Compartir

Cómo curar un labio partido por golpe

 
Cómo curar un labio partido por golpe

Las heridas en los labios no son sencillas de curar. Los labios además de tratarse de tejidos laxos y delicados que tienden a sangrar e inflamarse rápidamente, son estructuras muy visibles y expuestas permanentemente a diferentes agresiones que pueden dificultar la cicatrización.

Saber cómo proceder si el sangrado es importante, conocer la mejor manera de limpiar la herida y tener los mejores consejos para cuidar tu herida los días posteriores, son solo algunos de los consejos que encontrarás en este artículo de ONsalus sobre cómo curar un labio partido por un golpe.

Por qué se hincha tanto el labio cando se lastima

Los labios son bastante delicados, no solo porque están en la cara, sino porque son estructuras llenas de vasos sanguíneos y nervios, lo cual hace que sean muy sensibles.

Al tener una vascularización importante, cualquier lesión, por pequeña que sea, suele drenar bastante líquido y se hincha rápidamente, sobre todo, cuando la lesión genera sangrado. Son tantos los pequeños capilares que hay que un pequeño corte puede sangrar bastante, incluso cuando se trata de algo superficial.

Es muy probable que una herida producida por un golpe se hinche mucho más que otra en la que solo haya un corte. Esto es debido también a que los tejidos que se encuentran allí son bastante laxos y tienden a acumular líquido.

Cómo curar un labio partido por golpe

Cuando a causa de un golpe se parte el labio, se suman los dos tipos de lesiones de los que hablamos. Por un lado, la lesión suele hincharse fácilmente por una acumulación de líquidos en su interior. Por el otro, el sangrado suele ser abundante, sobre todo, cuando el golpe es reciente.

Otro problema en esta zona es que si el golpe se asentó sobre los dientes también puede haber lesión por dentro de la boca.

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de curar un labio partido por golpe?:

Lava la herida

Si la lesión está sangrando de manera activa, lo primero que debes hacer es lavar la zona con abundante agua. Lo ideal es dejar que corra el agua e incluso hacer buches para hacer una buena limpieza por dentro de la boca.

Si el agua está fría, mejor, ya que además de limpiar va a ayudar a que los vasos sanguíneos se cierren y de esa manera el sangrado pare más rápido y fácil.

Si bien lo más importante es dejar que corra agua, también puedes aplicar algún antiséptico. Iodopovidona es una buena opción, ya que no provoca tanto ardor como el alcohol o el agua oxigenada, aunque también puedes aplicar uno de ellos.

Comprime la herida

Si después de lavar apropiadamente con agua fría aún continúa saliendo sangre, debes comprimir los tejidos. Esto ayuda a completar la coagulación que tus tejidos están intentando hacer por sí mismos.

El tiempo normal que dura la coagulación es de unos 3 minutos. Es por ello que ese es el tiempo que debes tomarte cuando comprimes adecuadamente una herida. Si lo haces por menos tiempo, es probable que la herida siga sangrando y debas comprimir otra vez.

Usa gasas en lugar de algodón

Las gasas tienden a conservarse más enteras y a no pegarse tanto como lo hace el algodón en las heridas. Por lo tanto, para comprimir es preferible que uses ese tipo de tela. Si la tela se pega a la herida, no la despegues de un tirón. Preferiblemente, deja correr agua y que se despegue sola.

Si tiras cuando la gasa o el algodón están pegados a la herida, es muy probable que también quites el coágulo y la herida empiece a sangrar profusamente otra vez.

¿Y si sangra por dentro?

Si el golpe ha hecho que la herida sea más importante en la parte interna de la boca y el sangrado no cede, puedes proceder de la siguiente manera:

  • Haz buches con agua bien fría, incluso si puedes coloca un pequeño hielo en la zona lastimada.
  • Dentro de la boca, puedes utilizar una gasa o un algodón, ya que al permanecer húmedo con la saliva es más difícil que se pegue a la herida, pero una compresión desde dentro, como suelen hacer los odontólogos u odontólogas en la consulta, es lo más apropiado para este tipo de casos.

Aplica frío

Colocar compresas, almohadillas frías, hielo (no directo) o, simplemente, agua fría es una medida muy importante que ayudará a desinflamar la zona más rápidamente. Las bajas temperaturas son fundamentales para evitar que más líquidos lleguen a la zona.

Si lo haces varias veces durante el día, tu labio volverá más fácilmente a la normalidad.

¿Y si después de todo, la herida aún sangra?

Si no has realizado una buena compresión, es posible que tu herida requiera de una revisión médica. Es probable que hagan falta un par de puntos de sutura.

Sé que no suena una opción demasiado atractiva, pero cuando una lesión no se cura apropiadamente, es posible que en su lugar se forme una cicatriz más notoria que si la herida se cura más rápido.

Si los bordes de la herida están separados uno del otro, tardará más en coagular, en cerrarse y juntará mucho tejido cicatrizal.

En cambio, si con uno o dos puntos se aproximan los bordes de la herida y tu cicatrización suele ser buena, es más posible que en el lugar no quede más que una pequeña línea, no tan notoria como una enorme cicatriz.

