Compartir

Cómo bajar la ferritina alta

 
Cómo bajar la ferritina alta

¿Has escuchado hablar de la ferritina y quieres conocer más de esta proteína? La ferritina es muy importante en el organismo, ya que su acción contribuye a mantener los niveles de hierro en la sangre. Por distintos motivos, pueden estar aumentados los niveles de ferritina en la sangre: enfermedades del hígado, infecciones, una enfermedad genética llamada hemocromatosis y hasta algunos tipos de cáncer.

Si quieres saber cómo bajar la ferritina alta con los tratamientos y hábitos adecuados, sigue leyendo este artículo de ONsalus.

También te puede interesar: Por qué tengo la ferritina alta

Qué es la ferritina

La ferritina es una proteína que se encuentra en la sangre, cuya función es almacenar hierro. Es decir, que un análisis que la contabilice dará un panorama de cómo están las reservas de hierro en el cuerpo. Además, tiene otras funciones que en definitiva regulan la cantidad de hierro en sangre y protegen al organismo de los efectos nocivos de su exceso o falta.

Los valores normales de ferritina en sangre en personas adultas sanas son los siguientes:

  • Hombres: 24-336 microgramos/litro
  • Mujeres: 11-307 microgramos/litro

Ferritina alta: causas

La ferritina puede aumentar por varias razones, en algunos casos, también aumenta la cantidad de hierro presente en el cuerpo y en otros no.

  • Hemocromatosis: es una enfermedad en la cual aumentan considerablemente los depósitos de hierro en el cuerpo (páncreas, higado y corazón) y esto es un problema ya que causará otros trastornos como: diabetes, insuficiencia cardíaca, problemas sexuales, fallo en el páncreas, entre otros. Se trata de un trastorno genético y, por ende, los familiares de quien padezca hemocromatosis también deberían hacer una consulta médica.
  • Enfermedad en el hígado: distintos problemas crónicos en el hígado pueden disparar los niveles de ferritina en sangre.
  • Porfiria: en este caso falta una enzima, con lo cual se producen problemas en la piel y el sistema nervioso.
  • Hipertiroidismo: por la producción incrementada de la hormona tiroidea se produce en el cuerpo un aumento del metabolismo. La persona que lo padece sufrirá de calores, sequedad de la piel y el cabello, palpitaciones, nerviosismo, bajo peso a pesar de ingerir más alimentos. Además, se aumentará la cantidad de hierro en algunos casos.
  • Infecciones recientes: el padecimiento de infección o enfermedades inflamatorias en el cuerpo desencadena una serie de reacciones que, entre otras cuestiones, también aumenta la ferritina.
  • Infarto agudo de miocardio: también puede verse incrementada la cantidad de ferritina en sangre tras sufrir un ataque cardíaco.
  • Inflamación crónica: es el caso de enfermedades como la artritis reumatoide u otras que ocasionan un estado inflamatorio permanente.
  • Transfusiones de sangre: el aporte de sangre incrementará los depósitos de hierro.
  • Consumo excesivo de alcohol: el alcohol es nocivo para el hígado, su consumo produce una inflamación que hará que aumente la ferritina. Con el tiempo, el hígado puede enfermar gravemente, desencadenando por ejemplo cirrosis.
  • Ingesta de suplementos con hierro: si una persona consume más hierro del que necesita y del que puede metabolizar, este se acumulará y puede manifestarse en la sangre con un aumento de la ferritina.
  • Leucemia y algunos tipos de linfoma: el desarrollo de este tipo de células tumorales puede acompañarse del aumento de los depósitos de hierro en el cuerpo.
  • Algunos fármacos pueden alterar los niveles de ferritina: como, por ejemplo, el acetaminofén o paracetamol.

Síntomas de hiperferritinemia

Como hemos visto, son muchas las causas que pueden ocasionar que la ferritina aumente más de lo normal, con lo cual muchos síntomas serán los propios de esas enfermedades. No obstante, en líneas generales, puede sospecharse de un problema por exceso de ferritina si tienes alguno de los siguientes síntomas:

  • Cansancio, debilidad.
  • Mareos.
  • Respiración dificultosa.
  • Dolor de articulaciones.
  • Dolor abdominal frecuente.
  • Pérdida de peso.

Tratamiento médico para bajar la ferritina alta

El cuerpo tiene los medios necesarios para mantenerse sano si así se lo permitimos, existen diferentes maneras de retornar al equilibrio perdido. Por un lado, iniciar un tratamiento médico que ayude a bajar la ferritina y, por otro, cuidar los hábitos que practicamos a diario, esto último hará que la curación sea duradera y efectiva. Además, como hemos visto, la ferritina puede aumentar por diversidad de enfermedades, con lo cual si no se resuelve el problema de base, la ferritina no volverá a niveles normales.

Durante la consulta médica, se interrogará y evaluará de manera completa al paciente, ya que se debe intentar tener la mayor cantidad de información posible para llegar a un diagnóstico preciso y, por ende, a la sanación.

Pueden solicitarse diversas pruebas, seguramente, un análisis completo de laboratorio donde se estudie no solo la ferritina, sino también otros parámetros como: transferrina, glucemia, hormonas tiroideas, perfil hepático, renal, entre otros.

Entre los tratamientos que pueden proponerse para bajar la ferritina, se encuentran:

  • Extracción de sangre: periódicamente, debes someterte a la extracción de sangre, con lo cual no habrá tanto hierro circulante. Esto resuelve solo en parte el problema porque los problemas en el hígado y las articulaciones, por ejemplo, continuarán.
  • Quelación: mediante ciertos fármacos, el hierro que está excedente puede eliminarse por las heces o la orina.

