Heridas y lesiones

Cómo curar una herida de clavo en el pie

 
Magce Bonilla
Por Magce Bonilla. 22 marzo 2022
Cómo curar una herida de clavo en el pie

Una herida en cualquier parte del cuerpo es dolorosa, y aún más cuando son producidas por un clavo en la zona del pie. Estas lesiones, en su mayoría, son agudas y delicadas y ameritan cuidados precisos para que puedan sanar lo mejor posible.

Lastimarse el pie con un clavo de manera superficial o profunda es algo serio, puesto que, además del dolor generado, el daño pude ser significativo, ya que la naturaleza de este objeto es punzante y de un material metálico, por lo que con más facilidad puede acceder y cortar parte importante del pie.

Si te interesa saber cómo curar una herida de clavo en el pie, presta atención a este artículo de ONsalus en el que te damos las claves para actuar en este tipo de situaciones.

También te puede interesar: Cómo curar una herida abierta

Índice

  1. Qué hacer ante una herida de clavo en el pie
  2. Consejos básicos para curar una herida de clavo en el pie
  3. ¿Es más peligrosa una herida de clavo oxidado?
  4. Heridas con objetos punzantes en personas diabéticas

Qué hacer ante una herida de clavo en el pie

Si has pisado un clavo y te ha penetrado en el pie, a pesar de lo estresante que pueda ser el momento, trata de mantener la calma para evaluar el contexto y comenzar a actuar. En ocasiones, la herida puede ser minúscula y, en otras, más profunda; en cualquiera de los casos, hay que estar atentos para aplicar los primeros auxilios, puesto que es una situación de cuidado que si no tomas las medias pertinentes puede presentar inconvenientes.

Lo primordial en estos casos es acudir de inmediato al médico para que evalúe con certeza la lesión. Existe la posibilidad de que haya entrado algún microorganismo en tu cuerpo y sea peligroso para tu salud, generando alguna infección.

Si no puedes acceder de manera inmediata a la atención médica, debes tratar de iniciar la cura básica tú mismo para evitar complicaciones hasta que logres asistir al especialista y cerciorarte de que no existan infecciones de tejidos o huesos.

Consejos básicos para curar una herida de clavo en el pie

Curar una herida de clavo en alguna parte del pie puede parecer complicado, sin embargo, siguiendo ciertos pasos claves para aliviar el daño, no es mayor problema. En tal sentido, sobre la base de un estudio científico[1], es fundamental ejecutar las siguientes pautas de limpieza y desinfección:

  • La zona afectada debe limpiarse necesariamente con agua fresca y un jabón neutro, seguidamente, con agua tibia, varias veces.
  • Es importante retirar la sangre acumulada sin realizar mucha presión en la herida, ya que se puede maltratar el tejido de granulación que comienza a formarse. Asimismo, es necesario observar si el objeto punzante, en este caso el clavo, se encuentra dentro del pie o si salió inmediatamente.
  • Después de verificar que no sangra el pie, es importante aplicar una solución antiséptica 2 o 3 veces al día. Lo correcto es utilizar el mismo antiséptico todas las veces.
  • Seguidamente, se recomienda colocar una pomada antibiótica en algunos casos, particularmente, si observas enrojecimiento o hinchazón del pie.
  • Es primordial estar en constante observación para asegurarse que la herida dejó de sangrar y no existan otros problemas.
  • Si la herida continúa sangrando y hay mucho dolor, fiebre y evidencias de supuraciones, lo recomendable es acudir al médico.
Cómo curar una herida de clavo en el pie - Consejos básicos para curar una herida de clavo en el pie

¿Es más peligrosa una herida de clavo oxidado?

Independientemente de si el clavo está oxidado o no, la herida hay que atenderla inmediatamente. La particularidad está en que en el clavo oxidado hay cierta posibilidad que pueda estar alojado las esporas de la bacteria Clostridium tetani y activar un proceso infeccioso, en este caso, el tétanos. No obstante, no es lo usual, el porcentaje de probabilidad es bajo, lo importante es tratar la herida lo más pronto posible. Dependiendo de la herida, el protocolo de curación puede variar, puesto que la sintomatología en algunas ocasiones es más compleja.

Cuando la herida es leve, superficial y con poca sangre, generalmente, al limpiarla con agua, jabón y antiséptico suele sanar. Por el contrario, cuando es más profunda y manifiesta abundante sangrado, hinchazón, enrojecimiento, dolor, secreción y fiebre, es probable que el proceso de curación sea más serio y delicado, por lo que amerita supervisión médica para valorar si existe riesgo de infección.

Particularmente, ante estas situaciones, lo recomendable es colocar la vacuna antitetánica para sobrellevar con más precisión y efectividad el tratamiento. Es importante aclarar que si la persona tiene un esquema de vacunación por más de 10 años debe colocarse otra vez.

Lo fundamental es tomar en cuenta que no necesariamente una herida por clavos oxidados conlleva el tétanos. Cualquier objeto punzante, como agujas, espinas de un rosal, arañazos o mordeduras de unos animales, si están contaminados con la bacteria, puede causar la enfermedad.

Heridas con objetos punzantes en personas diabéticas

Las personas diabéticas presentan un nivel de riesgo elevado de sufrir infecciones en los tejidos blandos. Según una investigación científica[2], estos pacientes tienen 10 veces más riesgo de presentar infecciones y ser hospitalizados con respecto a las personas sin esta enfermedad. En tal sentido, una herida causada por un objeto punzante como el clavo puede ser fatal en pacientes diabéticos, manifestando heridas profundas hasta llegar al hueso.

Precisamente, por la afección en los nervios de las piernas y pies que tienen los diabéticos, además de la dificultad que manifiestan con respecto a la irrigación sanguínea en estas extremidades, es difícil y complejo su proceso de sanación. Su sistema inmunológico está afectado y, por ende, la cicatrización es más lenta.

Las personas que padecen esta enfermedad deben estar pendientes de su calzado, del cuidado de sus pies y muy atentos a cualquier eventualidad que pudiera generarles algún tipo de herida. En este último caso, lo adecuado es acudir de inmediato al médico para evitar complicaciones.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo curar una herida de clavo en el pie, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Referencias
  1. Estilita, E. El tratamiento de heridas. [Documento en Línea]. Disponible: https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-el-tratamiento-las-heridas-13094127
  2. Cifuentes, V. y Giraldo, A. (2010). Factores de riesgo para pie diabético en pacientes con diabetes mellitus tipo 2. [Documento en línea]. Disponible:https://repository.ces.edu.co/bitstream/handle/10946/1967/FACTORES%20DE%20RIESGO%20CAUSANTES%20DE%20PIE%20DIABETICO.pdf?sequence=1&isAllowed=y
Bibliografía
  • Gopar, N. Juarez-Perez, A. y col. (2015). Panoramas de heridas por objetos punzocortantes en trabajadores intrahospitalarios. [Documento en Línea]. Disponible: https://www.redalyc.org/pdf/4577/457744937017.pdf
  • Fundación Instituto Nacional de heridas. (2018). Aprenda sobre heridas. [Documento en Línea] Disponible: https://inheridas.cl/aprenda-sobre-heridas/
  • Mayo Clinic. (2021). Heridas Punzantes: Primeros auxilios. [Documento en Línea]. Disponible:https://www.mayoclinic.org/es-es/first-aid/first-aid-puncture-wounds/basics/art-20056665
  • Organización Mundial de la salud. (2018). [Documento en Línea]. Disponible: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/tetanus

¿Tienes dudas? ¿Quieres ampliar información? Pregúntale a nuestro experto

Escribir comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
Cómo curar una herida de clavo en el pie