Compartir

Diferencias entre demencia senil y Alzheimer

Por Melanie Re. Actualizado: 6 marzo 2018
Diferencias entre demencia senil y Alzheimer

Si bien gracias a los avances tecnológicos y médicos ha aumentado considerablemente el pronóstico de vida para las personas, existen ciertas contras debido a la aparición de diversas alteraciones que se pueden sufrir por la cantidad de años vividos. Entre las mismas se destacan los trastornos que afectan a la memoria, de los cuales los más conocidos se encuentran la demencia senil y el Alzheimer.

Ambas alteraciones son síndromes que afectan al cerebro debido a su deterioro y provocan un gran cambio en funciones esenciales como la razón y la memoria, además de presentar algunos síntomas similares que pueden hacer creer que se trata de la misma patología, pero esto no es así. En ocasiones puede ser difícil distinguirlas y es necesario que el especialista realice una serie de pruebas para determinar el tipo de enfermedad neurodegenerativa que se padece. Mientras tanto, en el siguiente artículo de ONsalus queremos que conozcas las principales diferencias entre demencia senil y Alzheimer.

También te puede interesar: Alzheimer: causas, síntomas y fases

Qué significa demencia senil

Se conoce con el término demencia senil a un trastorno que provoca el deterioro de diversas capacidades del funcionamiento intelectual junto con la memoria y el razonamiento. El grado de esta alteración puede ser parcial o completa y se caracteriza por ser una patología que afecta diversas partes del cerebro relacionadas a la percepción, el lenguaje, el juicio, entre otros síntomas causados por una inexistente comunicación entre las células nerviosas. Es por todo lo anterior que los pacientes de esta enfermedad se encuentran con dificultades en la vida cotidiana y, en fases avanzadas, se convierten en personas totalmente dependientes.

Si bien se trata de una alteración que generalmente se sufre por edad avanzada, dicho deterioro no diferencia sexo o edad, por lo que cualquiera puede sufrirla y, a causa de esto, la etiología de la misma se ha visto modificada en la actualidad; sin embargo, el término demencia senil es utilizado sólo para quienes se ven afectados luego de los 65 años de vida, mientras que en otros casos simplemente es considerado demencia.

Entre los síntomas más comunes de la demencia senil se destaca:

  • El desgaste de las habilidades sociales.
  • Los cambios en la personalidad del paciente.
  • Dificultades para recordar nombres de objetos comunes,.
  • Problemas para memorizar.
  • Pérdida de la capacidad de juicio por lo que no es capaz de darse cuenta si sus acciones son peligrosas.
  • Trastornos en la etapa de sueño debido a que comienzan con delirios o alucinaciones.
Diferencias entre demencia senil y Alzheimer - Qué significa demencia senil

Qué es la enfermedad de Alzheimer

La enfermedad conocida con el nombre de Alzheimer es una alteración cerebral que ocasiona diversos problemas con la forma de pensar, la memoria y el carácter. Se trata de la forma más frecuente de demencia, ya que representa entre el 60 y 80% de todos los casos. Esta patología neurodegenerativa tiene un curso progresivo e insidioso con causas todavía desconocidas, pero se encuentran implicados factores tales como la genética y diversas lesiones cerebrales.

El Alzheimer puede aparecer en edades mucho más tempranas que la demencia senil y la sintomatología empeora a medida que la enfermedad avanza, por lo que puede implicar la muerte del paciente en algunos casos. A pesar de tener muchas similitudes, existen algunas diferencias que detallaremos a continuación entre la demencia senil y el Alzheimer.

Diferencias entre demencia senil y Alzheimer - Qué es la enfermedad de Alzheimer

Cuál es la diferencia entre Alzheimer y demencia senil

Tanto la demencia senil y el Alzheimer son enfermedades que están categorizadas como neurológicas y, al mismo tiempo, ambas son irreversibles y degenerativas, haciendo que el paciente no pueda volver a su estado normal revirtiendo los daños bajo ningún tipo de tratamiento, sin embargo, la diferencia principal radica en que el Alzheimer puede llevar a provocar el fallecimiento del paciente a causa del gran deterioro, mientras que quienes sufren de demencia senil pueden seguir viviendo con esta patología por el resto de su vida.

Otra de las grandes diferencias entre la demencia senil y el Alzheimer es que no se conoce la causa de esta última, mientras que la demencia senil puede tener como principales causas:

  • La edad.
  • El consumo de drogas.
  • Haber sufrido tumores.
  • Fuertes infecciones.
  • Patologías como la enfermedad de Parkinson o similares.

Por otra parte, los pacientes de Alzheimer y demencia senil cuentan con la misma percepción sobre la realidad, aunque los síntomas pueden variar dependiendo del estado en el que se encuentre la patología. Es por esto que, si bien ambos trastornos se encuentran englobados en el término de demencia, las características y los síntomas hacen que ambas se diferencien.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Diferencias entre demencia senil y Alzheimer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desórdenes mentales.

Escribir comentario sobre Diferencias entre demencia senil y Alzheimer

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Alexis wong
El alzahimer le hace desarrollar psicosis tan fuerte como que ir al baño 20 veces al día y noche hacer de sus necesidades un verdadera batalla campal, esto no se difunde en los textos claramente y es lo más común en el comportamiento
Melanie Re
Hola Alexis, gracias por tu aclaración; sin embargo, la demencia senil cuenta con síntomas muy similares a los que describes y es por esto que el artículo se basa, principalmente, en las diferencias entre ambas patologías. Saludos!

Diferencias entre demencia senil y Alzheimer
1 de 3
Diferencias entre demencia senil y Alzheimer

Volver arriba