Dieta para la ferritina alta

Entre las medidas más importantes que se pueden tomar para bajar la ferritina y los niveles de hierro en sangre, se encuentra la de implementar un cambio en la dieta. No se trata solo de evitar aquellos alimentos ricos en hierro, sino que es importante equilibrar de tal manera la alimentación que el cuerpo pueda ir recuperándose poco a poco hasta lograr la salud.

Alimentos a evitar

Entonces, como primera medida debes evitar los alimentos ricos en hierro: carne, pescados, hígado. Obviamente, no debes consumir suplementos vitamínicos que contengan hierro.

Como segundo paso, y muy importante, debes dejar de consumir alcohol. Es clave, como hemos visto, genera una inflamación en el hígado que no le permitirá recuperarse, además de acelerar el proceso de daño, llevando directamente camino a la cirrosis.

Otros productos nocivos para la salud son muchos de los que consumimos sin saber qué tan dañinos son y, lo peor, están en casi todos los productos procesados que compramos a diario (mermeladas, aderezos, gelatinas, galletas, cereales “supuestamente sanos”, es más si comienzas a leer las etiquetas de los alimentos que compras notarás cómo te intoxicas a diario: conservantes, colorantes, saborizantes, aceite de palma, de soja o simplemente “vegetal”, edulcorantes, endulzantes. Ni qué hablar de elementos tan dañinos como los refinados: sal, azúcar, harina de trigo blanca. Todo esto es dificultoso de metabolizar, termina acumulándose en el hígado o en tejidos grasos y sobrecarga los sistemas limpiadores del cuerpo (hígado, piel, riñones). Debido a esto, tu cuerpo está tan concentrado intentando deshacerse de todo lo que le aportas que no necesita que le es muy difícil ayudarte a resolver los problemas que se van presentando, en este caso, el mal funcionamiento del metabolismo del hierro, en otros casos, el crecimiento de células cancerosas, por ejemplo.

Alimentos para bajar la ferritina

Puedes consumir aquello para lo que tu cuerpo sí está preparado, aquello que le devolverá la salud y el bienestar:

  • Frutas y verduras (sobre todo crudas).
  • Frutos secos.
  • Semillas.
  • Fermentados (chucrut, kimchi, kombucha, por ejemplo).
  • Legumbres.
  • Miel.

Cada vez, existen más y más opciones gracias a que muchas personas están tomando conciencia de aquello que es más sano, pero también debes prestar atención, una dieta vegana o vegetariana, aunque suene sana no siempre lo es, debe ser equilibrada, evitar frituras e ingerir sobre todo alimentos integrales (que conservan la fibra, vitaminas y minerales). Ten cuidado con la gran variedad de productos de soja (leches, carnes vegetales), ya que no son fáciles de digerir y también generan toxinas que se van acumulando.

Cómo bajar la ferritina alta - Dieta para la ferritina alta

Otros consejos para bajar la ferritina de forma natural

Además de la alimentación, hay otros cambios de hábitos que pueden ayudarte a disminuir los niveles de ferritina y estar más saludable:

  • Bebe agua: el agua contiene lo necesario para mantener hidratadas las células. Evita bebidas azucaradas o con edulcorantes, puedes consumir te o café pero no de manera excesiva. Los jugos de fruta también son buena opción.
  • Realiza ejercicio: al menos 30 minutos al día son necesarios para que el cuerpo se recupere y mantenga sano. Comienza suavemente si no tienes el hábito: caminar, bailar, nadar. Luego puedes ir aumentando la intensidad o el tiempo que realizas actividad física. Te ayudará a mejorar la circulación, promueve un buen metabolismo y generará algo muy importante: bienestar.
  • Disminuye el estrés: las emociones y pensamientos negativos, la vida acelerada y desconectada de los demás, en fin, todo aquello que te aparta de tu centro y te mantiene en un estado de alerta permanente desencadena una serie de reacciones que no te ayudan a mantener tu cuerpo sano.
  • No fumes: el cigarrillo perpetúa el desequilibrio de tu cuerpo. Te intoxica y genera un estado permanente de inflamación en tus pulmones, daña tu circulación y te predispone a sufrir gran cantidad de enfermedades.
  • Duerme bien y suficiente: es un aspecto muy importante para conservar la salud. El cuerpo necesita 8 horas de sueño. Si eres de los que les cuesta, puedes intentarlo con una buena higiene del sueño, son métodos simples que te ayudarán a conciliar y mantener el sueño.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo bajar la ferritina alta, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sangre, corazón y circulación.

Bibliografía
  • Theil EC. Ferritin: the protein nanocage and iron biomineral in health and in disease. Inorg Chem. 2013;52(21):12223–12233. doi:10.1021/ic400484n
  • de Llanos R, Martínez-Garay CA, Fita-Torró J, Romero AM, Martínez-Pastor MT, Puig S. Soybean Ferritin Expression in Saccharomyces cerevisiae Modulates Iron Accumulation and Resistance to Elevated Iron Concentrations. Appl Environ Microbiol. 2016;82(10):3052–3060. Published 2016 May 2. doi:10.1128/AEM.00305-16
  • Rosário C, Zandman-Goddard G, Meyron-Holtz EG, D'Cruz DP, Shoenfeld Y. The hyperferritinemic syndrome: macrophage activation syndrome, Still's disease, septic shock and catastrophic antiphospholipid syndrome. BMC Med. 2013;11:185. Published 2013 Aug 22. doi:10.1186/1741-7015-11-185
  • Koperdanova Marianna, Cullis Jonathan O. Interpreting raised serum ferritin levels BMJ 2015; 351 :h3692

Escribir comentario sobre Cómo bajar la ferritina alta

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo bajar la ferritina alta
1 de 2
Cómo bajar la ferritina alta

Volver arriba