Compartir

Capsulitis en el hombro: síntomas, causas y tratamiento

Por Manuel Alejandro Patiño, Psicólogo Clínico y psiconeuroinmunólogo. 30 junio 2017
Capsulitis en el hombro: síntomas, causas y tratamiento

Las lesiones articulares son algunas de las más molestas que puede presentar un individuo, pues no solo producen dolor, sino que implican limitaciones en el movimiento y, por ende, en sus actividades físicas rutinarias, incluso aquellas tradicionalmente simples.

Una de las afecciones más importantes a conocer y tratar adecuadamente es la capsulitis adhesiva (también llamada "hombro congelado"), la cual puede resultar en un gran impedimento, además de ser señal de otros posibles problemas de salud bastante importantes. En ONsalus explicamos qué es la capsulitis en el hombro: síntomas, causas y tratamiento.

Capsulitis adhesiva: definición

Nuestra articulación del hombro está compuesta por varios elementos principales. En cuanto a los huesos, en el hombro confluyen el húmero (viene del brazo), la clavícula y la escápula (llamada también omóplato). En cuanto a tejidos fibrilosos, tenemos al tendón del manguito del rotador y a la cápsula articular del hombro, la cual envuelve a este tendón y a toda la articulación. Por último, entre la cápsula y la articulación, encontramos a la membrana sinovial, encargada de mantener lubricada dicha zona y libre de roces.

La capsulitis adhesiva en el hombro se produce cuando esta articulación se engrosa y endurece debido a la inflamación del tejido conectivo, al punto que el movimiento comienza a verse limitado. También puede encontrarse una reducción del líquido de la membrana sinovial.

Capsulitis adhesiva en el hombro: síntomas

La capsulitis en el hombro es un proceso gradual, donde cada vez se reduce más el rango de movimiento tanto pasivo como activo de la articulación en cuestión, sumado a fuertes dolores. Obviamente, intentar mover el hombro más allá de lo que la capsulitis está permitiendo puede causar un dolor más intenso, además de forzar la articulación misma y provocar lesiones aún más graves.

Luego, llega la fase del hombro congelado, donde se hace imposible realizar cualquier movimiento. El dolor puede mantenerse, reducirse e incluso desaparecer, pero la inamovilidad de la articulación se mantendrá. La localización más frecuente de dicho dolor es en la parte exterior de dicha articulación y, en algunos casos, en el brazo o al frente.

De no tratarse, esta capsulitis puede tardar más de 6 meses o hasta un año u ocasionar problemas aún más graves. Por ejemplo, a nivel circulatorio y nervioso, además de las obvias implicaciones que pueda tener en lo laboral y cotidiano. El proceso de recuperación total llega a tomar hasta 2 años.

Capsulitis en el hombro: síntomas, causas y tratamiento - Capsulitis adhesiva en el hombro: síntomas

Causas de la capsulitis adhesiva en el hombro

Como hemos visto, lo que produce este malestar es principalmente una inflamación, que si bien muchos apuntan a que su origen es incierto o variable, en realidad hay etiologías puntualmente identificadas. Estas son:

  • Diabetes.
  • Hipertiroidismo.
  • Cambios hormonales.
  • Lesiones deportivas y accidentes.
  • Inmovilización por largos períodos (uso de férula, por ejemplo).
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Cirugías de hombro y a corazón abierto.

Además, debemos tomar en cuenta que muchos desajustes sistémicos, que a simple vista no tengan relación con la articulación del hombro, pueden estar implicados en un mayor riesgo de aparición del hombro congelado, así como de otras tendinitis e inflamaciones.

Con este tipo de desajustes sistémicos, nos referimos principalmente a la inflamación de bajo grado, donde nuestro sistema inmune se encuentra desequilibrado e inflamando continuamente, consumiendo los recursos del organismo y haciendo, así, al sujeto proclive a procesos proinflamatorios crónicos de muchos tipos, incluso a nivel muscular, o que pueden impedir una efectiva recuperación de tal afección.

Tratamiento para el hombro congelado

El tratamiento médico de la capsulitis adhesiva en el hombro puede incluir la toma de fármacos antiinflamatorios no esteroides, la administración de inyecciones de esteroides y un tratamiento de fisioterapia específico con el fin de mejorar la movilidad de la articulación afectada.

Además, es muy importante tratar también cualquier factor de riesgo, como puede ser el caso de la diabetes o los problemas de tiroides.

Capsulitis en el hombro: síntomas, causas y tratamiento - Tratamiento para el hombro congelado

Hombro congelado: ejercicios

Estiramiento pasivo para el hombro congelado

Para este ejercicio de rotación externa, agarra con la mano del hombro lesionado el marco de una puerta, a una distancia donde puedas tener tu codo en ángulo de 90º tranquilamente. Ubica el cuerpo de frente al marco, con los pies viendo hacia delante.

Desde ahí, sin soltar el marco de la puerta, gira hacia el lado opuesto al brazo que toma el marco, de tal forma que se estire el brazo.

Estirar la toalla

Toma un extremo de una toalla o paño mediano con la mano del brazo sano y llévala colgando por detrás de tu cabeza y espalda (la mano que sostiene el extremo de la toalla la colocarías por detrás de tu cabeza).

Con la mano del brazo afectado, intenta tomar el otro extremo de la toalla que queda guindando (a la altura de la espalda baja), y tira de dicho extremo tanto como puedas hacia abajo con el brazo lesionado.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Capsulitis en el hombro: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Capsulitis en el hombro: síntomas, causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Capsulitis en el hombro: síntomas, causas y tratamiento
1 de 3
Capsulitis en el hombro: síntomas, causas y tratamiento

Volver arriba