Compartir

Derrame en el ojo por estrés: causas y tratamiento

Derrame en el ojo por estrés: causas y tratamiento

El derrame ocular, denominado también como hemorragia subconjuntival, es una situación común en las consultas oftalmológicas y consiste en una acumulación de sangre en la parte anterior del ojo. El ojo está cubierto por una membrana delgada llamada conjuntiva, la cual contiene muchos vasos sanguíneos de pequeño calibre. Cuando estos vasos se rompen, aparece una mancha roja de sangre por debajo de la conjuntiva. Es muy parecido a los moretones de la piel y tiende a crear mucha angustia en los pacientes, sin embargo, en la mayoría de los casos, es una situación inofensiva que no causa dolor ni debe afectar a tu visión. Este enrojecimiento ocular espontáneo algunas veces no tiene un origen preciso y sus causas son variadas.

¿Puede el estrés ser una de las causas de hemorragia subconjuntival? Te invito a continuar leyendo este artículo de ONsalus para descubrirlo, en el que te hablaremos sobre el derrame en el ojo por estrés: causas y tratamiento.

También te puede interesar: Derrame ocular: causas y tratamiento

Causas de derrame ocular

La hemorragia subconjutival, también llamada hiposfagma, puede aparecer debido a muchos factores y no tiene síntomas específicos. El enrojecimiento comúnmente se localiza por debajo de la conjuntiva, del lado contrario a la nariz.

Es ocasionado, principalmente, por aumentos repentinos de la presión arterial y algunos de los principales factores de riesgo son:

  • Traumatismos oculares, como recibir golpes directos en el ojo o, simplemente, cuando los frotas con fuerza.
  • Presencia o roce de algún cuerpo extraño dentro del ojo.
  • Esfuerzos bruscos, incluyendo levantar pesos excesivos, toser, vomitar o estornudar.
  • Enfermedades que cursen con alteraciones de la coagulación de la sangre.
  • Inflamación aguda de la conjuntiva por virus o bacterias.
  • Hipertensión arterial.
  • Ejercicios que ocasionen congestión venosa repentina hacia la cabeza, como el levantamiento de pesas.
  • Diabetes mellitus complicada con retinopatía diabética (es una alteración de los vasos sanguíneos de la retina por niveles altos de azúcar).
  • Usar lentes de contacto.
  • Medicamentos como la aspirina, heparina, clopidogrel o warfarina que tienen efectos en los mecanismos de formación de coágulos sanguíneos.
  • Cirugías oculares o de nariz en sus postoperatorios.
  • Con menos frecuencia, pueden ser ocasionados por tumores oculares malignos o amiloidosis ocular.

Estas son las causas más habituales pero, respondiendo la pregunta anterior, podemos decir que el estrés no es reconocido en la literatura médica como causa de derrame ocular. No obstante, sí es un desencadenante que puede elevar tu presión arterial, la cual es una de las enfermedades vasculares sistémicas más comunes en personas de la tercera edad que ocasiona esta afección, como lo describen en el siguiente estudio publicado en la Journal of Clinical Ophthalmology1.

Derrame en el ojo por estrés: causas y tratamiento - Causas de derrame ocular

Síntomas de derrame en el ojo

El derrame ocular, generalmente, no presenta síntomas previos, el primer signo que notarás será la mancha roja en la parte blanca del ojo (esclerótica) cuando te mires en el espejo.

No causa daños en el ojo ni problemas de la visión. Ocurre en un solo lado en la mayoría de los pacientes y se tiende a localizar del lado nasal.

Puede ser posible sentir incomodidad en el ojo, pero no es lo común, si tienes otros signos o síntomas quizás se trate de otro problema y lo recomendable es que acudas al médico.

Tratamiento del derrame en el ojo por estrés

Estas manchas de sangre en el ojo pueden alarmar a los pacientes, pero la buena noticia es que, si tienes un derrame en el ojo, será algo temporal y casi siempre es benigno, no ocasiona problemas en la visión y solo genera incomodidad estética.

Lo normal es que no requiera tratamiento, ya que la hemorragia se reabsorbe y desaparece por sí sola. Esto puede tardar de 2 a 3 semanas dependiendo del tamaño.

Durante ese tiempo, observarás que la mancha ocular cambia de color entre rojo a marrón y, posteriormente, a amarillo, son fases normales del proceso. Hasta la actualidad no existe ningún medicamento aprobado para curar un derrame ocular. Si además tienes el ojo irritado, te pueden indicar lagrimas artificiales para lubricarlo.

Algunas recomendaciones a tener en cuenta en el tratamiento de un derrame en el ojo son:

  • Aunque la hemorragia subconjuntival no tiene tratamiento, si el derrame en el ojo es recurrente o persiste, debes acudir al médico para una evaluación completa, incluyendo pruebas de coagulación, determinar factores de riesgo en ti y descartar crisis hipertensivas.
  • Si tienes alguna enfermedad hematológica, es recomendable que evites usar lentes de contacto y ante cualquier complicación, debes acudir al oftalmólogo (médico especialista en el ojo). Él te examinará y medicará correctamente.
  • En caso de tener hipertensión arterial, recuerda mantenerla vigilada y tomar tus fármacos previa indicación médica.
  • Estos episodios pueden ser repetitivos en algunos pacientes o iniciar de forma espontánea sin ninguna causa aparente, no cursan con dolor ni pérdida de la visión, en caso de que tengas algunos de estos síntomas, acude inmediatamente con un especialista.
  • Las personas que toman anticoagulantes pueden presentar manchas más grandes y tardan mucho más tiempo en desaparecer.
Derrame en el ojo por estrés: causas y tratamiento - Tratamiento del derrame en el ojo por estrés

Cómo prevenir el derrame ocular por estrés

El estrés no es una causa directa de hemorragia subconjuntival, pero sí es un factor de riesgo que puede incrementar la presión arterial2, por eso, te recomendamos seguir estás sugerencias para prevenir el derrame ocular por estrés:

  • Si vives constantemente estresado y, además, tienes problemas de presión arterial, debes mantenerla controlada tomando tus antihipertensivos para evitar que la tensión se eleve.
  • Evita frotar fuertemente tus ojos.
  • Disminuye los esfuerzos físicos excesivos que puedan romper los pequeños vasos sanguíneos del ojo.
  • Cuando te sientas bajo estrés, libera las tensiones musculares, puedes hacer ejercicio como caminar o nadar.
  • Descansa lo suficiente para que tu cuerpo y mente se mantengan sanos.
  • Practica técnicas de relajación como la meditación, las respiraciones profundas o el yoga.

En el siguiente artículo, puedes ver más consejos para reducir el estrés.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Derrame en el ojo por estrés: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ojos y visión.

Referencias
  1. Tarlan, B., & Kiratli, H. (2013). Subconjunctival hemorrhage: risk factors and potential indicators. Clinical ophthalmology (Auckland, NZ), 7, 1163.
  2. Molerio Pérez, O., Arce González, M. A., Otero Ramos, I., & Nieves Achón, Z. (2005). El estrés como factor de riesgo de la hipertensión arterial esencial. Revista Cubana de Higiene y Epidemiología, 43(1), 0-0.

Escribir comentario sobre Derrame en el ojo por estrés: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Karelis Rodríguez
Una vez más, excelente todo el artículo, muy complacida con la información suministrada. Mejor explicado IMPOSIBLE, gracias....
Su valoración:
Nata
Muy complacida con la información

Derrame en el ojo por estrés: causas y tratamiento
1 de 3
Derrame en el ojo por estrés: causas y tratamiento

Volver arriba