    Índice
  1. La forunculosis
  2. Ganglios inflamados
  3. Linfomas
  4. Acumulación de grasa o lipoma
  5. Cáncer de mama
  6. Cuándo ir al médico
  • La forunculosis

    Es la principal causa de bultos debajo de la axila. Como su nombre lo dice, se trata de la inflamación de un folículo piloso. Esto ocurre debido a que la glándula que produce sudor se ha infectado debido a un vello que quedó incrustado, por lo tanto el sudor no encuentra escapatoria para ir fuera del organismo y se empieza a acumular junto con bacterias, lo cual es bastante doloroso y puede ocasionar la aparición de bultos de tamaño mediano o grande.

    Por lo general esta es una afección que el cuerpo logra sanar por sí solo, pero en ocasiones también puede ocurrir que la infección esté tan avanzada que sea necesario acudir al médico para que recete antibióticos y calmantes que ayuden a soportar el dolor. Cuando el vello resulta muy enquistado se puede necesitar una intervención simple para remover el bulto de la axila y permitir que el folículo drene correctamente el sudor.

    Si ya has tenido una forunculosis es importante que sepas que disminuir el uso de rasuradoras y preferir la depilación con cera puede servir para evitar que esto te vuelva a suceder, ya que la principal causa de esta condición es el rasurado de las axilas. Exfoliar todas las semanas tus axilas también ayudará a prevenir la forunculosis.

  • Ganglios inflamados

    En la parte baja de la axila se encuentran gran parte de los ganglios linfáticos del organismo, los cuales son los responsables de filtrar y depurar la sangre y movilizar la linfa para prevenir enfermedades. La inflamación de estos ganglios es la segunda causa más común de bultos debajo de la axila y se conoce en medicina con el nombre de linfadenitis, la cual puede aparecer cuando nuestro sistema inmune ha estado más débil de lo normal y ha dejado colar en nuestro organismo algún virus o bacteria que ha producido, por lo general, una enfermedad o infección.

    Cuando la razón del bulto en la axila es un ganglio inflamado un médico debe examinar la zona y es muy probable que decida tomar una muestra del líquido que contiene dicha protuberancia para saber qué está causando la inflamación, qué bacteria la ha causado y cuál tratamiento se debe utilizar para tratar la afección. Por lo general la punción para tomar la muestra del líquido no es dolorosa, ya que se coloca anestesia y solo se realiza un leve pinchazo.

    Hay enfermedades que inflaman los ganglios linfáticos, los cuales volverán a la normalidad cuando el cuerpo haya logrado combatir dicha patología o se reciba tratamiento para la misma. Algunas de estas condiciones pueden ser: amigdalitis, resfriados, sífilis, infecciones por E. Coli, tuberculosis,mononucleosis, SIDA, herpes y enfermedades reumáticas y autoinmunes.

    Ganglios inflamados
  • Linfomas

    Sí, aunque no es tan común como las dos causas anteriores, esta posibilidad existe. Cuando los ganglios se inflaman también puede suceder que dicha protuberancia sea una acumulación de células malignas que hayan formado un tumor. En el caso de los linfomas existen dos tipos: linfoma no Hodking y los linfoma tipo Hodking, en ambos casos la esperanza de vida es muy alta, siendo de 90% para el no Hodking y de 70% para el Hodking.

    Este tipo de cáncer también puede ocasionar bultos no dolorosos en la ingle y el cuello y síntomas como fiebre, sudoración nocturna y pérdida de peso. Para tratar los linfomas es necesario aplicar varias sesiones de quimioterapia, la cantidad exacta dependerá de la situación de cada persona. Actualmente son muchas las personas que han logrado sobrevivir a este tipo de cáncer, por lo que mantener la calma, la esperanza y el optimismo es fundamental para afrontar esta enfermedad.

    Linfomas
  • Acumulación de grasa o lipoma

    Los lipomas son protuberancias formados por una acumulación de grasa que forma un bulto uniforme y sólido. Esta afección no se infecta por lo que no presenta pus y no causa mayor malestar que una leve incomodidad, a veces solo estética. Se pueden quitar o se pueden dejar en la zona si no causan ningún tipo de molestias. En caso de que requieran ser extraídos, los lipomas se pueden eliminar a través de una cirugía o de una succión.

  • Cáncer de mama

    Las mamas se encuentran ubicadas muy cerca de las axilas, por lo cual puede ser posible que un cáncer de mama, diagnosticado o no, se haya expandido al tejido de los ganglios linfáticos ocasionando una metástasis. Sin embargo, cuando esto ocurre la persona comúnmente ha experimentado otra serie de síntomas que le han hecho acudir con anterioridad al médico, por lo que es muy poco probable que la causa primaria de un bulto debajo de la axila sea el cáncer de mama.

    Sin embargo, si una persona ha sido diagnosticada previamente con este tipo de cáncer o es sobreviviente del mismo y encuentra un bulto debajo de la axila, es importante acudir inmediatamente al médico para descartar una propagación del cáncer o el regreso del mismo.

    Cáncer de mama
  • Cuándo ir al médico

    Siempre que se encuentre un bulto debajo de la axila es importante ir al ginecólogo para que examine las mamas y los ganglios linfáticos de esta zona y pueda así determinar cuál es la causa exacta que está ocasionando la inflamación. Como las causas de bultos debajo de la axila son muchas, lo más importante mientras se espera la cita con el especialista es mantener la calma porque sin visitar al experto no hay indicio de que se trate de una condición alarmante, sobre todo si recordamos que 80% de las protuberancias en esta zona son por causa benigna.

  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Bultos debajo de la axila: causas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema inmunitario.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre bultos debajo de la axila: causas