¿Y si hay daño en las piezas dentarias?

Esta es una consecuencia bastante común. Cuando un golpe fue tan fuerte como para partir el labio, los dientes suelen recibir un fuerte impacto.

Si notas alguna pieza dentaria un poco floja o bien una ha salido de su lugar, es importante acudir a un centro especializado en odontología.

Muchas veces en el momento se pueden dar soluciones apropiadas, ya que la vascularización de la raíz del diente es mejor cuando recién se produjo la lesión y empeora a medida que se deja pasar más tiempo.

Otros cuidados de un labio partido

Para que la herida se cure apropiadamente, no se infecte ni se forme cicatriz, deberías tener en cuenta los siguientes consejos:

Cura la herida cada día

Todos los días debes limpiar la herida suavemente. Si has consultado a una o un profesional, es importante que sigas sus indicaciones, ya que estas pueden variar de acuerdo al tipo de herida y la experiencia de cada médica o médico, si no puedes proceder de la siguiente manera:

  • Lava tus manos.
  • Toma una gasa limpia (o algodón si no tuvieras gasa).
  • Aplica sobre esa tela un antiséptico como iodopovidona o clorhexidina.
  • Limpia la herida con pequeños toquecitos, no arrastres la gasa sobre la lesión porque puedes quitar el coágulo.

Procede así los dos o tres primeros días. Si todo va bien, tras ese tiempo, puedes lavar la herida con agua y jabón neutro. Procura que no queden restos del mismo.

Después de lavar la herida, puedes aplicar alcohol para que esta se vaya secando y cure más rápido. Si cuando lo aplicas, te arde mucho es porque aún la piel no está lista para ello. Espera dos días y vuelve a intentarlo.

Repite la limpieza de la herida una vez al día por una semana. Mantener la zona limpia es fundamental para que no se infecte y cicatrice apropiadamente.

Si tienes heridas dentro de la boca

La mejor manera de curar estas lesiones es mantener la boca limpia.

Después de comer y cuando te levantes por la mañana, limpia cuidadosamente tus dientes. Del mismo modo, si debiste consultar a odontología porque estos han sufrido por el golpe, sigue las indicaciones de quien te ayudó en ese momento.

Para limpiar heridas dentro de la boca, puedes simplemente hacer buches con agua. Si quieres, puedes preparar una solución con 1/2 cucharadita de bicarbonato en una taza de agua, mezclar y hacer buches con la mezcla.

Después de varios días y si ya no hay riesgo de sangrado, puedes agregar unas gotas de agua oxigenada a la mezcla, lo cual favorece los efectos antimicrobianos.

Te sugiero evitar las soluciones con antisépticos bucales que se venden comercialmente. Estas terminan destruyendo la flora propia de la boca, tan necesaria para mantener todo en buenas condiciones.

Remedios naturales

Otra opción es utilizar un preparado con semillas de coriandro. Se prepara a razón de 1 cucharada de semillas y 6 cucharadas de agua. Se deja reposar unas 6 horas y ese líquido se usa para hacer buches. Es un excelente antiinflamatorio y antimicrobiano.

Aplicar miel sobre la lesión también es una buena opción. Ayudará a mantenerla limpia, desinflamada y a prevenir infecciones intraorales.

Evita el sol

Esto es clave a la hora de mantener en condiciones una herida en los labios y en la cara en general.

El calor hace que los tejidos se mantengan inflamados, por lo cual evitar también la cercanía con otras fuentes de calor es importante para que la zona esté desinflamada y cicatrice de manera rápida.

Por otro lado, la radiación ultravioleta del sol que pigmenta tu piel en verano hace que las cicatrices también se pigmenten, es decir, que ayuda a que se pongan oscuras y se hagan más visibles. Por lo tanto, te sugiero que evites la exposición directa, sobre todo, en los horarios de mayor radiación.

Cuando la herida ya esté bien cicatrizada, puedes cubrir tu cabeza y cara con un sombrero y también puedes aplicar protector solar para evitar esa reacción tan poco deseada.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo curar un labio partido por golpe, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Bibliografía
  • Wang PH, Huang BS, Horng HC, Yeh CC, Chen YJ. Wound healing. J Chin Med Assoc. 2018 Feb;81(2):94-101. doi: 10.1016/j.jcma.2017.11.002. Epub 2017 Nov 21. PMID: 29169897.
  • Langstein HN, Robb GL. Lip and perioral reconstruction. Clin Plast Surg. 2005 Jul;32(3):431-45, viii. doi: 10.1016/j.cps.2005.02.007. PMID: 15979481.
  • Carney BC, McKesey JP, Rosenthal DS, Shupp JW. Treatment Strategies for Hypopigmentation in the Context of Burn Hypertrophic Scars. Plast Reconstr Surg Glob Open. 2018 Jan 18;6(1):e1642. doi: 10.1097/GOX.0000000000001642. PMID: 29464168; PMCID: PMC5811298.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo curar un labio partido por golpe
Cómo curar un labio partido por golpe

Volver arriba