menu
Compartir

Dolor en el dedo meñique del pie: causas y tratamiento

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 15 julio 2021
Dolor en el dedo meñique del pie: causas y tratamiento

El dedo meñique del pie al sufrir una lesión o traumatismo puede provocar un mayor dolor debido a su ubicación en la parte externa del pie. Es esta ubicación la que lo convierte en el más propenso a sufrir este tipo de alteraciones.

Las lesiones en el dedo pequeño del pie pueden estar causadas por diferentes razones, como el uso de zapatos ajustados, una fractura, un defecto óseo, un esguince, entre otras. A continuación, en este artículo de ONsalus, explicamos con detalles cuáles son todas las causas del dolor en el dedo meñique del pie y su tratamiento.

También te puede interesar: Por qué me duele el dedo gordo del pie

Traumatismo

Un golpe directo y fuerte tanto en el pie como en el dedo meñique puede causar una importante lesión al provocar una herida que puede estar abierta o no. Esto a su vez provoca dolor, deformación e incapacidad para deambular hasta el punto de no poder permanecer de pie.

Tratamiento

Si este es tu caso, debes acudir al médico para que te realicen una radiografía del dedo y comprueben el tipo de trauma que presentas para, posteriormente, iniciar el tratamiento.

Si no existe fractura, el médico te recomendará el uso de una bota para caminar o un yeso para los huesos del dedo meñique mientras ocurre la sanación.

En cambio, cuando se trate de una ruptura, el médico decidirá entablillar el dedo meñique para mantenerlo en su lugar.

Fractura del dedo meñique por sobrecarga

Este tipo de fractura es causada por un estrés repetitivo en el dedo meñique del pie o un uso excesivo del mismo. En algunas ocasiones, actividades de alto impacto que impliquen correr y saltar pueden generar esta alteración.

El síntoma característico es el dolor, además de la hinchazón del dedo meñique y del pie.

Tratamiento

Este debe iniciarse de forma inmediata para evitar que la fractura empeore:

  • Hacer reposo.
  • Aplicar hielo o compresas frías varias veces al día.
  • Hacer compresión por medio de un vendaje en la zona.
  • Mantener el pie elevado por encima del pecho.

El especialista indicará analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos como ibuprofeno.

Dolor en el dedo meñique del pie: causas y tratamiento - Fractura del dedo meñique por sobrecarga

Dislocación

Si te golpeas o estiras demasiado el dedo meñique hacia atrás, puedes separar un hueso del otro, lo cual se conoce como dislocación.

Esta situación sucede con frecuencia entre deportistas y personas mayores de 65 años. Lo característico de esta lesión es el dolor al mover el dedo, la torsión y la hinchazón.

Tratamiento

En un inicio, el médico indicará una radiografía para corroborar el diagnóstico y será el encargado de colocar el hueso dislocado en su lugar manualmente. Esta maniobra se realiza bajo anestesia local para que no sientas dolor.

Luego, deberás usar un vendaje elástico, una férula, un yeso o una bota para caminar. Con esto, se mantendrá el hueso alineado mientras sana.

En algunos casos, será necesario recurrir a una cirugía para colocar el hueso dislocado en su posición.

Esguince

El esguince es producto de una lesión en el ligamento, el cual se daña por estirarse demasiado. Al igual que un traumatismo, puede provocar una fractura en el dedo meñique del pie y se caracteriza por provocar dolor, hinchazón y la aparición de un hematoma.

Tratamiento

Este va a depender de la gravedad de la lesión:

  • Si el esguince es grado I donde se presenta mínimo dolor acompañado de pérdida de función, este sana por sí solo.
  • Cuando es un esguince grado II, el dolor es moderado y la carga de peso limitada. En este caso, el médico recomendará el uso de una bota para caminar.
  • En el esguince grado III, el dolor es intenso por lo que no permite poner peso en ese dedo. En esta situación, se recomienda tomar analgésicos y antiinflamatorios, además de mantener reposo por 15 a 21 días.

Juanete de sastre

Es una deformidad en forma de protuberancia que se produce en el quinto hueso metatarsiano, en la base del dedo meñique del pie. Se le llama de esta manera porque los sastres tenían fama de realizar su trabajo sentados con las piernas cruzadas, con la parte exterior de sus dedos pequeños clavándose en el suelo.

Los juanetes son muy dolorosos, razón por la cual ocasionan grandes molestias.

Tratamiento

Lo primero que recomendará el médico es el uso de zapatos de una talla adecuada. Es aconsejable un calzado que tenga la punta ancha además de un tacón con una altura manejable. En este sentido, se recomienda el uso de plantillas ortopédicas.

Tomando en cuenta la sintomatología que presente el paciente, se indicará la inyección de corticosteroides para que disminuya la inflamación.

En caso de no lograr mejoría, el especialista indicará cirugía para eliminar el juanete.

Deformidad del dedo meñique

Un movimiento o una postura inadecuados puede generar presión sobre los pies y ocasionar cambios en los dedos como:

  • Dedo en martillo: este se hace evidente cuando el dedo se dobla hacia abajo en vez de hacerlo hacia adelante.
  • Dedo en garra: en este caso, el dedo meñique se dobla en una posición similar a una garra. Puede estar presente desde el nacimiento o puede desarrollarse como consecuencia de enfermedades como la diabetes.

Ambas deformidades son muy dolorosas, pueden desarrollar callosidades, así como ampollas.

Tratamiento

Para el tratamiento de ambas deformidades, el traumatólogo recomendará el uso de una férula o de un vendaje para mantener el dedo meñique en una posición adecuada.

En el caso del dedo en garra, el médico indicará la realización de ejercicios para mantener el dedo flexible.

Si no mejora con las anteriores sugerencias, el especialista propondrá una cirugía para hacer la debida corrección.

Callosidades

Las callosidades que se forman en los dedos del pie son consecuencia de la fricción que genera el uso constante de zapatos ajustados o demasiado grandes.

Tratamiento

Los callos en el dedo meñique se pueden curar solos una vez que se deja de tener fricción con lo que lo causó. Lo primero es usar un calzado que se ajuste correctamente al pie. Para ello, recomendable visitar al podólogo para eliminar la dureza de la piel donde se encuentra la callosidad.

Uso de tacones

El uso diario de tacones es una de las causas más comunes de dolor en el dedo meñique de los pies.

En este caso, para aliviar el dolor solo basta con dejar de utilizar esos zapatos causantes del dolor y optar por otros más bajos y que, sobre todo, no aprieten ni opriman la parte delantera del pie. Es muy importante elegir unos zapatos que se adapten bien a los pies, que los dedos cuenten con el espacio suficiente dentro de ellos y puedas moverlos con facilidad.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Dolor en el dedo meñique del pie: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Bibliografía
  • Buckup, K., & Buckup, J. (2019). Pruebas clínicas para patología ósea, articular y muscular: exploraciones, signos y síntomas. Elsevier.
  • Moya, S. (2000). Malformaciones congénitas del pie y pie plano. Revista chilena de pediatría, 71(3), 243-245.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Dolor en el dedo meñique del pie: causas y tratamiento
1 de 2
Dolor en el dedo meñique del pie: causas y tratamiento

Volver arriba